EN LEHENDAKARITZA (VITORIA)

Urkullu comparecerá de urgencia a las 16.00 horas para convocar elecciones el 5 de abril

El lehendakari va a poner fin este lunes a la incertidumbre de los últimos días después de que el martes alimentará el adelanto electoral al abordar esta cuestión en el Consejo de Gobierno

Foto: Urkullu atiende a los medios de comunicación. (EFE)
Urkullu atiende a los medios de comunicación. (EFE)

El lehendakari Iñigo Urkullu ha apurado hasta el último momento para confirmar lo que era un secreto a voces: el adelanto de las elecciones vascas para el próximo 5 de abril.

Urkullu anunciará el adelanto electoral en una comparecencia extraordinaria de urgencia que tendrá lugar a las 16.00 horas en Lehendakaritza –la sede de la Presidencia vasca– en Vitoria, y que ha sido convocada con algo más de tres horas de antelación. Se va a poner fin así a la incertidumbre de los últimos días que había propiciado el lehendakari, que se había negado a confirmar el adelanto electoral de forma pública después de que el pasado martes alimentara la posibilidad del adelanto electoral al abordar esta cuestión en el Consejo de Gobierno.

El presidente vasco firmará el decreto de disolución del Parlamento Vasco de cara a su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) de mañana. De este modo, se cumple con el plazo mínimo de 54 días que la Ley de Gobierno del País Vasco establece para la convocatoria de elecciones, las cuales en un prinicipio estaban previstas para otoño. Para poder celebrar las elecciones el 5 de abril, Urkullu debía disolver la Cámara de Vitoria este martes a más tardar. Ahora, el plazo para que los partidos presenten las candidaturas electorales comenzará el 26 de febrero y concluirá el 2 de marzo.

El lehendakari ha decidido adelantar más de medio año las elecciones autonómicas para, entre otros factores, distanciar estos comicios de la cita con las urnas en Cataluña anunciada por el presidente Quim Torra tras romper con ERC y una vez se aprueben los presupuestos. No obstante, Urkullu también ha sopesado otros condicionantes, como el duro cierre de legislatura que le aguarda en el Parlamento Vasco, donde el Ejecutivo en coalición del PNV y el PSE-EE se encuentra en minoría, con la previsión de que la oposición bloquee la acción de gobierno e intente desgastar al lehendakari con varios de los temas que afectan a su gabinete.

La oposición no va a dar tregua en la Cámara de Vitoria, con Urkullu salpicado por la sentencia del mayor caso de corrupción juzgado en el País Vasco que implica a su partido —tres exdirigentes 'jeltzales' han sido condenados a penas de entre trece y seis años y medio de prisión por liderar una trama dedicada al cobro de comisiones ilegales dentro del 'caso De Miguel'—, las presuntas irregularidades en las OPE de Osakidetza en manos de la Justicia y las dudosas contrataciones de diferentes organismos públicos a una empresa propiedad de un cargo del PNV. En este escenario, el lehendakari va a optar por cerrar la legislatura para llegar cuanto antes a la cita con las urnas, para la cual parte, además, con unas perpectivas electorales favorables —los sondeos incrementan el poder del PNV e incluso auguran un Gobierno con mayoría en caso de reeditarse el pacto con los socialistas—. Además, la convocatoria llegará con el acuerdo con el Gobierno español para activar el traspaso de una treintena de competencias y que se materializará el próximo día 20 cuando ambos ejecutivos cerrarán en Vitoria el cronograma para culminar el traspaso de transferencias al País Vasco a lo largo de este año.

De cara a las elecciones autonómicas, que se producirán a las puertas de la Semana Santa, algunos partidos ya han designado a sus candidatos a lehendakari, a expensas de que, en algunos casos, culminen los plazos establecidos a nivel interno para su designación oficial. El PSE-EE ha sido el más madrugador al respecto y ya el pasado 28 de junio proclamó oficialmente a su líder, Idoia Mendia, como aspirante a presidir el Ejecutivo de Vitoria, mientras que recientemente EH Bildu ha anunciado que volverá a presentar a Maddalen Iriarte para tratar de llegar a Ajuria Enea. Por su parte, Podemos está inmerso en el proceso de primarias, al que concurrirán al menos Rosa Martínez y Miren Gorrotxategi, mientras que el PP aún no adoptado una decisión. Los populares vascos avalan de forma mayoritaria la candidatura de su presidente, Alfonso Alonso, y ahora están a la espera de que Génova ratifique su nombre, algo a lo que, de momento, se resigna.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios