URKULLU ANUNCIA 10.000 MILLONES PARA 4 AÑOS

Euskadi agrava la previsión de caída del PIB (10%) pero acelera el crecimiento en 2021 (9%)

El Gobierno vasco contempla la pérdida de 30.000 empleos este año y la creación de 15.100 puestos de trabajo en 2021: Euskadi no recuperará hasta 2022 el nivel de crecimiento logrado en 2019

Foto: El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu. (EFE)
El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu. (EFE)

El Gobierno vasco ha revisado sus previsiones económicas a corto y medio plazo ante la evolución del coronavirus en el último trimestre. Las nuevas perspectivas apuntan ahora a un agravamiento de la caída del PIB contemplada para este año, que se estima ahora en el 10,1%, pero, por el contrario, contemplan un crecimiento superior para el próximo ejercicio, del 8,9%.

El impacto de la segunda oleada de la pandemia, que en algunas zonas de España está teniendo mayor incidencia que la primera, ha forzado al Departamento de Hacienda y Economía del Ejecutivo vasco a modificar las previsiones que había contemplado hace poco más de tres meses, a principios de junio, cuando fijó sus predicciones económicas tras conocer la duración definitiva del estado de alarma decretado por el Gobierno español para hacer frente a la pandemia y las restricciones ligadas a la situación de alerta. Entonces, en pleno proceso de desescalada, y atendiendo a las limitaciones vigentes hasta llegar a la ‘nueva normalidad’, la Consejería liderada por Pedro Azpiazu preveía una caída del PIB del 8,7% en este 2020 y un crecimiento del 6,7% para 2021.

Las previsiones apuntan a que la economía sufrirá la mayor caída del PIB "en las últimas décadas", pero habrá una "recuperación más intensa" en 2021

Sin embargo, la evolución de la pandemia en los últimos tres meses ha llevado al Gobierno vasco a empeorar sus previsiones de cara al cierre de este ejercicio, al contemplar una caída del PIB un 1,4% más de lo estipulado. El 10,1% de caída supondrá, de confirmarse, la mayor que sufre la economía vasca "en las últimas décadas", según ha constatado Azpiazu. Entre los efectos negativos, se contempla la pérdida de 30.000 empleos durante este 2020, lo que elevará la tasa de paro hasta el 11,2%. La creación de puestos de trabajo en 2021 solo cubrirá la mitad de los perdidos este año, según las previsiones del Gobierno vasco, que apunta a la generación de 15.100 empleos el próximo año, con un descenso previsible de la tasa de paro hasta el 10,7%. Una cifra por encima de la tasa de desempleo de un solo dígito que el Gobierno vasco se había marcado como reto para este 2020 antes de la crisis sanitaria.

Sin embargo, la fotografía económica prevista para el próximo año acentúa el ritmo de la recuperación contemplada, con un crecimiento del 2,2% sobre los planes de junio. "La recuperación será más intensa", ha enfatizado el consejero, que enmarca la mejoría prevista para 2021 en la "consecuencia directa de la inusual caída" de este año. "El efecto rebote que se anticipa para el año próximo es, en gran medida, el resultado de comparar un año en principio típico (2021) con una situación atípica (2020)", ha subrayado, esperanzado con la evolución económica prevista para el siguiente ejercicio.

"Desde la máxima prudencia, y siendo conscientes de la gravedad de la crisis en la que nos encontramos, es justo reconocer que hay más de un indicador que apunta a cierta recuperación de la economía", ha remarcado Azpiazu. De materializarse en 2021 el 8,9% de crecimiento del PIB previsto a día de hoy por la Hacienda vasca, Euskadi regresaría a niveles del PIB de 2018 en diciembre del próximo año. En todo caso, el nuevo planteamiento que corrige a la baja las previsiones para la economía vasca de cara a este 2020, con un golpe superior al previsto, dibuja un escenario en el que Euskadi no recuperará hasta 2022 el nivel de crecimiento logrado en 2019.

La industria será el sector más perjudicado por la situación actual, con una pérdida de su valor añadido del 14%, por delante de la construcción y los servicios, que empeorarán "notablemente" este año –un 9% en el último caso–. La industria, la gran damnificada a día de hoy por los efectos de la pandemia, se reactivará, impulsada por la apertura de los mercados exteriores, con un crecimiento "especialmente notable" a medida que transcurran los trimestres, cuando "la actividad de los grandes sectores se recuperará". El sector servicios mejorará en los próximos meses, pero "su ritmo será algo inferior al del conjunto de la economía" por "las dificultades que tendrá todavía el subsector de turismo y hostelería".

Azpiazu descarta un nuevo confinamiento, pero alerta de que "todavía habrá actividades que tengan que mantener medidas que limiten su potencial"

El futuro se presenta plagado de incertidumbres, con una segunda oleada de la pandemia golpeando con fuerza en España, lo que está llevado a varias comunidades a decretar confinamientos selectivos en determinadas zonas de población, pero Azpiazu ha descartado que la evolución del covid-19 derive en un nuevo confinamiento o un endurecimiento de las medidas adoptadas en el País Vasco. No obstante, ha advertido de que "la normalidad no será completa", por lo que "todavía habrá actividades que tengan que mantener medidas que limiten su potencial". El consejero ha reclamado "no echar las campanas al vuelo" en la actual situación, con la evolución de la pandemia en una tendencia "decreciente" en Euskadi –según han puesto de manifiesto en los últimos días los responsables del Departamento de Salud–, y ha reclamado "más que nunca una colaboración real y profunda entre los diferentes agentes económicos, sociales e institucionales".

Urkullu anuncia 10.000 millones de inversión

La revisión de las previsiones económicas dadas a conocer este viernes por Azpiazu ha llegado poco después de que el lehendakari, Iñigo Urkullu, haya anunciado un Programa de Reconstrucción de Euskadi que comprometerá más de 10.000 millones de euros en cuatro años con el objetivo de "recuperar todo el empleo perdido", incentivando 135.000 puestos de trabajo a lo largo de la legislatura. El plan, que se aprobará en octubre, lo ha dado a conocer durante su intervención en la Junta General de Elkargi, la SGR vasca, celebrada en el Parque Tecnológico de Miramón de San Sebastián.

Las bases del programa para la reactivación económica y el empleo serán presentadas el próximo martes ante el Consejo de Gobierno de cara a avanzar en el desarrollo de un plan que será "coordinado" desde la Presidencia vasca de forma "compartida" con los departamentos de Empleo y Trabajo, y de Desarrollo Económica, Sostenibilidad y Medio Ambiente, y que recogerá las aportaciones de "la Mesa de Diálogo Social, el mundo cooperativo, las Cámaras de comercio, sindicatos, empresas y Elkargi", según ha detallado Urkullu. “A lo largo de este próximo mes esperamos contar con los Acuerdos de la Comisión Mixta del Concierto, el Consejo Vasco de Finanzas y un escenario de mayor certidumbre respecto a los Fondos europeos Next Generation y los criterios de selección de los proyectos. Sobre esta base, y con las aportaciones recibidas, aprobaremos el Programa de Reconstrucción de Euskadi”, ha precisado.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios