esperan los resultados de adn

La víctima de la presunta violación grupal en Bilbao no identifica a dos de los investigados

Dos de los investigados están en prisión preventiva, mientras que los otros cuatro fueron puestos en libertad condicional porque no llegaron a ser identificados por la víctima

Foto: Agentes de la Ertzaintza custodian la zona en el parque de Etxebarria donde se produjo la presunta violación múltiple. (EFE)
Agentes de la Ertzaintza custodian la zona en el parque de Etxebarria donde se produjo la presunta violación múltiple. (EFE)

Cinco de los acusados por la presunta agresión sexual múltiple cometida en el parque Etxebarria, en Bilbao, se someten desde este martes a las ruedas de reconocimiento en el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital, que continuarán hasta el día siguiente. Un sexto investigado, ahora en prisión, no participará en este proceso de reconocimiento porque ya fue identificado por la víctima ante la Ertzaintza.

Dos de ellos han sido sometidos este martes a la rueda, sin que la víctima los haya podido identificar. Entre ellos, se encontraba uno de los encarcelados.

En la denuncia presentada por la joven de 18 años figuran un total de seis presuntos agresores; dos de ellos permanecen en prisión provisional, mientras que los otros cuatro quedaron en libertad condicional con la obligación de acudir diariamente al juzgado.

En estas ruedas de reconocimiento sí estará presente uno de los detenidos, que fue identificado por la propia víctima por los arañazos en la espalda que le hizo durante la agresión. Según informa EFE, la jueza instructora del caso está a la espera de recibir los resultados de las pruebas de ADN practicadas a los detenidos para confirmar o modificar la situación judicial de los investigados.

En el auto aparece reflejado que, una vez pasaron los seis acusados a disposición judicial, dos de ellos tuvieron que ser puestos en libertad porque "la víctima no proporcionó descripción de todos los autores con clara descripción física".

No ocurrió lo mismo con uno de los sospechosos que permanecen en prisión provisional, quien fue identificado por la joven solo unas horas después de que se produjeran los hechos, cuando la denunciante viajaba en el furgón policial con los agentes para identificar a los presuntos agresores. Un búho tatuado en su cuello fue lo que le delató; un detalle que la víctima no pasó por alto.

En su primera declaración ante las autoridades, la joven aseguró que fue asaltada de forma sorpresiva por los seis investigados en mitad del parque para después cambiar su versión y admitir que sí conocía al joven del tatuaje, con quien había quedado aquella noche para verse.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios