Tras Freshfields, Linklaters: tres mujeres se disputan la dirección global de la firma
  1. Jurídico
Liderazgo femenino en el sector

Tras Freshfields, Linklaters: tres mujeres se disputan la dirección global de la firma

El bufete será el segundo del 'Magic Circle' capitaneado por una socia, después de que en la carrera por suplir a Charlie Jacobs solo hayan quedado Aedamar Comiskey, Claudia Parzani y Sarah Wiggins

placeholder Foto: Las candidatas a 'senior partner' global de Linklaters, Aedamar Comiskey, Sarah Wiggins y Claudia Parzani (de izquierda a derecha).
Las candidatas a 'senior partner' global de Linklaters, Aedamar Comiskey, Sarah Wiggins y Claudia Parzani (de izquierda a derecha).

El pasado 1 de enero, se producía un hito histórico en materia de igualdad y promoción del liderazgo femenino en el sector legal. Georgia Dawson se convertía en la primera mujer en asumir el cargo de socia directora mundial de una de las firmas que componen el poderoso 'Magic Circle' inglés: Freshfields. Su designación, por un periodo de cinco años, no solo ha tenido relevancia en los despachos del Reino Unido. Las cinco firmas que componen este selecto 'club' (cuatro de las cuales tienen presencia en España: Freshfields, Clifford Chance, Linklaters y Allen & Overy) extienden sus oficinas por buena parte del mundo y sus prácticas sirven de ejemplo para muchos otros bufetes. Entre ellos, los despachos nacionales españoles, la mayoría de los cuales aún camina varios pasos por detrás de los internacionales en materia de diversidad.

A partir del próximo mes de mayo, sin embargo, el caso de Dawson dejará de ser único en el 'Magic Circle'. Desde esa fecha, Linklaters también pasará a estar liderado por una mujer, después de que en la carrera por sustituir a su 'senior partner' global saliente, Charlie Jacobs, hayan quedado como últimas candidatas tres socias: la irlandesa Aedamar Comiskey, la italiana Claudia Parzani y la británica Sarah Wiggins. Las tres letradas, socias históricas de la firma, se encuentran en estas semanas haciendo campaña mediante reuniones telemáticas con las distintas oficinas de Linklaters. En la votación, que tendrá lugar en abril, participarán cada uno de los 500 socios de cuota que componen el 'partnership' de la organización.

Foto: José Giménez, nuevo socio director de Linklaters en España.

De origen sudafricano y tras 30 años en el despacho (los cinco últimos, como su máximo dirigente mundial), Jacobs anunció por sorpresa el pasado mes de octubre que abandonaba la organización. A partir de ese momento, se lanzó un proceso sucesorio en el que los potenciales candidatos podían presentarse 'motu proprio' o ser propuestos por otros socios. La primera terna la compusieron cuatro letrados. A las ya mencionadas Comiskey, Parzani y Wiggins, se sumaba el norteamericano Tom Shropshire. Se da la circunstancia que tanto Wiggins como Shropshire son de color, por lo que la elección del nuevo 'senior partner' global de Linklaters iba a ser, sí o sí, un hito en materia de diversidad. Sin embargo, hace apenas dos semanas, Shropshire anunciaba que dejaba la firma para fichar como 'general counsel' del gigante de bebidas alcohólicas Diageo (según algunos medios anglosajones, sus posibilidades eran pocas ante las expectativas creadas de poder elegir a una mujer), un movimiento que garantizó que la elegida sería una letrada.

Paloma Fierro, socia de Linklaters en Madrid: "Estamos orgullosos de la diversidad que representan las candidatas"

"Aedamar, Claudia y Sarah son extraordinarias abogadas, muy respetadas dentro de la firma, y con muy buenas relaciones con algunos de nuestros clientes más importantes. Como organización, estamos orgullosos de la diversidad que representan las candidatas, y esperamos con gran interés el debate que durante los próximos meses viviremos con ellas sobre el futuro de nuestra dirección y estrategia", señala Paloma Fierro, socia de Linklaters en Madrid y 'co-head' global de Diversidad del bufete.

¿Un impulso para la igualdad?

Según los reportes de diversidad de Linklaters, el bufete a nivel global reproduce un esquema que se repite de forma general en el sector, dentro y fuera de España: paridad e, incluso, mayor presencia femenina en las categorías inferiores a la de socio, pero un desplome de las mujeres al llegar al 'partnership'. Así, a nivel mundial, a pesar de que las mujeres representan un 58% de sus profesionales, Linklaters solo tiene un 21% de socias. En la oficina de Madrid sucede algo parecido: en su plantilla, ellas representan el 55%, pero solo un 16% de los socios (3 de 19).

No obstante, el despacho cuenta con un equipo específico dedicado a la diversidad, que potencia la presencia de mujeres y otras minorías en todos los niveles de la organización. Entre sus logros de los últimos años, según destaca la propia firma, se encuentra que, en 2018 y 2019, el 33% y el 37% de nuevos socios, respectivamente, fueran mujeres, proporciones que superan la media actual de la organización. ¿Servirá la elección de una socia directora global para acelerar la ruptura del techo de cristal?

Foto: Imagen de una letrada trabajando en su despacho. (iStock/Nicola Forenza)

Quizás el ejemplo de Freshfields pueda dar alguna pista. Según informa 'The Law Society Gazette', Dawson ya ha revisado las políticas de diversidad de la organización, estableciendo una serie de objetivos más ambiciosos que los que tenía hasta ahora. Así, la firma quiere que, durante los próximos cinco años, al menos el 40% de las promociones a socios sea ocupado por mujeres (hasta la fecha, la meta era que como mínimo el 30% de los candidatos a promocionar fueran letradas). "Estamos orgullosos de los progresos que hemos hecho, pero tenemos que ir mucho más allá", ha subrayado Dawson en unas declaraciones recogidas por el medio británico.

Sea como fuere, la mayor actividad de los despachos anglosajones en la promoción de la igualdad y luchando contra el techo de cristal no ha dado aún resultados realmente diferenciales. Así, mientras en nuestro país la proporción de socias en los grandes despachos se sitúa en el 20%, en el Reino Unido se encuentra en el 28% (mejor, pero no extraordinariamente mejor) y en Estados Unidos, en el 20%.

En España, la proporción de socias en los grandes despachos es del 20%; en el Reino Unido, del 28%, y en EEUU, del 20%

Para lo que sí servirá el caso de Linklaters, como el de Freshfields, es para mostrar a las letradas que, aunque se enfrenten con mayores dificultades que sus compañeros varones, existen ejemplos de mujeres que llegan a lo más alto. De hecho, una de las cuestiones en que inciden todos los programas de diversidad de los despachos es en la lucha contra las creencias limitantes de las propias profesionales que, en muchos casos, renuncian a sus metas por la convicción de que no pueden alcanzarlas.

El pasado 1 de enero, se producía un hito histórico en materia de igualdad y promoción del liderazgo femenino en el sector legal. Georgia Dawson se convertía en la primera mujer en asumir el cargo de socia directora mundial de una de las firmas que componen el poderoso 'Magic Circle' inglés: Freshfields. Su designación, por un periodo de cinco años, no solo ha tenido relevancia en los despachos del Reino Unido. Las cinco firmas que componen este selecto 'club' (cuatro de las cuales tienen presencia en España: Freshfields, Clifford Chance, Linklaters y Allen & Overy) extienden sus oficinas por buena parte del mundo y sus prácticas sirven de ejemplo para muchos otros bufetes. Entre ellos, los despachos nacionales españoles, la mayoría de los cuales aún camina varios pasos por detrás de los internacionales en materia de diversidad.

Despachos Abogados Mujer Mujeres influyentes Igualdad Igualdad de género
El redactor recomienda