Es noticia
Menú
IA y automatización: Garrigues, Uría y Pérez-Llorca desvelan sus apuestas tecnológicas
  1. Jurídico
Mejor indicador global, con una nota de 5,6

IA y automatización: Garrigues, Uría y Pérez-Llorca desvelan sus apuestas tecnológicas

El informe 'Radiografía de la transformación digital en los despachos', de El Confidencial y AlterWork, refleja el estado de la inversión en tecnología en el sector legal y algunas de las mejores prácticas

Foto: Logo del bufete Pérez-Llorca.
Logo del bufete Pérez-Llorca.

Los bufetes están cada vez más concienciados de que, para lograr una verdadera transformación digital, deben implementar tecnología. Los de mayor tamaño parecen haber interiorizado especialmente este extremo y muestran una mayor iniciativa a la hora de aplicar herramientas tecnológicas en su día a día. Así lo revela el informe 'Radiografía de la transformación digital en los despachos', un estudio elaborado por El Confidencial y AlterWork que analiza en profundidad el grado de digitalización del sector legal. Para ello, examina varias categorías: tecnología, presencia digital, innovación, experiencia de cliente, procesos, modelo de negocio y cultura y liderazgo. En la primera dimensión, las firmas obtienen una calificación media de 5,6; un aprobado 'raspado' que, no obstante, constituye la mejor calificación de todas los medidores analizados.

En concreto, este indicador evalúa la gestión de los proyectos, la movilidad, la explotación de datos y la ciberseguridad. Ahora bien, hay tres despachos que, debido a sus iniciativas tecnológicas, destacan especialmente. Se trata de Garrigues, Uría Menéndez y Pérez-Llorca. Cada una cuenta con proyectos innovadores que, no obstante, están enfocados en diferentes ámbitos.

Garrigues: inteligencia artificial

En primer lugar, la firma que dirige Fernando Vives tiene la inteligencia artificial (IA) en el foco de su estrategia digital. La utiliza para perseguir dos objetivos: la automatización y la productividad. Para ello, cuenta con Agiliz@, una herramienta que emplea la IA para ‘robotizar’ procesos y reducir, de este modo, la carga de trabajo de los profesionales. En concreto, el sistema revisa documentos, los clasifica en función de la información que aparece en ellos y crea alertas inteligentes que les avisen de la fecha de vencimiento de un plazo, por ejemplo. Desde el bufete indican que este sistema es de gran utilidad para la llevanza de secretarías de determinadas sociedades, la gestión de recursos en masa o el procesamiento de datos, entre otros.

Por otro lado, el despacho ha desarrollado una solución llamada Proces@, que se encarga de facilitar el consumo de la información de un expediente y permite indexar todo tipo de archivos de reconocimiento de voz, audio, texto. De esta forma, "se pueden preparar los casos más rápido, optimizando todos los recursos", indica el presidente ejecutivo, Fernando Vives.

El mapa general del sector legal, en cambio, revela una ausencia significativa de herramientas para gestionar proyectos (pinche aquí para consultar el informe completo). En concreto, un tercio de los despachos no cuenta con ningún sistema y otro 27% emplea hojas de cálculo (Excel). Los que usan tecnología específica para gestionarlos suponen un 23%. Por otro lado, una mayoría de las firmas (57%) sí cuenta con plataformas que les permiten trabajar íntegra o parcialmente 'online'.

Foto: Trabajadores permanecen en su oficina con mascarillas.

Uría: potenciar el talento

Por su parte, Uría Menéndez prefiere utilizar la tecnología para potenciar el talento de sus abogados. "Hemos vertebrado los proyectos en torno a la captura y compartición del conocimiento implícito", detalla José Pérez García, director del área de tecnología del bufete. De este modo, intentan conectar a profesionales con otros que puedan aportarles un valor añadido por sus conocimientos y experiencia de una determinada área a través de wikis, foros colaborativos o metadatos de los documentos.

*Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

Adicionalmente, el despacho considera esencial no solo potenciar el conocimiento, sino también dirigirlo de manera personalizada a cada profesional en función de la actividad que desarrolla. "Es aquí donde la inteligencia artificial puede ser útil para distinguir lo esencial de lo accesorio y ofrecer las píldoras de conocimiento más relevantes, evitando el desinterés del abogado al buscar en una lista infinita de resultados", señala. Las tecnologías de análisis de datos estructurados pueden ser, a ojos del bufete, una gran ayuda en este sentido, al analizar "las relaciones entre personas para poder detectar el talento relacionado con tipos de operaciones o la combinación de datos de diferentes fuentes", concluye Pérez.

Esta gestión del conocimiento, sin embargo, es una excepción en el sector en su conjunto. Cuatro de cada diez despachos no realiza ningún análisis sobre los datos que almacena, mientras que un tercio utiliza Excel para revisar los asuntos que llevan, la facturación y la evolución anual. Un exiguo 7% se sirve de herramientas avanzadas para este análisis.

Pérez Llorca: ahorro de tiempo y costes

La simplificación de procesos a través de herramientas digitales es una gran prioridad del sector legal. La razón es clara, ya que al eliminar tareas que dan un trabajo extra al abogado, se gana en eficiencia y, en consecuencia, se reducen costes. Y es precisamente este objetivo el que persigue Pérez Llorca con los tres proyectos digitales que ha llevado a cabo este 2021.

Foto: Una oficinista con mucho estrés. (iStock)

El primero, la creación de un centro de automatización de procesos que permita reducir tiempos de operación y eliminar errores humanos con técnicas de BPM y RPA. Segundo, el procesamiento automático de documentos aplicando IA. Y, por último, la herramienta de ‘project management’, que realiza una gestión eficiente del reparto y seguimiento de las tareas de un asunto y potencia la colaboración entre prácticas. "Para el año que entra, seguiremos trabajando en estos temas, sin dejar de lado la seguridad que es nuestro principal foco", asevera Rafael Madero, CIO de la firma.

Esta vertiente de la ciberseguridad es de especial importancia para los despachos, ya que diariamente manejan información especialmente sensible. A pesar de ello, son pocos los que cuentan con sistemas enfocados en la protección de datos. Más de la tercera parte (37%) no tiene implementadas medidas básicas de seguridad digital. La ausencia de medidas es especialmente frecuente entre las firmas de pequeño tamaño, mientras que los despachos de más de 50 abogados son más cautos a la hora de blindar su información.

Pinche aquí para descargar el informe 'Radiografía de la transformación digital en los despachos'.

Los bufetes están cada vez más concienciados de que, para lograr una verdadera transformación digital, deben implementar tecnología. Los de mayor tamaño parecen haber interiorizado especialmente este extremo y muestran una mayor iniciativa a la hora de aplicar herramientas tecnológicas en su día a día. Así lo revela el informe 'Radiografía de la transformación digital en los despachos', un estudio elaborado por El Confidencial y AlterWork que analiza en profundidad el grado de digitalización del sector legal. Para ello, examina varias categorías: tecnología, presencia digital, innovación, experiencia de cliente, procesos, modelo de negocio y cultura y liderazgo. En la primera dimensión, las firmas obtienen una calificación media de 5,6; un aprobado 'raspado' que, no obstante, constituye la mejor calificación de todas los medidores analizados.

Tecnología Digitalización Despachos Abogados Garrigues Uría y Menéndez Pérez-Llorca
El redactor recomienda