DISTINTIVOS DE RECUERDO A JUAN MANUEL PIÑUEL

Detenidos por atacar 10 veces el homenaje a un guardia civil asesinado por ETA

Son arrestados por un presunto delito de humillación a las víctimas de terrorismo al destruir de forma "sistemática" desde 2017 los distintivos en recuerdo al agente en las ruinas del cuartel de Legutiano

Foto: Pancarta de agradecimiento a ETA en los terrenos de la antigua casa cuartel de Legutiano (Álava), contra la que atentó la banda terrorista en 2008 matando al agente Juan Manuel Piñuel. (EC)
Pancarta de agradecimiento a ETA en los terrenos de la antigua casa cuartel de Legutiano (Álava), contra la que atentó la banda terrorista en 2008 matando al agente Juan Manuel Piñuel. (EC)

La Guardia Civil ha detenido a dos personas acusadas de atacar y destruir hasta en una decena de ocasiones los elementos de homenaje colocados en las ruinas de la casa cuartel de Legutiano (Álava) en memoria del agente Juan Manuel Piñuel asesinado por ETA en 2008 en un brutal atentado con una furgoneta bomba cargada con 150 kilos de explosivo que los terroristas aparcaron a las puertas del recinto y destruyó por completo la base policial.

Los dos arrestos se han llevado a cabo esta mañana en Bilbao y Legutiano por un “presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo”, según ha informado la Guardia Civil a través de un comunicado. Este cuerpo atribuye a los dos arrestados ataques “sistemáticos” a los distintivos conmemorativos colocados en memoria del agente desde febrero de 2017, los cuales "retiraban y/o destruían" una vez eran repuestos. A este respecto, se les atribuye una decena de ataques contra los elementos situados en los restos de la casa cuartel de Legutiano, que quedó destruida a raíz del brutal atentado cometido en la madrugada del 14 de mayo de 2008 que causó la muerte a Piñuel, de 41 años, e hirió a otros cuatro agentes.

El cuartel de Legutiano, días después de la explosión. (EC)
El cuartel de Legutiano, días después de la explosión. (EC)

La detención culmina una investigación iniciada hace más de dos años cuando los agentes constataron que desconocidos “venían sistemáticamente retirando y/o destruyendo los elementos colocados en memoria” de Juan Manuel Piñuel por amigos y familiares en el solar que en su día albergaba el cuartel de la Guardia Civil. Además de los ataques continuos a la memoria del agente asesinado, en el lugar se han venido realizando pintadas y colocando pancartas a favor de ETA desde entonces.

Además de los ataques continuos a la memoria del agente asesinado, en el lugar se han realizado pintadas y colocado pancartas a favor de ETA

Todas estas acciones, asegura la Guardia Civil, “podría constituir un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo”, por lo que ha procedido esta mañana a la detención de dos personas tras ser identificados como presuntos autores de la retirada y destrozo en una decena de ocasiones de los elementos conmemorativos y de homenaje a Piñuel tras las investigaciones efectuadas por la Benemérita. La operación ha sido llevada a cabo por el Servicio de Información de este cuerpo policial y coordinadas por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.

Piñuel, casado y con un hijo, llevaba destinado apenas dos meses en Legutiano cuando falleció a consecuencia de la explosión de la furgoneta bomba que colocaron en la entrada de la casa cuartel minutos antes de las tres de la madrugada dos terroristas, que huyeron a la carrera en un coche que les esperaba a unos metros de distancia. El vehículo hizo explosión apenas unos instantes después y sin aviso previo, cuando Piñuel, que se encontraba entonces en una de las garitas de vigilancia, intentaba avisar a sus compañeros. El agente, natural de Melilla pero afincado en Málaga, falleció prácticamente en el acto alcanzado por la deflagración, que arrasó la casa cuartel, en la que residían una quincena de familias, entre ellos varios niños.

Todos los residentes se despertaron con la lluvia de escombros que cayó sobre ellos y que provocaron heridas de diferente consideración a cuatro agentes, entre ellos un sargento que tuvo que ser rescatado tras quedar atrapado entre los cascotes. “ETA quería provocar una masacre”, denunció el entonces ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios