Los bufetes López-Ibor y De Pasqual & Marzo dan el primer paso para su fusión
  1. Jurídico
Arrancan las uniones en el sector

Los bufetes López-Ibor y De Pasqual & Marzo dan el primer paso para su fusión

Tras la ruptura con Ventura Garcés, la firma que dirige Alfonso López-Ibor, con sedes en Madrid y Valencia, recupera presencia en Barcelona de la mano del despacho liderado por Alejandro Tintoré

placeholder Foto: De i a d: Ignacio Alonso-Cuevillas (DPM), Alfonso López-Ibor (López-Ibor), Alejandro Tintoré (DPM), Marta Gil de Biedma (Lopez-Ibor) y Carlos Trénor (Lopez-Ibor).
De i a d: Ignacio Alonso-Cuevillas (DPM), Alfonso López-Ibor (López-Ibor), Alejandro Tintoré (DPM), Marta Gil de Biedma (Lopez-Ibor) y Carlos Trénor (Lopez-Ibor).

Si se cumplen las predicciones de algunos de lo 'gurús' del sector, esta puede ser la primera de un importante goteo de uniones entre despachos a lo largo de este año. Los bufetes López-Ibor y De Pasqual & Marzo (DPM Abogados) han suscrito una "alianza estratégica" con el objetivo, explican, de desarrollar nuevas áreas de práctica y ampliar su presencia en el territorio español. O, dicho de otro modo, han dado el primer paso para, en los próximos dos o tres años, abordar su fusión si la alianza resulta satisfactoria para ambas partes. "Creemos en el matrimonio, pero si te quieres casar, antes debes convivir", describe Alfonso López-Ibor, socio director de López-Ibor en Madrid.

La unión, que dará como resultado un despacho de 65 abogados, permite a López-Ibor, con sedes en Madrid y Valencia, volver a Barcelona, plaza de la que salió tras su ruptura con su anterior socio, Ventura Garcés, en marzo del año pasado. Con oficina en la Ciudad Condal, DPM Abogados, por su parte, logra entrar en el complejo mercado legal de la capital y extender sus servicios por el resto del país. "La alianza también nos va a permitir complementar nuestras prácticas", explica el socio director de DPM Abogados, Alejandro Tintoré. "Mi idea siempre fue la de volver a Barcelona. Para el proyecto en el despacho, la presencia allí ha sido absolutamente necesaria, nos lo demanda nuestra clientela internacional", agrega López-Ibor.

Foto: La AEAT insiste en no admitir la irregularidad a los letrados. (iStock)

Dedicada al derecho de empresa, DPM Abogados es una firma especializada en el ámbito inmobiliario, en donde cuenta con experiencia en su vertiente de urbanismo, operaciones de 'real state' y en el ámbito litigioso. También en el área concursal. "La prioridad en la gestión de los asuntos será siempre el cliente y ofrecerle un mejor servicio", subraya Carlos Trénor, socio de López-Ibor, firma que cuenta, entre sus áreas más relevantes, la de derecho aeronáutico, 'fintech' y asesoramiento a 'startups' y 'corporate'.

¿La primera de muchas?

La unión no solo permite a López-Ibor y a DPM Abogados ganar presencia territorial, sino también, aseguran sus responsables, ampliar su oferta de prácticas y especialidades, entre las cuales hay "una alta complementariedad y posibilidad de explotar sinergias", señalan. Además, como subraya Ignacio Alonso-Cuevillas, socio de DPM, un mayor tamaño permite que el bufete aborde el reto tecnológico, una transformación que exige un músculo financiero que, por separado, resulta mucho más compleja de activar. En todo caso, ambas organizaciones no se conforman con ganar el tamaño que de por sí provocará su integración, sino que aspiran a ir más allá y crecer por encima de la suma de ambas estructuras.

Foto: Vista desde las cuatro torres de Madrid.

¿Será su fusión la primera de muchas? Alfonso López-Ibor augura que sí, reflexiona, por la crisis ocasionada por el covid y por la propia estructura del mercado legal español en el que, en su opinión, faltan firmas de tamaño medio. "Sin abarcar territorio y sin tecnología, es muy difícil contentar las actuales exigencias de los clientes", concluye, en la misma línea, Alonso-Cuevillas.

Si se cumplen las predicciones de algunos de lo 'gurús' del sector, esta puede ser la primera de un importante goteo de uniones entre despachos a lo largo de este año. Los bufetes López-Ibor y De Pasqual & Marzo (DPM Abogados) han suscrito una "alianza estratégica" con el objetivo, explican, de desarrollar nuevas áreas de práctica y ampliar su presencia en el territorio español. O, dicho de otro modo, han dado el primer paso para, en los próximos dos o tres años, abordar su fusión si la alianza resulta satisfactoria para ambas partes. "Creemos en el matrimonio, pero si te quieres casar, antes debes convivir", describe Alfonso López-Ibor, socio director de López-Ibor en Madrid.

Despachos Abogados Fusiones y adquisiciones Madrid Barcelona
El redactor recomienda