ENTRE LA AVENIDA DE LA LIBERTAD Y URBIETA

La intersección en el centro de Donostia que da paso a la multa: una infracción por minuto

El Confidencial constata cómo 60 coches incumplen en una hora la señal de giro obligatorio: el RACVN apunta a la "confusa y poco visible señalética" y el consistorio, a la "voluntad" del infractor

Foto: Coches parados en el semáforo de la controvertida intersección de San Sebastián, con la señal de girar a la derecha en una farola en la vía izquierda y otra de prohibido circular un poco más adelante. (J. M. A.)
Coches parados en el semáforo de la controvertida intersección de San Sebastián, con la señal de girar a la derecha en una farola en la vía izquierda y otra de prohibido circular un poco más adelante. (J. M. A.)

Si la interpelación procede de un policía municipal, la respuesta apunta al despiste. Pero como la pregunta no se la formula un agente, y no hay por tanto riesgo de multa, la sinceridad dirige la contestación hacia un acto plenamente consciente. En realidad, la postura de Sergio —la de la doble versión en función de quién le interpele— no difiere de la conducta de otros muchos conductores cuando cometen una infracción al volante: lo que es una falta asumida de antemano se convierte en un gesto de descuido o desconocimiento cuando es cazado y trata de evitar el castigo económico.

La diferencia en el caso que nos ocupa puede no estar en la voluntariedad ante la infracción cometida, como reconoce Sergio, sino en la adecuada señalización o no del punto de infracción, que puede incitar al despiste: la intersección en la avenida de la Libertad de San Sebastián con la calle Urbieta, en pleno centro de la ciudad, que obliga a los conductores a girar hacia la derecha, pero no todos los coches cumplen con esta imposición y continúan hacia delante por una calzada permitida para autobuses, taxis, motos o bicicletas.

La realidad es la que es. Así lo ha comprobado El Confidencial. Una hora ante el cruce y un total de 60 infracciones cometidas. La ecuación es sencilla: un incumplimiento de tráfico cada minuto. Los datos son los datos y no dan lugar a dudas sobre lo que sucede en este punto, otra cosa bien diferente es el motivo que lleva a esta situación. Para el Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN), la explicación está en que la señalización resulta “confusa” y “poco visible” para los automovilistas. El Ayuntamiento de San Sebastián apunta más bien a la “voluntad propia” de los infractores de continuar recto por la avenida en dirección al barrio de Gros para evitar dar un mayor rodeo hacia su destino –en el centro de la ciudad hay además diferentes obras que afectan al tráfico y provocan retenciones–, aun asumiendo que se puede “mejorar” la señalética, algo que tiene previsto acometer “en breve”.

Un vehículo no cumple con la obligación de girar a la derecha y circula recto seguido de un autobús urbano. Al fondo, una unidad móvil de la Policía Local. (J. M. A.)
Un vehículo no cumple con la obligación de girar a la derecha y circula recto seguido de un autobús urbano. Al fondo, una unidad móvil de la Policía Local. (J. M. A.)

En la intersección, que está regulada por un semáforo, hay una señal de obligatoriedad de girar a la derecha para acceder a la calle Urbieta y que está colocada en una farola en el lado izquierdo del carril. El RACVN, que ha constatado que "la infracción se repite y que muchos automovilistas acceden a la avenida de la Libertad por ese punto pese a la prohibición", considera que “es fácil que la señal pueda no ser percibida por los automovilistas, sobre todo si tienen delante un autobús —que son muy frecuentes en este tramo— o vehículos voluminosos que impiden verla”. Por ello, apunta al “despiste o desconocimiento” el hecho de que “muchos” conductores continúen recto por la avenida de la Libertad —en todo caso, de continuar hacia delante, los conductores tienen también a la izquierda una señal de prohibido el paso en otra farola justo al acceder a este tramo—.

El RACVN alerta del "elevado riesgo de multa" en este cruce y exige al ayuntamiento que "intente buscar una solución informativa, y no punitiva"

Para el RACVN, la realidad es que existe un “elevado riesgo de multa” en esta intersección, por lo que exige al Ayuntamiento de San Sebastián que intente buscar una solución informativa, y no punitiva, al "problema vial que se ha generado para los automovilistas", con la posible colocación de la señal de prohibido en ambos lados de la vía —no solo en el izquierdo— y bajo estas señales, la obligatoriedad del giro hacia la derecha.

La Concejalía de Movilidad admite que se han puesto multas en este punto, si bien no detalla si la cifra de sanciones impuestas es elevada o no. El ayuntamiento es plenamente consciente de que “desde hace tiempo muchos conductores se saltan la prohibición” de girar hacia la derecha “si no hay agentes de la Policía Municipal vigilando” en este punto. “Parece ser que la gente se lo salta no tanto por despiste sino por decisión y voluntad propia: es decir, por no querer hacer el giro y seguir adelante”, afirman desde el consistorio.

El ayuntamiento confirma multas en este cruce: "Se lo saltan no tanto por despiste sino por decisión propia", defiende, aunque "mejorará la señalética"

En cualquier caso, la presencia policial no impide que algunos cometan la infracción, como se puede constatar sobre el terreno, cuando un coche continúa hacia delante seguido de un coche de la Policía Local sin que los agentes lo detengan o aperciban al conductor del incumplimiento cometido.

A pocos metros de la intersección, situada junto al paseo y la playa de La Concha, hay apostada una unidad móvil de la Policía Local para velar por la seguridad ciudadana en una de las zonas más transitadas durante el periodo estival, donde la presencia de turistas se hace notar estos días con fuerza a pesar del coronavirus. Pero esta presencia no parece ejercer de freno entre los conductores que optan por la infracción de forma voluntaria. Además, el continuar hacia delante no es la única infracción que se puede constatar en este punto. El semáforo en verde apenas dura 20 segundos y numerosos coches no se detienen cuando el rojo ha impuesto ya su ley.

Un coche sigue por la avenida de la Libertad haciendo caso omiso a la obligatoriedad de girar a la derecha. (J. M. A.)
Un coche sigue por la avenida de la Libertad haciendo caso omiso a la obligatoriedad de girar a la derecha. (J. M. A.)

El ayuntamiento asegura que "está analizando cómo mejorar la señalética" en este punto y, en respuesta a las demandas del RACVN, estima que “previsiblemente se reforzará en breve” para minimizar al máximo la posibilidad de infracciones. Además, esta intersección se encuentra dentro de las zonas incluidas en las modificaciones de tráfico que se van a implementar en los próximos meses en la ciudad, por lo que los cambios no se van a limitar a reforzar la presencia de señales.

Mientras tanto, muchos conductores seguirán enfilando recto entre la protesta de vehículos que sí tienen permiso. Y es que el sonido ambiente delata en ocasiones a los infractores, con sonoros pitidos procedentes de autobuses urbanos o taxistas que llaman la atención a los coches por circular por este tramo que les está vetado. “No la he visto [la señal]”, se excusa un conductor cuando, parado en el siguiente semáforo, se le interpela por la infracción. Las bicicletas no tienen prohibido el paso, pero sí se constata confusión en algunos ciclistas al percatarse de que ya no está operativo el 'bidegorri' que existía en el carril derecho y que se ha suprimido para que la avenida de la Libertad recupere los dos carriles por sentido en esa zona. "Ya no hay carril-bici", advierte el conductor de un autobús urbano a una mujer y dos niños que circulan en bici en dirección contraria creyendo estar en un carril reservado a ciclistas.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios