Euskadi medirá la temperatura a usuarios del transporte y vetará el acceso desde 37º
  1. España
  2. País Vasco
CON CARÁCTER "ALEATORIO Y DISUASORIO"

Euskadi medirá la temperatura a usuarios del transporte y vetará el acceso desde 37º

Realizará controles móviles en las estaciones de metro, tren, tranvía y autobús, y derivará "automáticamente" a Salud a quienes tengan fiebre: además, plantea el uso obligatorio de mascarillas

placeholder Foto: Entrega de mascarillas facilitadas por el Gobierno central a usuarios del metro de Bilbao el pasado día 14 tras retomarse la actividad económica no esencial. (EFE)
Entrega de mascarillas facilitadas por el Gobierno central a usuarios del metro de Bilbao el pasado día 14 tras retomarse la actividad económica no esencial. (EFE)

El Gobierno vasco realizará controles aleatorios de toma de temperatura a los usuarios del transporte público en los accesos a las diferentes estaciones con equipos móviles para prohibir el acceso a aquellas personas que superen los 37 grados. Además, plantea la obligatoriedad de utilizar la mascarilla en todo el transporte público como medida "preventiva" frente al coronavirus ante la "imposibilidad" de controlar que se guarde la distancia social.

Son dos de las medidas que este lunes ha acordado la Autoridad del Transporte del País Vasco de cara a garantizar la salud de viajeros y trabajadores dentro de la transición a la normalidad que las diferentes administraciones están comenzando a abordar una vez que se ha superado el peor escenario de la pandemia. Dentro de la gradual desescalada de las medidas impuestas con motivo del estado de alarma decretado el 14 de marzo, el Gobierno vasco ha dibujado el escenario a futuro en el transporte público con la adopción de diferentes medidas que corresponden a su ámbito competencial y el planteamiento que va a realizar al Ejecutivo español de imponer la obligatoriedad del uso de la mascarilla en todo el transporte público vasco.

El Gobierno vasco planteará el uso de la mascarilla en todo el transporte público ante la "imposibilidad" de controlar que se guarde la distancia social

A expensas de que la mascarilla pueda constituir una exigencia para poder utilizar el transporte público –correspondería, en su caso, al usuario llevar consigo uno de estos protectores, según especifican desde el Gobierno vasco–, lo que es seguro es que los usuarios de los diferentes medios van a poder ser sometidos a controles aleatorios de temperatura, de modo que si superan los 37 grados "no se les va a permitir en ningún caso" utilizar el transporte público y serán derivados "automáticamente" a los servicios de salud para que determinen si están contagiados con covid-19.

Así lo ha anunciado este lunes la consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, en una comparecencia telemática para informar de las decisiones adoptadas por la Autoridad vasca del Transporte en aras a la transición a la normalidad en la actual fase de estabilización de la pandemia y que afectan a todos los operadores e instituciones que componen este organismo.

Se van a implantar controles de temperatura como "medida disuasoria" para evitar que personas con síntomas del covid accedan al transporte público

Los controles para la toma de temperatura a las personas usuarias tendrán carácter "aleatorio y disuasorio" y se realizarán mediante equipos móviles –no fijos– en distintos accesos al transporte público: esto es, en las estaciones de metro, tren, tranvía y autobuses. Las mediciones se llevarán a cabo en un principio, de forma piloto, en Vitoria, Bilbao y San Sebastián con la pretensión de que se extienda al conjunto de los tres territorios vascos si se verifica "el correcto funcionamiento del sistema". Más en concreto, el Gobierno vasco señala que estas mediciones de temperatura "podrían llevarse cabo en estaciones de Metro Bilbao y Euskotren, así como en las estaciones de autobuses intermodales de las capitales vascas". Aún no existe fecha concreta para la entrada en vigor de estos controles, que, como ha justificado Tapia, se van a implantar como "medida disuasoria" para evitar que aquellas personas que presenten síntomas de la patología accedan al transporte público y minimizar así el riesgo de contagio.

Igualmente, dentro de las medidas para garantizar la seguridad de los usuarios y trabajadores, se van a instalar a lo largo de los próximos días dispensadores de gel hidroalcohólico en las estaciones con acceso regulado donde existe un control de pasajeros mediante barrera. Es la tercera medida a implementar que se ha planteado este lunes en el seno de la Autoridad vasca del Transporte, y que se plasmará en las próximas fechas en las estaciones de ferrocarril, metro y autobús de las tres capitales vascas, donde se colocarán dispensadores en el interior, en vestíbulos o en los propios andenes una vez superadas las barreras de validación. Los dispensadores no se colocarán dentro de las unidades de autobuses o de ferrocarril en sus diferentes servicios.

Foto: La búsqueda de mascarillas se ha disparado aunque no terminan de llegar a las farmacias (EFE/Carlos Ortega)

Los controles de temperatura y los dispensadores de geles serán una realidad confirmada en breve, no así el uso obligatorio de las mascarillas, que está a expensas del aval del Gobierno español. Así, el Ejecutivo de Vitoria trasladará este planteamiento al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana para que regule el uso de estas protecciones y su utilización sea "obligatoria en todos los modos de transporte público".

Tapia defiende el uso obligatorio de mascarillas ante "la imposibilidad de garantizar que se guarde la distancia social" en un "espacio cerrado" como es el transporte público, un medio de "movilidad de alta capacidad" que "requiere la incorporación de nuevos elementos de protección" para minimizar el riesgo de contagio. A este respecto, fuentes del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras defienden que, si bien la entrada en vigor de la obligatoriedad de las mascarillas depende del Ministerio, se trata de una medida "especialmente importante" para hacer frente a la pandemia cuando se levante el estado de alarma y se recupere el cien por cien de la actividad económica.

El uso del transporte público vasco este lunes "a todas las horas y en todos los medios" ha aumentado un 4% respecto a una semana antes

Porque, según se advierte, el nivel de usuarios irá creciendo de forma exponencial a medida que se vaya flexibilizando el estado de alarma y, en última instancia, se levanten por completo las medidas de limitación de la movilidad derivadas de la emergencia sanitaria. Por lo pronto, el uso del transporte público vasco este mismo lunes "a todas las horas y en todos los medios" se ha incrementado un 4% en relación con una semana antes, según ha detallado la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, que ha remarcado que el paulatino incremento de viajeros que se dará en las próximas fechas hace necesario adoptar las tres medidas concretas planteadas.

Entre los argumentos, Tapia sostiene que el uso obligatorio de la mascarilla es "una medida que ya han implementado numerosos países de Europa", y que "permite dar una solución realista a las nuevas demandas de transporte que se van a dar en la progresiva vuelta a la normalidad". A este respecto, asegura que la utilización generalizada de mascarillas permitiría además incrementar la capacidad de los autobuses, que en la actualidad operan con "fuertes restricciones de aforo de un tercio".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Pandemia Noticias de País Vasco Transporte Desarrollo económico Metro Tren Tranvía Autobús
El redactor recomienda