Es noticia
Menú
Reclama 'online' y paga solo si ganas: así funciona In99, el nuevo Reclamador
  1. Jurídico
SE LLEVAN ENTRE EL 15-25% DEL TOTAL

Reclama 'online' y paga solo si ganas: así funciona In99, el nuevo Reclamador

La plataforma presume de identificar las posibles indemnizaciones a las que tienen derecho los usuarios en menos de 99 segundos y promete cobrar únicamente en caso de éxito

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"¿Y si recuperas dinero que no esperabas? Es normal que no sepas todo lo que puedes reclamar. Con unas sencillas preguntas lo descubrirás en menos de 99 segundos". Esta es una de las promesas que lanza In99, una plataforma enfocada en identificar posibles clientes y canalizar sus reclamaciones de manera "sencilla, cómoda y asequible". Para ello, la web hace un examen a los usuarios en el que, a través de varias preguntas, verifica si tienen derecho a exigir alguna indemnización. Tras esto, ofrece la posibilidad de llevar su demanda. Entre sus reclamos, presumen de que el cliente solo pagará por los servicios si su asunto termina en éxito y nunca tendrá que afrontar costes extra en caso de perder el litigio. A cambio, la plataforma se queda un porcentaje. En algunos supuestos, incluso, permiten anticipar la cuantía a fondo perdido. "Reclamar nunca ha sido tan fácil", insisten.

El perfil de cliente es, principalmente, el de un ciudadano individual, aunque también tienen encaje empresas de pequeño y mediano tamaño. El precio del servicio varía en cada caso, aunque la proporción suele girar en torno al 15-25%. En los asuntos de mayor complejidad que exigen mayores medios (por ejemplo, un perito que evalúe los daños o un procurador), puede haber cargos adicionales de entre 300 y 400 euros. Asimismo, y en caso de ganar el pleito, la entidad se queda con los intereses y las costas judiciales, si es que el juez las impone.

Foto: Tráfico en la entrada a Madrid por la A-5 al término de las vacaciones de Navidad. (EFE/Mariscal)

Los servicios que ofrecen son variados y abarcan desde reclamaciones a compañías aéreas —por retrasos en vuelos o pérdidas de equipaje— hasta indemnizaciones por accidentes de tráfico. En la actualidad, están promocionando muy activamente tres campañas: el cartel de coches, las tarjetas 'revolving' y las reclamaciones a entidades bancarias por hipotecas abusivas. "Continuamente estudiamos nuevas áreas", detalla Dimas Cuesta, abogado y cofundador de la plataforma. Una labor que define como cuidadosa, ya que al trabajar a éxito, solo eligen aquellas causas que ya tengan un claro recorrido judicial y hayan sido validadas por el Tribunal Supremo. Esa seguridad, aclara, les permite hacerse cargo de las costas "en el caso improbable de que se desestime una demanda".

placeholder Pantallazo de la página web de In99.
Pantallazo de la página web de In99.

Por regla general, evitan las demandas colectivas. "Lo hemos hecho en dos ocasiones y el resultado ha sido bueno. Pero lo vemos como una excepción y solo cuando encaja", puntualiza Cuesta. El motivo, agrega, es evitar que el cliente tenga que esperar demasiado para obtener una respuesta a su litigio. "En lo que tardas en reunir todas las demandas pueden pasar varios años, y para el cliente eso no es agradable. Nuestro objetivo es que, desde que recibimos el encargo y todos los documentos necesarios hasta presentar el caso ante el juzgado, no pasen más de seis días", indica.

Pasividad a la hora de reclamar

In99 nace como resultado de la fusión entre dos 'startups': Legalbono y Wold Legal Advisers. Al frente del proyecto se encuentran dos empresarios malagueños: José Antonio Romero Villalobos y Cuesta, cabeza visible del proyecto y abogado de profesión con 20 años de experiencia. La idea de montar la plataforma rondaba su cabeza desde hace tiempo. "A lo largo de mi carrera, me di cuenta de que, en general, la gente no es consciente de sus derechos para reclamar. Y las pocas personas que sí lo saben, muchas veces rechazan hacerlo porque lo ven como un proceso muy caro, lento, burocrático y estresante", describe.

En general, la gente no conoce sus derechos para reclamar. Y los que sí, rechazan hacerlo porque lo ven como un proceso caro, lento y estresante

Un cóctel de factores, explica, que desemboca en que los afectados por prácticas desleales o abusivas, ya sean individuos o empresas, apenas acudan a los tribunales a reivindicar sus derechos. "Los índices en temas de competencia, por ejemplo, son extremadamente bajos. Al final, esto incentiva que haya empresas que infringen las leyes porque les sale rentable", razona. Recientemente, la compañía ha cerrado un acuerdo de financiación 'revolving' con una disposición inicial de cuatro millones de euros con un fondo que rechaza concretar por cuestiones de confidencialidad, pero asegura que es referencia en España.

Red de abogados colaboradores

¿Cómo funciona In99? En primer lugar, la web ofrece un examen para saber a qué reclamaciones se tiene derecho. Se trata de un proceso que dura minuto y medio (como aseguran desde la plataforma) de cuatro pasos que los malagueños han bautizado como 'diagnóstico'. En primer lugar, el usuario rellena sus datos personales. Tras esto, la página lanza una serie de preguntas como si alguna vez has recibido préstamos bancarios, si has padecido alguna negligencia médica, si has heredado alguna vivienda en los últimos cuatro años o si has tenido algún problema con aerolíneas, entre otras muchas cuestiones. El objetivo de este formulario es identificar posibles clientes con derecho a cobrar indemnizaciones de cualquier tipo. En tercer lugar, el interesado debe adjuntar los documentos necesarios y enviarlos.

Foto: Claudia Pierre y Carlos Ripollés, fundadores de Meeting Lawyers.

En ningún momento del proceso interviene ningún profesional. "Está todo automatizado. Desde el envío de documentos hasta la firma del apoderamiento, se hace de manera 'online'. Solamente tenemos un equipo de 'contact center' para ayudar en caso de incidencias", comenta Cuesta. Además, la compañía cuenta con un equipo de desarrolladores tecnológicos (el 50% de la plantilla) y cuatro abogados.

Ahora bien, para cubrir los cientos de vistas que cada mes genera in99, Cuesta relata que cuentan con una "red de colaboradores". Es decir, un listado de letrados repartidos por toda la geografía española a los que les van asignando los casos que van llegando. Al terminar cada asunto, los profesionales reciben una nota —o 'score', en la jerga de la empresa— en función de su desempeño que influye en que sigan recibiendo encargos en el futuro, explica el CEO. Para puntuarles, la plataforma se apoya en diversos criterios, entre los que destaca su actuación en el juicio ("revisamos las actas audiovisuales de cada una de las vistas", asegura Cuesta) y el resultado obtenido. Este último factor es el que está revestido de peso mayor para la entidad.

"¿Y si recuperas dinero que no esperabas? Es normal que no sepas todo lo que puedes reclamar. Con unas sencillas preguntas lo descubrirás en menos de 99 segundos". Esta es una de las promesas que lanza In99, una plataforma enfocada en identificar posibles clientes y canalizar sus reclamaciones de manera "sencilla, cómoda y asequible". Para ello, la web hace un examen a los usuarios en el que, a través de varias preguntas, verifica si tienen derecho a exigir alguna indemnización. Tras esto, ofrece la posibilidad de llevar su demanda. Entre sus reclamos, presumen de que el cliente solo pagará por los servicios si su asunto termina en éxito y nunca tendrá que afrontar costes extra en caso de perder el litigio. A cambio, la plataforma se queda un porcentaje. En algunos supuestos, incluso, permiten anticipar la cuantía a fondo perdido. "Reclamar nunca ha sido tan fácil", insisten.

Despachos Abogados
El redactor recomienda