urkullu tomará posesión del cargo el sábado

Sin acatar la Constitución en el Parlamento y... ¿sin citar a Dios en la jura del lendakari?

Podemos registra una iniciativa en el Parlamento vasco para establecer que la fórmula de la toma de posesión del cargo de lendakari "garantice que sea laica y sin la inclusión de menciones a Dios"

Foto: Iñigo Urkullu posa con la 'makila' tras jurar su cargo ante el árbol de Gernika en noviembre de 2016. (EFE)
Iñigo Urkullu posa con la 'makila' tras jurar su cargo ante el árbol de Gernika en noviembre de 2016. (EFE)

Que los parlamentarios vascos no están obligados a acatar la Constitución para acceder a sus escaños es una realidad consumada con hechos, como se volvió a constatar el pasado 3 de agosto en la sesión constitutiva de la XII Legislatura, cuando no todos los 75 integrantes de la Cámara de Vitoria mostraron respeto a la Carta Magna con el aval nuevamente de la Mesa del Parlamento, que volvió a desestimar la pretensión del PP de forzar a los miembros del hemiciclo a este acatamiento, al igual que lo había hecho cuatro años antes. Ahora, el siguiente paso podría ser desterrar cualquier mención a Dios en el juramento de la toma de posesión del lendakari.

Al menos así lo ha planteado Podemos en el Parlamento vasco, donde ha registrado una proposición no de ley para “establecer unos criterios” respecto a la fórmula del juramento de la toma de posesión del cargo de lendakari que “garanticen que sea laica y sin la inclusión de menciones a Dios”.

La iniciativa, con la firma de la portavoz del grupo que suma a Podemos e Izquierda-Unida, Miren Gorrotxategi, se registró este pasado jueves en la Cámara, a poco más de una semana de que este próximo sábado Iñigo Urkullu tome posesión del cargo de lendakari para un tercer mandato consecutivo en el tradicional acto en la Casa de Juntas de Gernika (Vizcaya). En ningún caso, la propuesta de Podemos tendría efecto para la ceremonia de este 5 de septiembre, por motivos lógicos derivados de los plazos de tramitación de la iniciativa, pero su planteamiento sí busca cerrar la vía religiosa de cara al futuro.

"Humilde ante Dios y la sociedad, en pie sobre la tierra vasca y bajo el roble de Gernika...", juró Urkullu al asumir el cargo de lendakari en 2016

En su anterior toma de posesión del cargo, el 26 de noviembre de 2016, Urkullu sí citó a Dios en su juramento, cuando empleó esta alocución: "Humilde ante Dios y la sociedad, en pie sobre la tierra vasca y bajo el roble de Gernika, con el recuerdo a nuestros antepasados, juro ante vosotros, representantes del pueblo, cumplir fielmente mi mandato, lo juro". Esta fue la fórmula que utilizó ante el árbol de Gernika, donde juró su cargo en euskera con un ejemplar del Estatuto de Gernika y del Fuero Viejo de Vizcaya. Con sus palabras, Urkullu adoptó —con algún pequeño cambio— la fórmula ritual que instauró el primer lendakari, José Antonio Aguirre, en octubre de 1936: "Humilde ante Dios, en pie sobre tierra vasca, con el recuerdo de los antepasados bajo el árbol de Gernika, juro cumplir fielmente mi mandato", según dejó constancia el propio Aguirre en su autobiografía 'De Guernica a Nueva York pasando por Berlín'.

Con posterioridad al juramento bajo el árbol que simboliza las "libertades vascas", ya en el interior de la Sala de Juntas, en el que fue su discurso de asunción del cargo ante las numerosas autoridades presentes, Urkullu afirmó en castellano y euskera: "Por voluntad del Parlamento vasco, prestado el juramento, tomo posesión y asumo el cargo de lendakari del Gobierno del País Vasco".

La proposición de Podemos tiene como finalidad la "fórmula para la toma de posesión del lendakari en la Casa de Juntas de Gernika", pero su alcance no se limita al acto de jura del cargo del presidente vasco, ya que busca eliminar toda referencia religiosa de la actividad institucional del Gobierno. Así, plantea “adecuar los reglamentos y protocolos” del Ejecutivo de Vitoria y de sus entes públicos para que “no sean invitados a actos civiles o considerados autoridad pública los representantes eclesiásticos de cualquier confesión”. Igualmente, emplaza a “adoptar las disposiciones necesarias para que los actos públicos oficiales sean exclusivamente civiles y sin connotaciones religiosas, y para impedir que los miembros del Gobierno y el personal al servicio de la Administración en el ejercicio de su cargo o de sus funciones muestren vínculo alguno con una determinada confesión religiosa”.

Son las tres reivindicaciones que se reclaman en la iniciativa registrada por Podemos, que defiende que, dentro de la pluralidad de la ciudadanía vasca en sus convicciones ideológicas y religiosas, “el derecho subjetivo de cada persona a ver garantizada su libertad en el mantenimiento de las convicciones profundas que dan respuesta a las preguntas trascendentales de la vida solo es posible si la neutralidad del poder político inherente a la laicidad se respeta”. Esto es, “si de las actuaciones propias de las instituciones y representantes públicos no se desprende vínculo alguno con una determinada religión o creencia”.

Podemos también reclama que no sean invitados a actos civiles o considerados autoridad pública los representantes eclesiásticos de cualquier confesión

En la proposición no de norma para su debate en pleno, la formación morada lamenta que es “frecuente” ver en el País Vasco "a personas que ostentan cargos públicos participando en actos de carácter religioso en representación de las instituciones públicas para las que fueron elegidas, así como jurar los cargos mediante fórmulas que hacen referencia a creencias religiosas personales", como en la escenificación de la toma de posesión del cargo de lendakari, donde “las referencias a conceptos religiosos son recurrentes, llegando en el pasado a incluir la presencia de una Biblia y un crucifijo”.

“Estas actuaciones se separan del deber de neutralidad que la laicidad impone al poder político y resultan por ello contrarias a la libertad de religión y creencias”, denuncian, para reclamar que se establezca una fórmula de cara al acto de jura del cargo que “sea fruto de un acuerdo amplio y que pueda representar al conjunto de la ciudadanía de este país”. Pese a que la iniciativa tendría, en su caso, recorrido a futuro —no tiene efecto de cara al acto de este 5 de septiembre—, a corto plazo Podemos alimenta el debate con la toma de posesión de Urkullu a la vuelta de la esquina, y vistos los precedentes del actual lendakari en funciones al asumir el cargo.

La toma de posesión del cargo ante el árbol de Gernika tendrá lugar dos días después de que Urkullu sea investido este jueves lendakari en el Parlamento vasco en primera vuelta, al sumar mayoría absoluta en la Cámara —algo que no había logrado en los dos mandatos anteriores—, gracias a los votos de PNV y PSE-EE, que cuentan con 41 de los 75 escaños en el hemiciclo (31 los 'jeltzales' y 10 los socialistas). Las dos formaciones reeditarán el Gobierno en coalición suscrito en 2016 después de que la pasada semana cerraran el acuerdo programático para mantener su alianza en el Ejecutivo durante otros cuatro años. Ahora, 'jeltzales' y socialistas ultiman la estructura del próximo Ejecutivo vasco, con la gran incógnita de la entrada de la líder del PSE-EE, Idoia Mendia, en el mismo y, en su caso, en el puesto de vicelendakari, un cargo hasta ahora inédito bajo el mandato de Urkullu.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios