DIFERENTES PROPUESTAS EN EL PARLAMENTO VASCO

PNV, PSE, Podemos y PP piden acabar con los 'ongi etorri'... Pero cada uno a su manera

El PP pone el foco en el Gobierno vasco para impedir los homenajes, Podemos pide a los familiares que los limiten al "ámbito privado" y PNV-PSE apelan a los organizadores a "dejar de hacerlos"

Foto: Recibimiento en Oñati, en julio, al etarra Xabier Ugarte, uno de los secuestradores de Ortega Lara, a su salida de prisión. (EFE)
Recibimiento en Oñati, en julio, al etarra Xabier Ugarte, uno de los secuestradores de Ortega Lara, a su salida de prisión. (EFE)

La exigencia de acabar con los recibimientos a los presos de ETA en sus pueblos natales a su salida de prisión ha llegado al Parlamento vasco, donde PP, PNV, PSE y Podemos reclaman que se acabe con estos 'ongi etorri' por la "humillación" que suponen para las víctimas del terrorismo o las "dificultades" que conllevan para la convivencia en el País Vasco. Existe consenso en estas fuerzas en torno a la necesidad de poner fin a estos homenajes, que se celebran con total impunidad y entre la denuncia de las asociaciones de víctimas del terrorismo, pero el acuerdo generalizado sobre el qué no se da en relación con el cómo, ya que cada formación lo hace con posicionamientos diferentes.

La Cámara de Vitoria va a abordar en pleno la adopción de medidas para "impedir los actos de recibimiento, enaltecimiento y homenaje" a los presos de ETA a instancias del PP, que registró una proposición no de ley a raíz de los polémicos recibimientos dispensados a finales de julio por el entorno 'abertzale' al histórico etarra José Javier Zabaleta, 'Baldo', y a Xabier Ugarte Villar, uno de los secuestradores del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, y que fueron denunciados ante la Fiscalía por el Gobierno y diferentes asociaciones de víctimas por "exaltación" del terrorismo.

A la vista de la impunidad de estos recibimientos en Hernani y Oñati, los populares vascos registraron en el Parlamento una iniciativa para exigir al Gobierno vasco que "adopte las medidas" oportunas para impedir los homenajes públicos en "pueblos y ciudades del País Vasco" a los presos de ETA, al "infringir la legislación que protege a las víctimas del terrorismo contra actos de descrédito, menosprecio y humillación".

El plazo de presentación de enmiendas acabó este miércoles con la presentación de textos alternativos a la totalidad por parte de Podemos, por un lado, y de los socios en el Gobierno vasco, PNV y PSE, por otro. Todas las propuestas registradas coinciden en la exigencia de poner fin a los 'ongi etorri', aunque no existe consenso en torno a la fórmula. Así, el emplazamiento directo del PP al Ejecutivo de Vitoria a erradicar los homenajes de las calles no cuenta con el respaldo explícito de las demás formaciones, que abogan por otro tipo de respuesta.

Podemos plantea que los recibimientos se realicen en "ámbitos privados" y desprovistos de "homenaje a la pertenencia a una organización violenta"

Podemos plantea en su enmienda a la totalidad que los recibimientos se realicen en "ámbitos privados" y "desprovistos" de todo "homenaje o reconocimiento a la pertenencia a una organización violenta" para "evitar que se conviertan en un elemento de división y en una dificultad añadida para la construcción de una convivencia democrática". La enmienda presentada por el parlamentario José Ramón Becerra es muy contundente en su rechazo a la celebración de los 'ongi etorri', por ser unos actos públicos que, según asevera, "representan una exaltación de la violencia", de modo que su organización es "injusta" para las víctimas de ETA y "negativa" para "el proceso actual de reconstrucción de la convivencia en el País Vasco".

El partido de Pablo Iglesias en el País Vasco reconoce la "facultad" de los familiares y allegados de los presos de ETA f¡de "acogerlos" una vez cumplida la pena, pero demanda sacar de la calle estos recibimientos y despojar estos actos de todo elemento de reconocimiento a la actividad violenta de cara a "evitar que se conviertan en un elemento de división y en una dificultad añadida para la construcción de una convivencia democrática".

En un segundo punto, la formación morada plantea que el Parlamento vasco realice "un llamamiento a las instituciones públicas, los partidos políticos y los agentes sociales a redoblar los esfuerzos para promover activamente entre la ciudadanía vasca la deslegitimación del uso de la violencia como recurso para la resolución de conflictos tanto en el pasado como en el presente y futuro".

PNV y PSE piden que cesen los homenajes por "sensibilidad hacia las víctimas y a las familias" y por "respeto a una memoria crítica del pasado"

Menos explícita en su argumento es la enmienda a la totalidad suscrita de forma conjunta por PNV y PSE, que dirigen su petición a quienes "organizan y promueven" los homenajes públicos a los presos de ETA para que "dejen de hacerlo" por "sensibilidad hacia las víctimas y al dolor de las familias". La enmienda registrada rechaza lo que califica de "actos de reconocimiento con ostentación pública" en base al "respeto a una memoria crítica del pasado" y para "favorecer la construcción de una convivencia conciliadora".

Asimismo, traslada una petición genérica a los "poderes públicos competentes" para que velen por la "necesidad de garantizar las políticas de reconocimiento, verdad, justicia y reparación debidas a las víctimas del terrorismo y de vulneración de derechos humanos, eliminando los agravios sufridos, y los que pudieran provocárseles, así como adoptando las medidas que eviten su ofensa, humillación y revictimización".

El rechazo a los 'ongi etorri' no es nuevo en el Parlamento vasco durante la actual legislatura. El pronunciamiento en contra de los recibimientos a los reclusos etarras a su salida de prisión llega a la Cámara de Vitoria después de que en febrero del pasado año el pleno mostrara con el apoyo de todos los grupos y la abstención de EH Bildu su oposición a los homenajes públicos que se realicen a personas que hayan pertenecido a ETA o "utilizaron o justificaron la violencia como medio para conseguir fines políticos" por "ser contrarios a la defensa de los derechos humanos y suponer una revictimización para las víctimas".

El procedimiento abierto ahora es similar al que se llevó a cabo entonces, cuando el debate se produjo por una iniciativa original del PP que derivó en la presentación de textos alternativos por parte del PNV, PSE y Podemos. Entonces, estos tres grupos consensuaron finalmente una enmienda que contó con el apoyo de los populares en su primer punto, en el de rechazo a los homenajes. La proposición se debatió pocos días después del recibimiento en Andoain a los presos de ETA Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, condenados por su participación en el asesinato del exjefe de la Policía de esta localidad Joseba Pagazaurtundua.

El PP advierte de la presencia de menores de edad, "utilizados para aplaudir" a los terroristas en "una de las expresiones de radicalidad más rechazables"

Durante el debate, el parlamentario 'abertzale' Julen Arzuaga negó que los 'ongi etorri' supongan un acto de "enaltecimiento, glorificación o apologías" o una "humillación a las víctimas del terrorismo", y defendió la celebración de estas bienvenidas en las calles del País Vasco, que se celebran entre vítores a los presos y con proclamas a favor de los etarras, porque en los mismos "no se ensalza el currículo delictivo de nadie". Frente a este argumento, el portavoz de Podemos, Lander Martínez, instó a EH Bildu a reconocer "el dolor, el sufrimiento y la angustia que las víctimas sienten cuando se exalta la violencia" a través de este tipo de actos.

Ha pasado un año largo desde la aprobación de esta declaración en contra de los 'ongi etorri' y, desde entonces, el PP denuncia en su nueva iniciativa registrada en el Parlamento que en el País Vasco "se han seguido produciendo muchos recibimientos y actos de enaltecimiento y homenaje a miembros de ETA en calles y plazas de distintas localidades de nuestra tierra", entre la "más profunda preocupación" de las principales asociaciones de víctimas del terrorismo por la "impunidad" con que "se realizan estos actos contrarios a las leyes". Asimismo, los populares advierten de la "presencia reiterada" de menores de edad en los actos de homenaje a los terroristas, donde "son utilizados para aplaudir, acompañar y vitorear" a los presos etarras, lo que constituye "una de las expresiones de radicalidad más rechazables e incompatibles con la educación en valores de respeto a los derechos humanos".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios