Es noticia
Menú
La ratio abogado-socio: el dato clave para entender el modelo de negocio de los bufetes
  1. Jurídico
El 'top 25' de la abogacía, en cifras

La ratio abogado-socio: el dato clave para entender el modelo de negocio de los bufetes

El apalancamiento es uno de los indicadores más complejos y, a la vez, más reveladores sobre la salud de las firmas. El 'Informe de facturación de despachos' revela los del 'top 25' de la abogacía

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El apalancamiento —el número de abogados por cada socio— es una de las cifras más relevantes para evaluar en qué medida una firma se encuentra bien estructurada de acuerdo con su modelo de negocio. Sin embargo, no existe una proporción óptima para el conjunto de los despachos y la ratio abogado-socio deberá siempre interpretarse junto con otros parámetros, pero su estudio resulta fundamental en cualquier análisis de la salud de los bufetes.

En los despachos bien gestionados, la teoría dice que el apalancamiento debe ser bajo (es decir, pocos abogados por cada socio) cuando se trate de una organización enfocada al trabajo sofisticado. Esto es así porque, al tratarse de un tipo de asunto muy cualificado, requerirá mayor intervención por parte del socio y este tendrá escasa capacidad para delegar. Al contrario, si el trabajo es recurrente, este puede ser realizado en mayor medida por abogados menos especializados. De este modo, las firmas con un enfoque 'a volumen' deberían contar con una ratio abogado-socio más elevada.

El segundo 'Informe de facturación de despachos', elaborado por El Confidencial, revela el apalancamiento de los bufetes que conforman el 'top 25' de la abogacía española. En él puede comprobarse cómo todos los despachos cuentan con un mínimo de tres abogados por socio (si el análisis se realiza respecto de los socios de cuota). En las firmas multidisciplinares, la ratio se sitúa siempre a partir de los ocho letrados por cada miembro del 'partnership'.

En la comparativa con respecto al apalancamiento del ejercicio anterior, en lo que se refiere a bufetes tradicionales, la nota general es la estabilidad (en 14 de las 25 firmas la variación en la ratio es igual o menor al 0,3). Destacan, no obstante, los despachos que han acometido importantes procesos de contratación o que han adelgazado su estructura. En este sentido, el salto más relevante lo protagoniza CMS Albiñana & Suárez de Lezo, que pasa de un 3 a un 4,4.

En las firmas multidisciplinares, cuya ratio más baja la fija Deloitte Legal (con un 8,3) y la más alta BDO Abogados (18,9), las variaciones respecto del año pasado se presentan muy dispares. En dos de ellas, EY Abogados y Deloitte, superan el punto; en otras dos, BDO y PwC Tax & Legal, el medio punto.

Los datos generales muestran un agrupamiento de los bufetes por su modelo de negocio. Así, los tres grandes despachos nacionales, Garrigues, Cuatrecasas y Uría Menéndez, cuentan con un apalancamiento de entre el 3,2 y el 3,8; algo más elevados son el de Pérez-Llorca (4,2) y Gómez-Acebo & Pombo (4,6). Los despachos del 'Magic Circle', por su parte, se sitúan entre el 5 y el 6: Clifford Chance, 5,3; Allen & Overy, 5,4, y Linklaters, 5,9.

Es relevante tener en cuenta, al analizar las cifras, que los modelos de designación de socios son muy diferentes en cada tipo de despacho. Así, mientras en los nacionales es el propio 'partnership' en España quien decide cuántos y a quién promocionan o incorporan como socio, en los bufetes internacionales es un paso que debe adoptar la firma a nivel global.

El apalancamiento —el número de abogados por cada socio— es una de las cifras más relevantes para evaluar en qué medida una firma se encuentra bien estructurada de acuerdo con su modelo de negocio. Sin embargo, no existe una proporción óptima para el conjunto de los despachos y la ratio abogado-socio deberá siempre interpretarse junto con otros parámetros, pero su estudio resulta fundamental en cualquier análisis de la salud de los bufetes.

Despachos Abogados
El redactor recomienda