PLENO EN EL PARLAMENTO VASCO

PNV y Bildu se unen por el derecho a decidir entre el disenso por su encaje en el Estatuto

Las dos formaciones consensúan un texto a favor de la autodeterminación en la Cámara de Vitoria, donde escenifican sus diferencias ante su plasmación en la reforma del Estatuto de Autonomía

Foto: El lendakari, Iñigo Urkullu, y el portavoz del PNV, Joseba Egibar, este jueves en el pleno del Parlamento vasco. (EFE)
El lendakari, Iñigo Urkullu, y el portavoz del PNV, Joseba Egibar, este jueves en el pleno del Parlamento vasco. (EFE)

El PNV y EH Bildu han unido sus fuerzas en el Parlamento vasco para reivindicar que se dé cauce al derecho a decidir, entre la división de ambas fuerzas por los pasos que se están dando para hacer efectivo el ejercicio de la autodeterminación a cuenta del borrador del anteproyecto de reforma del Estatuto de Autonomía que ultiman los juristas propuestos por los partidos, que este lunes registrarán su propuesta en la Cámara, con la previsión de que se presenten diferentes planteamientos en torno a esta cuestión, que genera una fuerte división jurídica.

PNV y Bildu se unen por el derecho a decidir entre el disenso por su encaje en el Estatuto

En el centro de la disputa está la reforma del texto normativo vasco, que enfrenta abiertamente a ambos partidos tras filtrarse que la formación de Andoni Ortuzar ha optado por minimizar el derecho a decidir en el futuro Estatuto, desmarcándose así del documento base de marcado acento soberanista, con la autodeterminación como eje, pactado el pasado año con la coalición ‘abertzale’. El pronunciamiento de este jueves del Parlamento vasco a favor del derecho a decidir, que también demanda una relación de "bilateralidad" con el Estado, ha salido adelante con los votos de las dos fuerzas soberanistas, la abstención de Podemos y el rechazo de PP y PSE.

Bildu acusa al PNV de quebrar el acuerdo alcanzado en el documento que ha servido de base para los expertos que abordan la reforma estatutaria

Más allá del consenso para sacar adelante un pronunciamiento a favor del derecho a decidir, la sesión plenaria ha puesto el foco en el disenso entre el PNV y Bildu ante el futuro Estatuto vasco. La antigua Batasuna acusa al PNV de quebrar el acuerdo alcanzado en el documento de partida que ha servido de base para el trabajo de los expertos, y que institucionalizaba el derecho a decidir como elemento troncal del futuro texto normativo vasco, abría la puerta a la celebración de un referéndum independentista y establecía la diferenciación entre ciudadanos y nacionalizados, entre otras cuestiones soberanistas. A la espera de conocer el encaje que los expertos dan al derecho a decidir, todo hace indicar que esta cuestión se incorporará en una disposición adicional y no dentro del cuerpo normativo y, además, dentro de un ejercicio 'pactado' con el Estado con la pretensión de no rebasar los límites de la Constitución. Con este planteamiento, el PNV pretende sumar a PSOE y Podemos en la reforma del Estatuto de 1979, el único texto de las normas autonómicas españolas que no ha conocido una actualización desde su aprobación, de cara a posibilitar su recorrido en las Cortes.

No es la primera vez que el Parlamento vasco se pronuncia a favor del derecho a decidir. Pero en esta ocasión, había expectación en la Cámara por ver cómo se iba a desarrollar el debate ante esta unidad de acción nacionalista en el plano conceptual pero con enfrentamiento abierto en términos efectivos. De hecho, el debate de la proposición no de ley se ha producido coincidiendo con la, 'a priori', última reunión de los cinco juristas seleccionados por los partidos para elaborar el borrador del anteproyecto de la reforma del Estatuto, en el que han estado trabajando durante más de un año por encargo del Parlamento. Los expertos ultiman este jueves el texto —tienen de plazo hasta el lunes, cuando registrarán el documento en la Cámara de Vitoria— de cara a limar unas diferencias que, todo hace indicar, no se van a solventar, ya que es previsible que las diferencias se plasmen en diferentes formulaciones y votos en contra por parte de los expertos propuestos por los partidos con representación en el hemiciclo.

Egibar aboga por "lograr el mayor apoyo posible" en torno al nuevo Estatuto y afirma que el ejercicio del derecho a decidir se deberá "acordar" con el Estado

La reforma del Estatuto ha marcado el debate de la sesión plenaria de este jueves, donde se han evidenciado las grandes diferencias que existen entre los partidos del hemiciclo en torno a esta cuestión. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, que ha asegurado no haber leído "ni una línea" del borrador en el que trabajan los expertos, ha defendido que su partido pueda modificar los planteamientos de partida consensuados el pasado año con Bildu en aras a "lograr el mayor apoyo posible" en torno al nuevo Estatuto. "Cuanto más amplio sea el acuerdo, mejor, porque la proyección será diferente si es de uno, dos, tres, cuatro o de todos los partidos", ha afirmado. El dirigente 'jeltzale' ha considerado que el derecho a decidir es "propio" de los pueblos y naciones, si bien ha dejado constancia de que su ejercicio se tendrá que "acordar", ya que el País Vasco está "entre dos países", en alusión a España y Francia. "No podrá ser unilateral", ha aseverado. Ha respondido así a la petición que ha formulado al PNV la portavoz 'abertzale', Maddalen Iriarte, de "dar un paso adelante" para la consecución del "Estado vasco".

La representante de EH Bildu ha sido muy crítica con el 'giro' del PNV. "¿Queremos saber dónde está el PNV? "¿Está en el camino hacia el ejercicio del derecho a decidir o ve el derecho a decidir como un adorno o un deseo? ¿Dónde está el PNV, a favor de ampliar el fondo de poder que tenemos o a favor de gestionar de la misma manera como hasta ahora y seguir otros 40 años en lo de siempre? ¿Está en las bases y principios que acordamos entre ambos o dónde está?", ha interpelado Iriarte a Egibar desde el atril.

Este jueves, según ha expuesto, el Parlamento vasco se ha pronunciado a favor del derecho a decidir, pero ha preguntado al PNV qué va a hacer a futuro. "¿Qué vamos a ofrecer mañana a este país? ¿De nuevo una relación de subordinación o la que permita decidir el futuro?", ha aseverado la portavoz 'abertzale', que ha pedido a la formación que lidera Ortuzar conocer si le "vamos a tener como compañero de viaje en este camino" a favor de la materialización del derecho a decidir o, por el contrario, va a actuar como una "pieza esencial" del Estado para "neutralizar el derecho a decidir". En este sentido, ha emplazado a la formación nacionalista a aclarar qué está dispuesto a asumir o a ceder para ampliar el pacto que alcanzaron el pasado año. "¿A cambio de qué?", ha enfatizado para oponerse a convertir el derecho a decidir en "un mero desiderátum".

"¿El PNV está en el camino hacia el ejercicio del derecho a decidir o ve el derecho a decidir como un adorno o un deseo?", interpela Bildu a Egibar

La proposición no de ley que ha salido adelante este jueves en el Parlamento es prácticamente idéntica a la iniciativa que aprobó la Cámara del pasado 11 de abril. El Parlamento, según recoge el texto, “igual que en otros países del entorno europeo, dará cauce al ejercicio del derecho a decidir de la ciudadanía”. El texto considera, asimismo, “imprescindible” articular “un nuevo modelo relacional con el Estado basado en la igualdad, la bilateralidad y el pacto” que “incorpore un régimen o sistema de garantías”. El texto refrenda igualmente “las bases y principios” acordados en la Ponencia de Autogobierno, la misma en la que ahora paradójicamente chocan de forma abierta las dos fuerzas nacionalistas por la actuación de los juristas que se encargan de redactar el borrador del nuevo Estatuto, que el mismo martes iniciará su recorrido parlamentario de cara a articular un nuevo texto normativo en la Ponencia de Autogobierno. En todo caso, es muy difícil que esta reforma pueda culminarse a lo largo de esta legislatura con las elecciones vascas en el horizonte, previstas en un principio para otoño de 2020.

El pronunciamiento de este jueves del Parlamento vasco es consecuencia de una enmienda transaccional consensuada entre el PNV y Bildu hace un mes, el pasado 30 de octubre, en respuesta a una proposición de ley registrada por el PSE para poner en valor el actual Estatuto de Autonomía con motivo de su 40 aniversario —el 25 de octubre—. Con motivo de esta redonda celebración, y ante la futura reforma del texto normativo vasco, los socialistas impulsaron una iniciativa para reflejar la “voluntad de abordar un proceso de actualización del autogobierno que garantice el encaje jurídico-legal de la reforma y tramitado de acuerdo con las normas y procedimientos legales vigentes, respetando el ordenamiento jurídico, los métodos democráticos y los derechos y las libertades de la ciudadanía, con el propósito de profundizar en la convivencia democrática y avanzar en la cohesión y la justicia social”.

Es muy difícil que la reforma del Estatuto pueda culminarse esta legislatura, con las elecciones vascas previstas en un principio para otoño de 2020

Ante esta propuesta original, la enmienda pactada por las dos fuerzas nacionalistas “ratifica la exigencia de culminar el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika, reafirmando el espacio de poder reconocido en el propio Estatuto y aún no transferido”, al tiempo que rechaza los “pronunciamientos políticos y estrategias que tienen como objetivo impedir, vaciar y condicionar el desarrollo del autogobierno vasco”. Asimismo, el pronunciamiento refleja que la "actualización del autogobierno vasco debe incluir una renovación y adecuación de nuestro haber competencial a las demandas y necesidades de la sociedad vasca", al ser unas "competencias necesarias para garantizar los derechos políticos, económicos, sociales, lingüísticos y culturales de la ciudadanía vasca". La iniciativa, de cinco puntos, va más allá del propio contenido del texto normativo vasco, y exige la derogación con “carácter prioritario” de leyes como la Lomce, la reforma laboral o la 'ley mordaza'. También exige eliminar la “excepcionalidad que inspira la aplicación de la actual política penitenciaria y que se procede al acercamiento y traslado a cárceles vascas de todos los presos” y la “puesta en libertad de quienes padezcan enfermedades graves e incurables”.

Durante el debate de la iniciativa original, y con la mirada puesta en la reforma del Estatuto, el portavoz socialista en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha advertido de que su partido no permitirá propuestas que "se salten la legalidad", como tampoco que se establezcan "categorías ciudadanas" en el futuro texto normativo. Desde Podemos, su líder en el País Vasco, Lander Martínez, ha abogado por articular el "derecho a decidir" desde un encaje legal en la reforma estatutaria, por lo que ha reclamado a los partidos estar a la "altura de lo que exige la ciudadanía", que "nos piden acuerdos para avanzar" en un nuevo Estatuto. "¿Nos ponemos de acuerdo en lo nuevo o nos quedamos con lo viejo?", ha clamado ante "años atrapados en viejos debates". Dentro de esta formación, la parlamentaria Pili Zabala, que fue la candidata a lehendakari en las elecciones autonómicas de 2016, se ha desmarcado del sentido del voto general y ha votado a favor del texto consensuado por Bildu y el PNV para mostrar su aval al derecho a decidir después de que el partido haya atendido a su petición de tener libertad para votar.

El PSE no permitirá propuestas que se salten la legalidad, Podemos aboga por articular el derecho a decidir y el PP alerta del "disparate jurídico"

Por su parte, Borja Sémper (PP) ha sido muy crítico con que el derecho a decidir se recoja en la reforma estatutaria, sea cual sea la fórmula, ya que supone "desfigurar Euskadi y la independencia de facto". En este sentido, ha advertido de que supone un "disparate jurídico", ya que conlleva un "desbordamiento" de la legalidad y del ordenamiento constitucional "se mire por donde se mire". La cuestión, según ha espetado, "se dilucidará en los tribunales" porque "nadie está por encima de la ley. Y más allá de la dimensión jurídica, desde la consideración política, ha alertado de que los planteamientos que se abordarán en la Ponencia de Autogobierno a partir del texto que presenten los juristas, a quienes se les encomendó esta labor en octubre de 2018, pueden llevar al País Vasco "a una situación similar a la de Cataluña".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios