NO ENMENDARÁ LAS CUENTAS A LA TOTALIDAD

Podemos alcanza un preacuerdo económico con Urkullu y salva sus últimos Presupuestos

La formación morada ofrece un salvavidas al lendakari, que no va a tener que recurrir a la prórroga presupuestaria por segundo año consecutivo, garantizándose así un final de mandato plácido

Foto: El consejero de Economía, Pedro Azpiazu, saluda al líder de Podemos, Lander Martínez, a la espera de llegar a un acuerdo presupuestario. (EC)
El consejero de Economía, Pedro Azpiazu, saluda al líder de Podemos, Lander Martínez, a la espera de llegar a un acuerdo presupuestario. (EC)

El preacuerdo de gobierno alcanzado por el PSOE y Podemos supuso ya de partida una doble alegría para el PNV: por un lado, la posible conformación de un Ejecutivo estable en España abría la puerta a activar el calendario de traspaso de 33 transferencias pactado a principios de año con el Gobierno de Pedro Sánchez, que permanecía paralizado ante la interinidad del líder del PSOE en la Moncloa, y, por otro, despejaba el camino a la aprobación de los Presupuestos del Ejecutivo vasco.

La primera de las puertas ya está abierta. El lendakari, Iñigo Urkullu, ha encontrado un nuevo aliado presupuestario en Podemos, que va a salvar las últimas cuentas de la legislatura del Gobierno de coalición de PNV y el PSE tras alcanzar un principio de acuerdo con el Gobierno vasco en la reunión que han mantenido en la tarde de este martes delegaciones de ambas partes en la sede del Ejecutivo en Vitoria, para negociar un pacto en torno a las cuentas del próximo año. Al término del encuentro, el líder de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez, ha anunciado que su partido no enmendará a la totalidad el proyecto de Presupuestos de 2020, lo que ya de por sí allana el camino a la aprobación de la hoja de ruta económica del lendakari, que no será devuelta al Gobierno por el Parlamento vasco.

De este modo, Podemos da un giro en la postura que ha mantenido durante toda la legislatura, y de sus anteriores vetos a las cuentas ha pasado a ofrecer ahora un salvavidas a Urkullu, que evita así tener que recurrir a la prórroga presupuestaria por segundo año consecutivo tras el fracaso del pasado año y después de los acuerdos alcanzados con el PP para sacar adelante sus dos primeras cuentas públicas de la legislatura. Con este principio de acuerdo con Podemos, que llega tras la tercera reunión que celebran ambas partes para tratar de llegar a un consenso, el lendakari se garantiza un final de legislatura plácido, lo que aleja la posibilidad de un adelanto de las elecciones autonómicas, previstas para otoño del próximo año, y que el propio Urkullu no había descartado en caso de que persistiera el "bloqueo" de la oposición en el Parlamento vasco, donde el Ejecutivo del PNV y PSE está en minoría.

El plazo de presentación de enmiendas finaliza este viernes y, tras el principio de acuerdo alcanzado con Podemos, el Gobierno vasco se asegura la tramitación del borrador de las cuentas públicas de 2020 en la Cámara de Vitoria. La no presentación de la enmienda a la totalidad, según ha subrayado Martínez al término de la reunión, permite “continuar las negociaciones dentro de un marco de confianza para lograr un acuerdo que sirva de escudo para proteger a las familias de las consecuencias de la futura crisis”. Ahora, ambas partes tienen un primer margen para desarrollar el principio de acuerdo y negociar los términos del mismo hasta el día 16, cuando se votarán las enmiendas a la totalidad en el pleno de la Cámara vasca. La previsión es que la votación final del proyecto presupuestario tenga lugar en pleno a finales de este mes, momento en el que, en su caso, se plasmará el acuerdo con Podemos a través de las enmiendas parciales pactadas con el Ejecutivo.

El apoyo de Podemos a los Presupuestos no goza del consenso interno: los dos parlamentarios de IU se opondrán a las cuentas en la Cámara vasca

Aunque los detalles del entendimiento inicial se darán a conocer este miércoles, Martínez ha adelantado que su partido se ha comprometido a no enmendar a la totalidad las cuentas como tampoco a no respaldar las que puedan registrar los otros dos grupos de la oposición, EH Bildu y PP. En términos generales, la formación morada exige al Ejecutivo de Vitoria mover 350 millones de euros del proyecto de Presupuestos de 2020, que alcanza los 11.774 millones, para impulsar políticas de igualdad, combatir el cambio climático o incrementar de forma notable la partida destinada a la renta de garantía de ingresos (RGI), entre otras medidas. Por su parte, desde el Departamento de Economía y Hacienda que lidera Pedro Azpiazu, se ha realizado una valoración "positiva" del principio de acuerdo logrado con la formación morada, el cual ha sido posible tras los "importantes avances" alcanzados durante la negociación presupuestaria.

El apoyo a los Presupuestos vascos de Podemos no goza, en todo caso, del consenso interno en la coalición que suma a Equo y a Izquierda Unida (IU)-Ezker Anitza, ya que esta última formación se ha desmarcado de un posible acuerdo, lo que se materializará en el rechazo a las cuentas de Urkullu de sus dos parlamentarios en la Cámara de Vitoria, donde la formación morada cuenta con 11 escaños. No obstante, este rechazo no va a tener consecuencias a efectos prácticos, ya que a Urkullu le bastaría con dos abstenciones entre los otros nueve representantes de Podemos en el hemiciclo para sacar adelante las cuentas de 2020 —el Gobierno de coalición suma 37 asientos frente a los 38 de la oposición—. Ante el rechazo anunciado por la marca de IU en el País Vasco, Martínez ya ha mostrado los días previos su "máximo respeto" ante una decisión que, según ha asegurado, estaba "hablada y acordada dentro de la coalición", sin que vaya a afectar al futuro de la misma.

Los equipos negociadores, con la representación del Gobierno vasco a la izquierda de la mesa y la de Podemos a la derecha, en la reunión de este martes en la sede del Ejecutivo en Vitoria. (EC)
Los equipos negociadores, con la representación del Gobierno vasco a la izquierda de la mesa y la de Podemos a la derecha, en la reunión de este martes en la sede del Ejecutivo en Vitoria. (EC)

Aunque Podemos ha querido desligar su posible apoyo a las cuentas vascas de la investidura de Pedro Sánchez, quien necesita el apoyo de los seis diputados del PNV en el Congreso de los Diputados para abordar con éxito su asalto a la Moncloa, lo cierto es que el escenario abierto en Madrid con el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Podemos ha allanado el camino para el consenso en Vitoria. EH Bildu ha sido muy crítico con este "intercambio de cromos" de quien ha sido su socio permanente en contra del Ejecutivo a lo largo de toda la legislatura. La portavoz 'abertzale' en el Parlamento, Maddalen Iriarte, que ya daba por hecho un acuerdo entre Podemos y el Gobierno vasco antes incluso del inicio de las negociaciones, ha acusado a la formación morada de "abaratar de forma incomprensible" su apoyo a los Presupuestos al "estar mirando más a la investidura" de Sánchez que a las necesidades de la ciudadanía vasca. Urkullu, según ha aseverado, se "ha encontrado con un regalo" con la postura de Podemos.

La sintonía que existe entre el PSOE, Podemos y el PNV en Madrid —y que, a falta de que se cierre un acuerdo, va a garantizar con casi toda la probabilidad el apoyo 'jeltzale' a la investidura de Sánchez— se proyecta en Vitoria no solo a nivel presupuestario sino también en términos políticos, en la reforma del Estatuto de Autonomía de 1979 que se aborda en el Parlamento vasco. Los juristas designados por estas formaciones han alcanzado un acuerdo mayoritario en torno al borrador de reforma estatutaria, si bien se han dado profundas discrepancias en torno a las cuestiones nucleares, que afectan al encaje del derecho a decidir, o de otros planteamientos de corte soberanista en la futura 'Constitución vasca', y de las que se ha desmarcado el experto nombrado por los socialistas, que ha presentado más de una veintena de votos particulares. Las grandes desavenencias existentes entre las cinco fuerzas con representación en la Cámara abocan al fracaso de la reforma estatutaria que ahora se va a abordar en la ponencia de autogobierno, una vez que este lunes ha culminado el trabajo de más de 13 meses de la comisión de expertos, con el registro de las diferentes propuestas en la Cámara de Vitoria.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios