INTERPELACIÓN EN EL PARLAMENTO VASCO

Podemos pregunta por el control al que se sometió al Ejército de Trump durante el G-7

La formación pregunta al Gobierno de Iñigo Urkullu por el protocolo de coordinación que se utilizó para "controlar" la presencia de las "fuerzas de seguridad extranjeras" durante la cumbre

Foto: Militares estadounidenses custodian el helicóptero de Trump en el aeropuerto de Hondarribia con motivo del G-7. (EFE)
Militares estadounidenses custodian el helicóptero de Trump en el aeropuerto de Hondarribia con motivo del G-7. (EFE)

Podemos quiere conocer "qué fuerzas de seguridad extranjeras" pusieron pie en el País Vasco con motivo del amplio dispositivo de seguridad desplegado de cara a la celebración de la cumbre del G-7 en Biarritz (Francia) y las medidas de "control" que se adoptaron por parte del Departamento vasco de Seguridad para vigilar esta presencia policial foránea. La formación de Pablo Iglesias ha interpelado en el Parlamento Vasco al Gobierno de Iñigo Urkullu para que informe sobre todo lo relacionado con las cuestiones de seguridad que rodearon a la celebración del encuentro para garantizar la seguridad de los principales líderes mundiales y sus acompañantes y hacer frente a posibles incidentes violentos por parte de activistas antiglobalización y antisistema.

La formación morada ha puesto en su radar el dispositivo policial desplegado en torno a la cumbre del G-7 por el elevado coste que, según denuncia, ha supuesto a diferentes niveles: social, económico, de imagen... Si hace unos días Unidas Podemos registró en el Congreso una iniciativa a través del portavoz parlamentario de Interior de Izquierda Unida, Enrique Santiago, para que el Gobierno en funciones detalle, entre otras cuestiones, el coste total que supuso el despliegue de las Fuerzas y Seguridad del Estado con motivo de este encuentro, ahora el partido en el País Vasco quiere que el Gobierno de Urkullu rinda cuentas en el Parlamento de Vitoria.

El parlamentario Iñigo Martínez Zatón ha registrado una solicitud de información que también lleva la firma de Lander Martínez en su condición de portavoz de Podemos en la Cámara de Vitoria para conocer en primera instancia el "número total de unidades policiales vascas" destinadas para atender la cumbre del G-7", así como el coste del despliegue de las mismas. Y en un segundo punto, el representante de la formación morada interpela al Gobierno vasco por "qué unidades de ejércitos y/o fuerzas de seguridad extranjeras estuvieron en el País Vasco" con motivo de la celebración de esta cita. Y no solo eso, también pregunta por el "protocolo de coordinación" que se utilizó para "controlar la presencia de dichas fuerzas".

Podemos cree que existe "poca transparencia" sobre las cuestiones relacionadas con el dispositivo de seguridad que se desplegó con motivo de la cita que del 24 al 26 de agosto reunió a los principales mandatarios mundiales en la turística localidad francesa, situada a escasos 20 kilómetros de la frontera. Así, asegura que apenas se sabe nada sobre la presencia del Ejército de Estados Unidos en el aeropuerto de Hondarribia, donde los días previos a la cumbre aterrizó un enorme avión militar estadounidense, un Boeing C-17 Globemaster de 53 metros de longitud, con numerosos soldados a bordo para descargar el helicóptero presidencial de Donald Trump , el 'Marine One', y numeroso material para la cumbre en una operación que se desarrolló ante la vigilancia de la Guardia Civil. El avión de la Fuerza Aérea estadounidense estuvo custodiado por soldados armados en el aeródromo guipuzcoano durante el encuentro del G-7, periodo durante el cual además diferentes "aviones militares" sobrevolaron el País Vasco.

El avión militar estadounidense en el aeropuerto de Hondarribia bajo la vigilancia de dos agentes de la Guardia Civil en una lancha. (EFE)
El avión militar estadounidense en el aeropuerto de Hondarribia bajo la vigilancia de dos agentes de la Guardia Civil en una lancha. (EFE)

Por ello, la formación morada quiere conocer todos los detalles y costes que ha supuesto para el País Vasco, incluyendo las medidas incluidas en el protocolo de coordinación que, en su caso, se llevó a cabo para proceder al control de esta presencia de ejércitos y cuerpos de seguridad extranjeros y sus diferentes derivadas. "El Gobierno vasco nos dice que no ha conllevado un gasto extra para las arcas públicas", duda Martínez Zatón, que defiende la idoneidad de las interpelaciones para conocer el "coste real" que ha supuesto un despliegue policial que causó "innumerables" molestias a los ciudadanos, con controles permanentes en los pasos fronterizos de Irún a Hendaya y continua presencia de agentes armados en las calles.

La solicitud de esta información la justifica en la "finalidad de obtener más información respecto a la implicación del Gobierno vasco" en el encuentro que reunió en Biarritz a Trump o Angela Merkel, entre otros mandatarios mundiales, y al que acudió el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, en calidad de invitado por el anfitrión, su homólogo francés Emmanuel Macron.

La cumbre del G-7 movilizó en España a cerca de 7.000 agentes policiales, de los que 1.878 eran de la Guardia Civil, 932 de la Policía Nacional y unos 4.000 'ertzainas' dentro de un dispositivo sin precedentes en el entorno de la frontera, con continuos controles en los pasos de Irún a Hendaya y efectivos policiales desplegados en la zona por tierra, mar y aire. Por su parte, Francia desplegó a unos 13.000 agentes.

La cumbre del G-7 movilizó en España a cerca de 7.000 agentes, de los que 1.878 eran de la Guardia Civil, 932 de la Policía Nacional y 4.000 'ertzainas'

De cara a garantizar la seguridad durante la cumbre, se establecieron dos centros diferentes de coordinación y seguimiento policial de la cumbre impulsados por el Ministerio de Interior y el Departamento vasco de Seguridad. El Gobierno español constituyó en San Sebastián, en la sede de la subdelegación del Ejecutivo de Guipúzcoa, el centro de coordinación operativo (CECOR) en el que participaron la secretaria de Estado de Seguridad, los delegados del Gobierno en el País Vasco y Navarra, el viceconsejero de Seguridad del Ejecutivo de Vitoria, responsables de la Dirección General de Tráfico (DGT) y altos mandos de la Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza, Policía Foral de Navarra y Guardia Municipal, entre otros. Por su parte, la Consejería vasca de Seguridad activó una mesa de seguimiento policial en la sede de la Ertzaintza —con competencias en materia de orden público y tráfico— de Oiartzun en la que tomaron parte miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Foral de Navarra y Guardia de Irún, así como representantes de cuerpos de seguridad franceses.

Agentes de la Guardia Civil y de la Gendarmería en un control policial en Francia. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil y de la Gendarmería en un control policial en Francia. (EFE)

Podemos mostró su apoyo oficial a la contracumbre organizada por las plataformas G-7 Ez y Alternartives G-7 en el recinto ferial Ficoba de Irún para protestar por la reunión de los principales mandatarios mundiales en Biarritz y que también contó con el respaldo de EH Bildu, Izquierda Unida o el PCE, entre otros partidos. La formación de Iglesias participó en diversos actos de la contracumbre, donde diputados de Unidas Podemos por el País Vasco ofrecieron conferencias sobre el feminismo o el cambio climático.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios