pero la decisión es de la Junta Electoral

Urkullu contempla el aplazamiento electoral: ya analiza "legal y jurídicamente" la situación

El lehendakari pide a los partidos "no especular" sobre el retraso de la cita electoral: "Es una decisión trascendente que debe adoptar la Junta Electoral en base a criterios técnicos y profesionales"

Foto: Urkullu se lava las manos con desinfectante este miércoles en un acto público en Vitoria. (EFE)
Urkullu se lava las manos con desinfectante este miércoles en un acto público en Vitoria. (EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha admitido este miércoles que el Gobierno vasco está analizando “legal y jurídicamente” si la expansión del coronavirus puede afectar a la celebración de las elecciones autonómicas del 5 de abril, si bien ha dejado constancia de que la decisión en relación al mantenimiento o la posible cancelación de la cita con las urnas “correspondería principalmente a la Junta Electoral Central”.

Las palabras de Urkullu hacen que el Ejecutivo de Vitoria ya contemple como posible el escenario de que las elecciones del próximo 5 de abril no se puedan celebrar ante el avance del Covid-19. Hasta hoy, el coronavirus no había alterado la previsión electoral del Gobierno vasco, que consideraba “absolutamente precipitado hacer una consideración, y menos de forma pública", de las posibles repercusiones del avance de la enfermedad sobre el desarrollo de la cita del 5 de abril. El aplazamiento de los comicios “no está sobre la mesa”, aseveró con rotundidad este martes el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, quien dejó constancia de que las elecciones "están programadas para dentro de un mes" y, por ello, no se han planteado medidas "eventuales". "El Gobierno no ha estudiado nada, ni se ha planteado esta cuestión", remarcó.

Pero esta mañana, sin embargo, el lehendakari ha abierto la puerta a la opción del aplazamiento de las elecciones al asegurar que el Gobierno vasco “está analizando legal y jurídicamente las circunstancias que pudieren afectar a la convocatoria electoral”. En todo caso, ha dejado constancia de que esta decisión no está en manos del Ejecutivo de Vitoria, ya que “las decisiones en relación al desarrollo de dicha convocatoria corresponderían principalmente a la Junta Electoral Central”.

La posibilidad de posponer las elecciones gallegas, que coinciden con las vascas, ya fue puesta sobre la mesa este martes por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien consideró “razonable, prudente y aconsejable” sopesar este planteamiento. “No se debe poner en riesgo la salud pública de una comunidad por unas elecciones”, expuso el líder gallego, que ya avanzó que iba a tratar esta cuestión con Urkullu, con quien coincidió en el adelanto electoral para el 5 de abril.

Existe un vacío legal sobre el posible aplazamiento de las elecciones derivado de una cuestión de salud pública, algo que es inédito en España, sin que esté previsto en el ordenamiento jurídico. Erkoreka ya advirtió este martes al respecto que la decisión de celebrar o no las elecciones ante el escenario abierto por el coronavirus “no está establecido explícitamente en el ordenamiento jurídico” como tampoco “a quién le corresponde” la última palabra. En todo caso, remarcó que “en ningún caso” esta decisión se encuentra en manos exclusivamente del Gobierno vasco “sin la participación de las juntas electorales y organismos públicos que tienen algo que decir”.

Urkullu pide a los partidos "no especular ni debatir en público" sobre el aplazamiento de las elecciones: "No es un tema político, sino de salud pública"

A la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos en función de la proyección del coronavirus en el País Vasco, la segunda comunidad española con mayor número de contagios tras Madrid –la cifra de positivos se eleva a 261 tras registrarse 64 nuevos casos en las últimas 24 horas y el numero de fallecimientos se sitúa en siete–, el lehendakari ha pedido hoy a los partidos políticos “no especular ni debatir en público” en relación al posible aplazamiento de las elecciones, ya que, como ha remarcado, “éste no es un tema político, sino que estamos hablando de un tema de salud pública”.

“Es una decisión trascendente que debe adoptar la Junta Electoral en base a criterios técnicos y profesionales, tomando en cuenta la legislación en la que haya que ampararse”, ha resaltado. Las palabras de Urkullu pidiendo a los partidos que no especulen sobre el 5 de abril llegan cuando crecen las voces entre las fuerzas que piden el aplazamiento de los comicios autonómicos, que en principio, de no haber decretado el lehendakari el adelanto electoral, tenían que celebrarse en octubre, cuando finalizaba la legislatura.

Cada vez más fuerzas políticas en el País Vasco piden aplazar las elecciones: Otegi sugiere la conveniencia de posponer la cita del 5 de abril

El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ya ha sugerido la conveniencia de posponer la cita electoral al asegurar que la prioridad “no deben ser las elecciones, sino preservar la salud pública”. Según ha afirmado, a la vista de la "situación de excepcionalidad" que se vive en el País Vasco ante el avance de la epidemia, "no hay otra prioridad, ni económica, ni electoral", que no sea reducir el impacto del Covid-19 ente la población. A este respecto, se ha preguntado si es "razonable" ir a votar a colegios que se acaban de cerrar durante 15 días como medida de prevención en Álava. También el presidente del PP, Pablo Casado, se ha mostrado partidario de aplazar las elecciones vascas y gallegas a la vista de los acontecimientos. Igualmente, Equo Berdeak ha pedido que se retrasen las elecciones ante la “emergencia sanitaria” que se vive en Euskadi, con el ritmo de expansión del coronavirus “equiparable” al que se ha dado en las últimas semanas en Italia, el país europeo más afectado por el Covid-19.

La cuestión de los posibles efectos de la crisis del coronavirus en las elecciones autonómicas será abordada precisamente esta tarde por la Junta Electoral del País Vasco en su reunión ordinaria, que en el punto 17 del orden del día refleja: "informe oral del presidente de la Junta Electoral del País Vasco [en este caso, el responsable del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra], de la reunión mantenida con la consejera de Salud del Gobierno vasco [Nekane Murga] sobre la situación creada por la epidemia del Covid-19 y sus posibles repercusiones en el proceso electoral". No obstante, Ibarra ha asegurado que no corresponde a este órgano decidir sobre un eventual aplazamiento de las elecciones vascas del 5 de abril.

El presidente de la Junta Electoral vasca lamenta la "laguna de Derecho" en España ante estos casos y el órgano competente para cambiar la fecha electoral

De este modo, en el encuentro de esta tarde en el Parlamento Vasco, la Junta Electoral del País Vasco va a abordar las posibles medidas a adoptar durante la campaña electoral y el mismo día de los comicios para evitar contagios por coronavirus. "Se trata de disponer los medios de prevención para que la campaña, la votación y el escrutinio se puedan desarrollar con garantías para la salud", ha señalado su presidente. Ibarra, en todo caso, ha lamentado la "laguna de Derecho" que existe en España de cara a afrontar este tipo de situaciones y, por ello, ha rehusado concretar qué órgano o instancia es competente para adoptar la decisión sobre un cambio de la fecha electoral. "Es una pregunta estupenda para los teóricos del Derecho. No para el presidente de la Junta Electoral", ha expuesto a los periodistas antes del inicio de la reunión.

De momento, lo que es seguro es que el coronavirus afectará al normal desarrollo de la campaña electoral, ya que todos los actos políticos estarán sujetos "a la misma normativa" que se aplica ya "a cualquier evento de carácter social, cultural o deportivo", como ha dejado constancia esta mañana el lehendakari. El Ministerio de Sanidad ha prohibido los actos que congreguen a más de un millar de personas en Madrid, La Rioja, Vitoria y Labastida (Álava) por ser las zonas de "alta transmisión" de la enfermedad. Al respecto, el Gobierno vasco ha anunciado que analizará "uno por uno" cada uno de los mítines y actos electorales. "Nuestra actuación debe ser ejemplar, debemos cumplir estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias en todo momento. La respuesta al coronavirus demanda un compromiso institucional, político, profesional y cívico", ha aseverado el lehendakari en un discurso pronunciado al finalizar el acto de conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria.

Para mitigar los efectos del coronavirus el día de los comicios, el Gobierno vasco ya ha ordenado la compra de 24.000 pares de guantes para proteger a los integrantes de las diferentes mesas de votación de posibles contagios con Covid-19. Esta adquisición se enmarca dentro de las medidas de prevención para contener la propagación del coronavirus dado que los miembros de las mesas electorales van a estar expuestas a un mayor riesgo por el contacto permanente con los votantes a la hora de comprobar su identidad e introducir los sobres en las urnas.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios