Es noticia
Menú
El Consejo de la Abogacía repartió 800.000 € en dietas y viajes en el año del confinamiento
  1. Jurídico
Polémica por los gastos del CGAE

El Consejo de la Abogacía repartió 800.000 € en dietas y viajes en el año del confinamiento

La partida prevista para dietas a comienzo de 2020, de 624.000 euros, se distribuyó al 98% a pesar de que muchas de las reuniones fueron telemáticas. Las dietas por pleno se dispararon un 65%

Foto: Victoria Ortega, presidenta del CGAE, en la Comisión de Justicia del Congreso en octubre de 2020. (EFE/Pool/Zipi)
Victoria Ortega, presidenta del CGAE, en la Comisión de Justicia del Congreso en octubre de 2020. (EFE/Pool/Zipi)

En 2020, año del estallido de la pandemia, los miembros del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) se repartieron, entre dietas y viajes, casi 800.000 euros. Ello, a pesar de que un número importante de las reuniones que mantuvieron los órganos de la institución a partir de marzo —mes en el que se decretó el primer confinamiento— se celebraron de forma total o parcialmente telemática. Así consta en las cuentas de la institución de dicho ejercicio, de las que se desprende que, incluso en el contexto provocado por el covid, presidencia, decanos y consejeros apenas sufrieron una merma de sus ingresos por este concepto: de los 624.329 euros presupuestados, fueron distribuidos 609.465 euros, lo que representa el 97,6%.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

La partida que sí sufrió una notable reducción frente a lo previsto fue la destinada a desplazamientos. El presupuesto del Consejo previó para este fin 587.525 euros (su elaboración es previa a la crisis del covid), mientras que lo efectivamente ejecutado fue de 184.411 euros, un 68,6% menos. Un descenso, no obstante, inevitable e impuesto por las restricciones de movilidad que estuvieron vigentes durante los seis meses de los estados de alarma, y por el temor y las reticencias de muchos decanos y consejeros a desplazarse presencialmente a Madrid, toda vez que se había habilitado un sistema telemático para las reuniones.

Especialmente llamativo es el incremento del gasto en dietas correspondientes al pleno del CGAE, que se disparó en un 65,2% frente a lo previsto para dicho ejercicio. Se presupuestaron 158.016 euros (la primera columna en la imagen); sin embargo, el gasto al final del año se elevó a 261.104 euros (la segunda columna).

placeholder Partidas de dietas y viajes de las cuentas del CGAE de 2020.
Partidas de dietas y viajes de las cuentas del CGAE de 2020.

¿A qué se debe dicho incremento? Es difícil de explicar con la información disponible en el portal de transparencia de la institución, puesto que, según las actas que se difunden tras la reunión de dicho órgano, solo se celebraron nueve plenos a lo largo de todo el año, promedio habitual en el CGAE (puede consultar aquí todas las actas de los plenos del CGAE del ejercicio 2020). ¿Hubo plenos de los que no se ha informado a través de las actas? Solo en uno de los documentos de ese ejercicio, el 'Informe de actividad de las comisiones ordinarias' (que puede consultar aquí), se hace referencia a un supuesto pleno fechado el 22 de noviembre de 2020 del que no hay constancia de su celebración en ningún sitio (quizás al redactar el informe confundieron la fecha con el 20 de noviembre). Por lo demás, no hay ninguna otra referencia a más reuniones de dicho órgano.

Hay distintas versiones sobre si recibe dieta quien asiste al pleno 'online', pero eso no disipa la duda de por qué aumentó el gasto un 65%

El incremento del gasto resulta aún más chocante porque, como aseguran fuentes del CGAE, los decanos y consejeros que se conectan por videoconferencia a los plenos nunca han percibido dieta por ello. Lo cual plantea la duda, entonces, de cuánto se cobró en concepto de dieta por la asistencia a dicho órgano, pues de los nueve plenos de los que hay constancia en 2020, las actas señalan que se celebraron de forma íntegramente telemática tres: el del 26 de abril (puede consultar aquí el acta); el del 5 de mayo (aquí su acta), y el del 8 de mayo (aquí su acta). Y tuvieron lugar de forma híbrida cuatro: el del 10 de julio (en este caso, el acta no especifica cuántos asistieron presenciales y cuántos 'online'); el del 2 de octubre (según el acta, con solo ocho asistentes presenciales); el del 20 de noviembre (con 22 asistentes presenciales, según el acta), y el del 11 de diciembre (al cual asistieron presencialmente 44 miembros). Si solo cobraron los que estuvieron físicamente, la dieta debió ser elevadísima.

Otras fuentes, en cambio, discuten que no se cobraran dietas por la asistencia telemática durante los primeros meses de la pandemia, y señalan que la decisión de eliminar las dietas por la presencia virtual de decanos y consejeros fue posterior. El Confidencial consultó ayer por la tarde formalmente al CGAE por este aspecto del régimen de dietas, que no es público, sin que al cierre de esta edición haya recibido respuesta al respecto.

Foto: La presidenta del CGAE, Victoria Ortega (a la izquierda), y la ministra de Justicia, Pilar Llop (derecha), en Bilbao. (EFE/Luis Tejido)

En todo caso, la cuestión de la asistencia 'online' no disipa la duda sobre la razón del incremento del 65% de la partida de dietas fruto de las reuniones del pleno en 2020. Al año siguiente, por ejemplo, las reuniones del órgano fueron las mismas, nueve (como puede verse según el número de actas), y, sin embargo, el gasto en dietas fue sustancialmente menor: 191.427 euros, un 26,7% menos que en 2020, teniendo en cuenta que en 2021 la presencialidad fue mucho mayor. [En la imagen, la primera columna corresponde al gasto presupuestado y la segunda, al gasto ejecutado]

placeholder Partidas de dietas y viajes de las cuentas del CGAE de 2021.
Partidas de dietas y viajes de las cuentas del CGAE de 2021.

Al no ser transparente el régimen de dietas y viajes del CGAE, resulta imposible saber si es que durante el primer año de la pandemia se produjo una variación al alza en la cuantía de las dietas. Una decisión, no obstante, que chocaría con la menor exigencia o desgaste que supone la asistencia telemática a las reuniones y, sobre todo, con la situación general de la abogacía, que vivía con angustia el impacto que la pandemia tendría en la profesión. Una preocupación que fue especialmente elevada durante los meses del confinamiento, en que juzgados y tribunales permanecieron cerrados, y en los meses consiguientes, en que se vaticinaba una profunda crisis económica que, finalmente, no llegó.

En todo caso, resulta llamativo que, en lo más duro del covid, desde el CGAE no se adoptara ninguna medida de contención general y voluntaria en el gasto en dietas y viajes: las primeras se repartieron al 97% de lo presupuestado y los segundos solo se redujeron en la medida en que lo impusieron las restricciones sanitarias y la movilidad que adoptaron las administraciones públicas.

Un melón abierto por los decanos de Galicia

Los primeros en poner el foco sobre el gasto en dietas y viajes del CGAE fueron los siete decanos de Galicia. Como desveló El Confidencial, el pasado 21 de abril remitieron una carta al Consejo solicitando que se redujera el número de comisiones y subcomisiones, así como los miembros que las componen, para reducir el impacto que dichas partidas tienen sobre las cuentas de la institución. Según los firmantes, muchas de las reuniones que celebran dichos órganos son "innecesarias o reiterativas", y la presencia de más de 20 miembros en alguna de ellas es del todo ineficiente. Además, los decanos también pedían la celebración de menos eventos porque, en muchas ocasiones, "tan solo sirven para confraternizar, generalmente siempre [con] los mismos asistentes".

La razón de la misiva, como explicaban los siete firmantes, es la situación financiera del CGAE que, "año tras año y desde hace tiempo, viene dando resultados económicos negativos", lo que ha provocado, subrayaban, que hayan imputado a las reservas más de tres millones de euros en los últimos siete años. En 2021, las pérdidas que registró la institución fueron de 1.253.095 euros.

La carta pedía eliminar comisiones "innecesarias o reiterativas" y reducir eventos porque muchos "tan solo sirven para confraternizar"

Para reducir "la tendencia deficitaria" del Consejo, los decanos de los colegios gallegos proponían, entre otras medidas, reducir el gasto en dietas y viajes a través de una revisión de las comisiones, subcomisiones y sus miembros, así como el número de eventos. Según el presupuesto del CGAE para 2022, ambas partidas representan el 10,11% del total previsto por la organización: 1.213.287 euros (720.028 correspondientes a dietas y 493.250 a desplazamientos) de 11.993.919 euros.

El CGAE, tras ser preguntado por este diario, no detalló si la propuesta de los decanos había sido abordada en los dos plenos posteriores celebrados tras la carta y, según la redacción de las actas, tampoco consta que el organismo haya debatido sobre el asunto ni adoptado ninguna decisión al respecto. Hay que recordar que la principal fuente de financiación del Consejo son las cuotas obligatorias que abonan los colegiados, de las cuales, 39,17 euros anuales se destinan a la institución. Del total de los ingresos presupuestaos por el CGAE, las cuotas representan el 84,8% (datos del ejercicio 2022).

En 2020, año del estallido de la pandemia, los miembros del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) se repartieron, entre dietas y viajes, casi 800.000 euros. Ello, a pesar de que un número importante de las reuniones que mantuvieron los órganos de la institución a partir de marzo —mes en el que se decretó el primer confinamiento— se celebraron de forma total o parcialmente telemática. Así consta en las cuentas de la institución de dicho ejercicio, de las que se desprende que, incluso en el contexto provocado por el covid, presidencia, decanos y consejeros apenas sufrieron una merma de sus ingresos por este concepto: de los 624.329 euros presupuestados, fueron distribuidos 609.465 euros, lo que representa el 97,6%.

Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) Pandemia Dietas Viajes
El redactor recomienda