YA SON 35 CASOS VINCULADOS AL FOCO

El foco de Ordizia sigue creciendo a 5 días de los comicios sin que se prevea el aislamiento

El Gobierno vasco dice que "en estos momentos no hay datos para decretar el confinamiento desde ningún punto de vista": se fijan restricciones de aforo y horario a bares y se impone la mascarilla

Foto: Numerosos vecinos de Ordizia hacen cola para realizarse la prueba PCR ante el brote detectado en esta localidad guipuzcoana. (EFE)
Numerosos vecinos de Ordizia hacen cola para realizarse la prueba PCR ante el brote detectado en esta localidad guipuzcoana. (EFE)

El brote de coronavirus detectado en Ordizia sigue creciendo y el número de casos se eleva ya a 35 tras dispararse los positivos en las últimas 24 horas –28 más–, con el riesgo además de que se pueda dar una transmisión comunitaria fuera de esta localidad tras detectarse contagios en otros puntos de Guipúzcoa e incluso en Vizcaya vinculados a este foco. En todo caso, el Gobierno vasco descarta a día de hoy adoptar medidas excepcionales, como el aislamiento de la población o la limitación de la movilidad, a pesar de la evolución ascendente del brote cuando apenas faltan cinco días para la celebración de las elecciones autonómicas de este domingo. De momento, se van a establecer a partir de mañana restricciones de aforo y horario en los establecimientos de ocio nocturno, donde además no se podrá consumir de pie en su interior, y se impone la obligación del uso de la mascarilla en la calle dentro de las medidas preventivas adoptadas ante este brote.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha rechazado el confinamiento "en estos momentos" en esta localidad de algo más de 10.000 habitantes en declaraciones a los medios de comunicación al término de la reunión de la Comisión de Seguimiento del coronavirus celebrada esta tarde a las 17.00 horas para analizar las medidas a adoptar a raíz del foco detectado en Ordizia. El encuentro ha contado con la participación de representantes de los departamentos de Salud y Seguridad del Gobierno vasco y los alcaldes de este municipio y de las localidades próximas de Beasain, Idiazabal y Lazkao.

Los crecientes contagios y el riesgo de que el foco se extienda por el País Vasco no altera en principio los planes del Gobierno vasco de cara al 12 de julio

Existe preocupación en el Gobierno vasco por la cercanía de este creciente brote de coronavirus con las elecciones autonómicas del domingo. Sin embargo, este foco no altera en principio los planes del Ejecutivo de Vitoria de cara a la cita con las urnas, de modo que los ciudadanos de esta localidad podrán ejercer el derecho al voto tal y como estaba previsto. Será, en su caso, la evolución que experimente el foco en las próximas horas la que determine si se adopta el aislamiento o alguna otra medida que incida en la jornada electoral e impida a sus habitantes acudir a los colegios a depositar su voto. En Galicia, donde también se celebran elecciones este 12 de julio, el brote detectado en A Mariña (Lugo) ha obligado al confinamiento de 71.000 personas, lo que a día de hoy pone en duda la garantía del derecho al voto de los afectados ante la incertidumbre sobre las condiciones en las que se celebrará la jornada electoral de continuar aislada la zona para entonces.

Con el actual número de positivos y el alcance de la transmisión comunitaria conocido, el Gobierno vasco no considera necesario decretar el confinamiento de los vecinos de Ordizia aunque el foco mantenga su progresión alcista. "En este momento no hay datos que nos lleven a tomar esta decisión desde ningún punto de vista", ha aseverado la consejera de Sanidad, que no ha variado el discurso realizado esta mañana durante una comparecencia para dar cuenta de la evolución del coronavirus en el País Vasco, y en la que había subrayado que “en estos momentos no está en nuestras previsiones plantear aislamientos porque no tenemos datos para hacer una previsión de este tipo”.

Entonces, el número de positivos vinculados al foco era de 30 y esta tarde, tras la reunión de la Comisión de Seguimiento, los casos se elevan ya a 35, según la información facilitada por la consejera y que no modifica el planteamiento de no adoptar medidas contundentes y extraordinarias en la zona. De cara a los próximos días, Murga ha asegurado que “no dudaremos en actuar con firmeza si los resultados lo indicaran”. No ha descartado “tener que tomar en el futuro medidas de mayor severidad” para evitar nuevos contagios y que el brote se propague por otras zonas, pero estas se adoptarán “en función de cada momento”.

"No dudaremos en actuar con firmeza si los resultados lo indicaran: las medidas de mayor severidad se adoptarán en función del momento"

Los positivos contabilizados esta mañana correspondían a 707 resultados de pruebas PCR practicadas a los habitantes de Ordizia, de los que 14 habían dado positivo, que correspondían a personas asintomáticas que ya han sido aisladas. Esta tarde, los casos conocidos se han incrementado en cinco con los análisis conocidos de un millar de los test practicados. A este respecto, el Servicio vasco de Salud, Osakidetza, trabaja con el escenario de un repunte de positivos vinculados a este foco en las próximas horas, ya que aún falta por conocer los análisis de otras 700 PCR entre los vecinos de Ordizia que han estado en los bares de la calle Etxezarreta en los últimos 12 días, y que ha motivado el cierre de cuatro establecimientos hosteleros –entre ellos el pub Sarri, considerado el origen del foco–, y cuyos resultados determinarán en gran medida el alcance y dimensión del brote. Ayer se realizaron algo más de un millar de pruebas y este martes estaba previsto que se llevaran a cabo unas 700 que faltan todavía por analizar. Las pruebas continuarán también este miércoles, donde está previsto que se realicen 400 nuevos test.

De momento, las medidas para hacer frente al brote afectarán a los establecimientos hosteleros, con restricciones de aforo y horario en los locales de ocio nocturno –las limitaciones se recogerán en una orden que dictará mañana Salud–, al constatarse que los contagios se deben de forma mayoritaria a la presencia de los infectados en este tipo de locales. Además, se prohibirá el consumo de pie en el interior de los bares, donde "las consumiciones se deberán tomar sentados", con la recomendación además de que se prime el consumo en las terrazas. "Queremos reducir las posibilidades de ocio en los puntos donde hemos identificado este mayor riesgo", ha defendido Murga.

"Hay muchos positivos en jóvenes y nos preocupa mucho", alerta Murga, que no descarta ampliar las restricciones en los bares a otras zonas de Euskadi

Estas restricciones se imponen después de que los contagios registrados se hayan producido por una "excesiva proximidad" de infectados con sus amistades en una actividad de ocio, y que "afectan en su mayoría a jóvenes de entre los 18 y 35 años que no desarrollan síntomas pero que pueden ser vehículo de transmisión". "Estamos viendo muchos positivos en este colectivo y es algo que nos preocupa mucho", ha alertado Murga, que no ha descartado extender las restricciones impuestas en Ordizia a los bares y locales de ocio a otras zonas del País Vasco. "Si hay que tomar nuevas medidas en otras zonas de Euskadi, en ocio o en otro tipo de actividad, se tomarán", ha advertido.

Ya horas antes de la reunión de la Comisión de Seguimiento del covid-19 en Ordizia, su alcalde, Adur Ezenarro (EH Bildu), había decretado una serie de medidas restrictivas con carácter preventivo ante la evolución del foco, como el cierre de todos los espacios públicos hasta "nuevo aviso" –el polideportivo, la biblioteca municipal y los parques infantiles y zonas de juego– o la suspensión de la tradicional feria de los miércoles. Asimismo, ha hecho un llamamiento a la población a salir únicamente a la calle en caso "imprescindible", con la obligación de usar mascarilla en todo momento, al tiempo que ha emplazado a las personas que se han sometido a la prueba PCR a permanecer en casa hasta conocer los resultados.

Una sanitaria realiza una PCR en las carpas instaladas en Ordizia para realizar las pruebas del covid-19 a los habitantes. (EFE)
Una sanitaria realiza una PCR en las carpas instaladas en Ordizia para realizar las pruebas del covid-19 a los habitantes. (EFE)

El regidor ha justificado estas medidas ante la "magnitud" del foco y la imposibilidad de determinar su "alcance". "No sabemos a lo que nos estamos enfrentando", ha alertado para defender la necesidad de adoptar estas "medidas de anticipo" ante la incertidumbre existente sobre la dimensión del brote. "Por ahora, no habrá confinamiento", ha afirmado horas después el ayuntamiento a través de su cuenta oficial de Twitter, al término de la reunión de la Comisión de Seguimiento del coronavirus, que este jueves volverá a reunirse para analizar la evolución del brote y adoptar, en su caso, nuevas medidas.

A la espera de la evolución del brote, el que constituye el primer foco de contagio de coronavirus con transmisión comunitaria desde el inicio de la desescalada y la entrada en la ‘nueva normalidad’ tiene su origen “importado”, tal y como ha ratificado Murga después de que el día anterior el responsable del centro de coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, Fernando Simón, apuntara a esta dirección. En concreto, la consejera de Sanidad ha apuntado como el 'paciente cero' a una persona que estuvo en Lleida coincidiendo con el periodo de “alta incidencia” del coronavirus en esta provincia, donde la comarca del Segrià, de más de 200.000 habitantes, se encuentra ahora confinada ante la incidencia del brote, y que viajó a Ordizia, donde mantuvo una “reunión familiar” en uno de los bares de la calle Etxezarreta, en la que se ha originado el brote en este municipio guipuzcoano.

El primer foco de contagio de covid con transmisión comunitaria desde la ‘nueva normalidad’ en el País Vasco es importado del brote registrado en Lleida

“Es la hipótesis que más concuerda realmente con el seguimiento de los casos”, ha aseverado Murga esta mañana en una accidentada rueda de prensa, ya que mientras comparecía en la sala de prensa de Lehendakaritza la megafonía del edificio ha llamado a abandonar el recinto por “motivos de seguridad” mientras la consejera se apresuraba a ponerse la mascarilla. Al parecer, la alarma se ha activado por el humo procedente de unas obras cercanas, lo que ha hecho saltar las señales de emergencia y obligado a desalojar el edificio de forma momentánea. Una vez detectado el origen de la incidencia, la comparecencia ante los medios se ha retomado pasados unos minutos.

Murga se pone la mascarilla durante una comparecencia ante los medios en Lehendakaritza. (EFE)
Murga se pone la mascarilla durante una comparecencia ante los medios en Lehendakaritza. (EFE)

En el Gobierno vasco existe preocupación por la posibilidad de que el brote de Ordizia derive en importantes casos de transmisión comunitaria fuera de los límites de este municipio, ya que se han detectado contagios ligados a este foco en otros puntos de Guipúzcoa, caso de localidades próximas a este municipio y en San Sebastián, y en Vizcaya –una persona residente en este territorio que ha resultado infectado estuvo en la zona de bares de Ordizia implicada, según ha detallado Murga–. De hecho, algunos positivos que se habían detectado en los días previos en el País Vasco se han vinculado ahora a este brote, según han determinado los equipos de rastreo de Osakidetza.

Esto hace que los casos asociados a este foco asciendan en la actualidad a 35 después de que las investigaciones realizadas en las últimas horas hayan constatado que positivos anteriores que en un principio no se vincularon con este brote sí están finalmente conectados con el mismo. Ayer lunes, el número de casos asociados al brote era de siete y en las últimas 24 horas las pruebas PCR han arrojado 19 resultados positivos vinculados al foco, de modo que los restantes nueve positivos corresponden a contagios ya contabilizados que no se habían asignado a lo sucedido en Ordizia.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios