La ratio abogado-socio: radiografía del modelo de negocio del 'top 25' de los bufetes
  1. Jurídico
La élite de la abogacía

La ratio abogado-socio: radiografía del modelo de negocio del 'top 25' de los bufetes

El apalancamiento es uno de los indicadores más complejos, pero, a la vez, más reveladores sobre la salud de los despachos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El apalancamiento, o número de abogados por cada socio, es uno de los indicadores más relevantes para evaluar la gestión de los despachos de abogados. No es que exista una única cifra óptima para todas las firmas, pero sí es relevante, como explica Miguel Ángel Pérez de la Manga, socio de la consultora BlackSwan, que esta se encuentre ajustada al modelo de negocio. "En los bufetes bien gestionados, los que están enfocados a un trabajo más sofisticado el resultado será un apalancamiento bajo", detalla. "Por el contrario, la especialización en un trabajo recurrente conllevará un dato más elevado".

Como advierte Pérez de la Manga, es importante que las firmas cuiden su apalancamiento. Sin embargo, no resulta sencillo porque es uno de los indicadores "menos intuitivos" y, para analizar las causas de su desviación, se requiere un análisis en profundidad de las circunstancias que están afectando a la organización. De acuerdo con las cifras de profesionales y socios del 'top 25' de la abogacía de los negocios, recogidas en el 'Informe de Facturación de Despachos 2020' de El Confidencial, es el apalancamiento de los principales bufetes del país por ingresos.

Como puede comprobarse en la siguiente gráfica, el apalancamiento de la mayoría de los despachos de abogados —excluyendo las firmas multidisciplinares— se sitúa entre los 3 y los 6 puntos. Las cifras de Ramón y Cajal y Roca Junyent se explican por el elevado número de socios profesionales con los que cuenta cada uno: 21 en ambas firmas. Calculado solo sobre socios de cuota, su ratio sería de 5,2 y 4,7, respectivamente.

En todo caso, con las cifras de 2020 ya se identifica cierto agrupamiento entre los despachos. Así, Garrigues, Cuatrecasas y Uría Menéndez se sitúan entre el 3,2 y el 3,6. Por su parte, el apalancamiento de las firmas del Magic Circle (Linklaters, Clifford Chance y Allen & Overy) y Herbert Smith Freehills es de entre el 4,7 y el 5,8.

En donde se percibe una clara diferencia, acorde con un modelo de negocio en el que el peso del trabajo recurrente es mucho mayor, es en los bufetes de las firmas multidisciplinares. El apalancamiento de Auren es del 8,5; el de Deloitte Legal del 9,6; el de EY Abogados del 10,8; el de PWC Tax & Legal del 11,5; el de KPMG Abogados del 15,1, y el de BDO Abogados del 18,1.

"Un apalancamiento alto revela que el trabajo resulta muy delegable porque el papel del socio resulta menos relevante", expone Pérez de la Manga, que indica, no obstante, que no pueden extraerse conclusiones definitivas sobre el beneficio de los socios de cuota porque "este puede ser el mismo en ambos modelos". En firmas como las del Magic Circle, la ganancia no se genera tanto por el número de abogados que aportan a la caja de los socios, sino por un precio hora elevado.

Finalmente, es relevante señalar que el dato de apalancamiento se ve condicionado, asimismo, por la política de designación de nuevos socios de las firmas. Así, asevera Pérez de la Manga, mientras en los bufetes nacionales se apuesta por incorporar al 'partnership' a los asociados que destacan técnicamente y generan negocio, en los despachos internacionales la promoción depende del número de socios que decida realizar la cúpula de la firma cada año en su estrategia global y la competencia para ser elegido resulta mucho mayor, puesto que la disputa se extiende al conjunto de las oficinas que la organización tiene por todo el mundo.

El apalancamiento, o número de abogados por cada socio, es uno de los indicadores más relevantes para evaluar la gestión de los despachos de abogados. No es que exista una única cifra óptima para todas las firmas, pero sí es relevante, como explica Miguel Ángel Pérez de la Manga, socio de la consultora BlackSwan, que esta se encuentre ajustada al modelo de negocio. "En los bufetes bien gestionados, los que están enfocados a un trabajo más sofisticado el resultado será un apalancamiento bajo", detalla. "Por el contrario, la especialización en un trabajo recurrente conllevará un dato más elevado".

Despachos Abogados Facturación Sociedades mercantiles Recursos humanos
El redactor recomienda