pacto presupuestario junto a Podemos en Irún

No es solo Navarra: el PSOE pacta en Irún con Podemos y Bildu al margen del PNV

Los socios en el Gobierno vasco circunscriben al ámbito "local" el pacto de izquierdas en el municipio vasco más importante que gobiernan los socialistas y no ven en riesgo su alianza institucional

Foto: José Antonio Santano (izquierda) y el edil municipal de Podemos, David Soto, informan del acuerdo presupuestario este martes. (EFE)
José Antonio Santano (izquierda) y el edil municipal de Podemos, David Soto, informan del acuerdo presupuestario este martes. (EFE)

Cuando se presenta ante los medios de comunicación para dar cuenta del acuerdo presupuestario, el alcalde de Irún, el socialista José Antonio Santano, es consciente de que pueden surgir numerosas “especulaciones” en torno al pacto y a su socio. En el actual escenario político, asume que el quién y el cuándo —y su conjunción— dan pie a multitud de “derivadas”. El quién es EH Bildu y el cuándo es solo un día después de que el Gobierno de Navarra haya alcanzado un acuerdo con la coalición ‘abertzale’ para sacar adelante los primeros Presupuestos del Ejecutivo de la socialista María Chivite, y apenas dos semanas después de la investidura de Pedro Sánchez con la fundamental abstención de la antigua Batasuna en el Congreso de los Diputados.

Pero hay, más, una tercera cuestión también relevante que entra en juego: el dónde, en el País Vasco, la comunidad en la que el PSE y el PNV gobiernan en coalición en las principales instituciones —el Gobierno vasco, las tres diputaciones forales o los ayuntamientos de las capitales, entre otras administraciones—. En este escenario, llega el inédito pacto a tres bandas de los socialistas con EH Bildu y Podemos en el que es el segundo municipio poblacional más importante de Guipúzcoa, con más de 60.000 habitantes. “Las derivadas que esto pueda tener se me escapan, yo actúo en clave muy local, como cabeza de ciudad”, justifica Santano, que asume con naturalidad las especulaciones que puede generar su maniobra política “fuera de los límites de la ciudad”. Pero, como zanja, “eso a mí no me corresponde”.

"Las derivadas que el pacto con Bildu y Podemos pueda tener se me escapan: yo actúo en clave local", asevera el alcalde de Irún, del PSE

Los hechos son los que son, únicos, y las interpretaciones o valoraciones, dispares. Los socios de gobierno en Vitoria limitan el alcance al ámbito estrictamente local, EH Bildu saca pecho y enmarca el pacto en el creciente peso en la política vasca y española, Podemos valora el ejercicio de “responsabilidad” realizado dentro del deseado rol de partido bisagra y el PP acusa a los socialistas de echarse en brazos de la izquierda 'abertzale' al convertir a la antigua Batasuna en “socio potencial” en las instituciones en las que está necesitado de apoyos con las "primeras cesiones" al partido de Arnaldo Otegi tras la investidura de Pedro Sánchez.

En todo caso, en el tablero político de Irún no hay que dejar de lado el qué: las profundas e insalvables diferencias entre Santano y el portavoz del PNV, Xabier Iridoy, que no se limitan al plano político y alcanzan el ámbito personal. La abrupta ruptura del equipo de gobierno en enero de 2018 por las fuertes discrepancias deparó un escenario que ha llevado desde entonces al líder ‘jeltzale’ municipal a ejercer una dura oposición al alcalde en contraposición con la cohabitabilidad entre socialistas y ‘jeltzales’ en el conjunto del País Vasco. De hecho, la oposición frontal de Iridoy, que se postuló para arrebatar la alcaldía a Santano en su condición de segunda fuerza tras las elecciones de mayo de 2019, puso en riesgo el acuerdo global entre el PNV y el PSE, que puso Irún como línea roja y obligó a los 'jeltzales' a forzar la retirada de la candidatura de su líder local.

Los socialistas ya estaban escaldados con lo ocurrido en 2015 en Andoain, cuando un concejal del PNV se descolgó durante el pleno de constitución del ayuntamiento del pacto general alcanzado por las formaciones de Andoni Ortuzar e Idoia Mendia y dio la alcaldía a EH Bildu en perjuicio del PSE, y no estaban dispuestos a sorpresas de última hora en el municipio vasco más importante que gobiernan, por lo que Iridoy se tuvo que retirar de la pugna por liderar la ciudad.

Cerrada la puerta presupuestaria con el PNV, pese a que el PSE la mantiene abierta dentro de un posible pacto a cuatro bandas, Santano ha suscrito un inédito acuerdo con Podemos y EH Bildu pese a que, por números, le bastaba con llegar a un acuerdo con una de las dos fuerzas —el PSE tiene 10 concejales, el PNV siete, Podemos cuatro, EH Bildu tres, y uno el PP—. El acuerdo se ha materializado con una comparecencia pública de la que se ha desmarcado la coalición ‘abertzale’, que no ha salido en la fotografía conjunta de Santano con los representantes locales de la formación morada para rubricar el pacto.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

PNV y PSE circunscriben al “ámbito local” este movimiento y descartan que esta inédita suma del bloque de izquierdas aventure un posible nuevo escenario de pactos en el tablero político vasco, con las elecciones en el cercano horizonte. Los comicios están previstos en principio para otoño, pero los partidos ya están trabajando con un escenario previo al verano para la cita con las urnas. En este contexto, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que no hay “ningún riesgo” de que lo ocurrido en Irún “se pueda generalizar” a otras instituciones vascas. “Es un caso puntual, excepcional, local”, ha aseverado la mano derecha del lendakari, Iñigo Urkullu, quien ha asegurado que la colaboración entre socialistas y ‘jeltzales’ es “el planteamiento básico que va a marcar la estrategia de alianzas en el panorama institucional de Euskadi”.

Tampoco la líder de los socialistas vascos ve efectos prácticos más allá de las fronteras municipales, pese a que desde Podemos en el País Vasco surgen voces que ven en esta alianza de izquierdas la antesala a nuevos escenarios políticos. Mendia niega igualmente que se haya abierto la puerta a un cambio de estrategia en las relaciones del PSOE con EH Bildu, pese a que en apenas 24 horas los socialistas han alcanzado dos acuerdos de calado en el Gobierno de Navarra —donde Chivite gobierna con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra— y en el municipio vasco más importante bajo mando del PSE. Se trata, según apuntan fuentes socialistas, de hechos “circunstanciales”. En todo caso, Mendia no descarta nuevos acuerdos con la antigua Batasuna en base al “tiempo inédito” que se da en el País Vasco una vez que ETA ha decretado su disolución. “No tenemos violencia, hay que hacer política”, ha señalado este martes en una entrevista en Radio Euskadi. En este nuevo escenario, según ha enfatizado, “estamos todos, salvo el PP, que se ha autodescartado” para llegar a acuerdos de gobernabilidad en el País Vasco.

Mendia no descarta nuevos acuerdos con Bildu en base al "tiempo inédito" que existe en el País Vasco: "No tenemos violencia, hay que hacer política"

El acuerdo presupuestario de Santano con EH Bildu, que llega después de que la pasada legislatura la coalición 'abertzale' pidiera públicamente la dimisión del alcalde socialista por su gestión al frente del ayuntamiento, se presentará públicamente en las próximas fechas, si bien es conocido que la formación de Otegi ha logrado mover partidas por valor de 5,4 millones de euros dentro de un presupuesto municipal de 84 millones en su conjunto. Más allá de la interpretación local que hace el PSE del acuerdo, la antigua Batasuna amplía la trascendencia del pacto fuera del ámbito municipal. Su relevancia, aseguran, trasciende las fronteras del municipio fronterizo que lidera Santano desde 2002, ya que sitúa al partido en una posición de privilegio de cara a garantizar la gobernabilidad de las instituciones vascas y navarras.

La situación, remarcan fuentes ‘abertzales’, ha cambiado. Bildu se ve con poder y ello es gracias, según denuncia el PP, a los socialistas. La secretaria general de los populares vascos, Amaya Fernández, denuncia que los pactos presupuestarios en Navarra e Irún son “las primeras cesiones a la izquierda ‘abertzale” por parte del PSOE que, con sus “cesiones maquilladas de forma sonrojante, ha decidido en lugar de poner pie en pared sumarse al bando de un Pedro Sánchez más preocupado por elecciones que por nuevas generaciones”.

Al respecto, ha acusado al presidente del Gobierno de incumplir su palabra de junio de 2019, cuando aseguró que “con Bildu no se acuerda nada”. Y ahora, poco más de medio año después, censura que Mendia “defienda una nueva corriente en la que se disculpe la justificación de décadas de vulneraciones de derechos humanos y se abra la puerta a la izquierda ‘abertzale’ como potencial socio de gobierno”.

La trascendencia de los acuerdos de los socialistas con Bildu lo marcarán los próximos meses. Por lo que le toca, Santano considera que el pacto abre un “escenario muy interesante” de cara a 2020 en la ciudad. Lo demás, las derivadas fuera del escenario local de Irún, “ya se las darán, si acaso, los responsables políticos y la capacidad de pactos que se produzca fuera de los límites de la ciudad”. Las elecciones ya se otean en el horizonte.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios