JOSU BUJANDA ASUME LA JEFATURA DE LA POLICÍA

Nombran al nuevo jefe de la Ertzaintza siete meses después de la dimisión del anterior

Jorge Aldekoa dimitió en diciembre a raíz de la sentencia de la Audiencia de Vizcaya que condenó a un agente a dos años de cárcel por la muerte del joven seguidor del Athletic Iñigo Cabacas

Foto: El nuevo jefe de la Ertzaintza, Josu Bujanda. (EC)
El nuevo jefe de la Ertzaintza, Josu Bujanda. (EC)

El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco ha nombrado al nuevo jefe de la Ertzaintza, Josu Bujanda, tras permanecer vacante este puesto durante siete meses, desde que a mediados de diciembre presentó su dimisión el anterior responsable de la policía autonómica, Jorge Aldekoa. Lo hizo a raíz de la sentencia de la Audiencia de Vizcaya que condenó a un agente a dos años de cárcel por la muerte del joven seguidor del Athletic de Bilbao Iñigo Cabacas, que falleció en abril de 2012 por el impacto de una pelota de goma en la cabeza disparada por la policía vasca durante los incidentes de un partido de Europa League.

El nuevo superintendente de la Ertzaintza (Beasain, Guipúzcoa, 1962) lleva más de 36 años en la Policía vasca —accedió dentro de la tercera promoción— y es un hombre que goza de la máxima confianza de los responsables del Departamento de Seguridad, en especial del viceconsejero Josu Zubiaga, quien ha efectuado su nombramiento. La dimisión de Aldekoa había ampliado la presencia pública de Bujanda, asumiendo responsabilidades a la hora de transmitir la información del cuerpo.

El nuevo jefe de la Ertzaintza (Beasain, 1962) lleva más de 36 años en la policía vasca y goza de la máxima confianza del viceconsejero de Seguridad

Hasta ahora, Bujanda desempeñaba la función de jefe de División de Protección Ciudadana, cargo en el que ha permanecido durante seis años. Es uno de los distintos cargos y destinos que ha asumido en la Ertzaintza el hoy nuevo jefe de este cuerpo policial desde que entrara a la Academia de Arkaute en 1983.

Su primer destino fue la Ertzain-Etxea de Zumárraga, donde comenzó a trabajar con ‘ertzaina’ y donde permaneció 14 años. Con posterioridad, ha trabajado en la Jefatura de Inspección de la policía vasca, en la Jefatura Territorial de Guipúzcoa, en la Dirección de Protección e Intervención, en la Jefatura de Seguridad Ciudadana en San Sebastián y en la Jefatura de Operaciones de Tráfico en Guipúzcoa, entre otros puestos.

Bujanda asume la jefatura de la Ertzaintza en un momento en que la policía vasca afronta un importante periodo de renovación de la plantilla a consecuencia del incremento de jubilaciones y bajas. De hecho, el Departamento de Seguridad se vio forzado a principios de este año a ampliar la OPE de 500 a 700 puestos en pleno proceso de pruebas para afrontar este relevo generacional a “corto y medio plazo”, como puso de manifiesto la consejera, Estefanía Beltrán de Heredia.

Bujanda asume la jefatura de la Ertzaintza cuando afronta un importante periodo de renovación de la plantilla por el incremento de jubilaciones y bajas

Sin embargo, la dirección de Seguridad está teniendo problemas para cubrir estas 700 plazas entre las críticas de los sindicatos, en especial el mayoritario Erne, que denuncia que en la actualidad la Ertzaintza apenas cuenta con 7.200 agentes, frente a la plantilla de 8.000 componentes que existía a principios de esta década, debido a la “incapacidad” de los responsables de la policía para hacer frente a la “cascada de jubilaciones”.

Aldekoa dimitió el 14 de diciembre del pasado año tras un “análisis y reflexión personal profundos” de la sentencia del caso Cabacas. En el momento de los hechos, el 5 de abril de 2012, se encontraba al frente de la comisaría de Bilbao, responsable del operativo policial desplegado para el partido contra los alemanes del Schalke 04. Aldekoa declaró como testigo en el juicio que acabó con la condena a dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación de uno de los seis agentes imputados y que en el momento de la sentencia ya estaba jubilado.

El viceconsejero vasco de Seguridad, Josu Zubiaga, rodeado de agentes. (EC)
El viceconsejero vasco de Seguridad, Josu Zubiaga, rodeado de agentes. (EC)

En todo caso, el ex responsable de la Ertzaintza se mantiene dentro del equipo de confianza del viceconsejero. Así, apenas cuatro días después de su dimisión, le fue conferida por Zubiaga la comisión de servicios voluntaria para la realización, bajo su dependencia directa, de funciones relativas al seguimiento de programas y proyectos en curso de implantación, entre otros ámbitos, el de investigación, centralización de la gestión de detenciones o modernización de la Brigada Móvil, así como de las modificaciones en la estructura del personal de la Ertzaintza.

Sus nuevas funciones fueron desveladas por la consejera de Seguridad en una respuesta parlamentaria por escrito fechada el 23 de abril a una pregunta de EH Bildu, que interpeló a Beltrán de Heredia por las actuales responsabilidades de Aldekoa en la Ertzaintza. Ahora, su antiguo cargo es asumido desde este martes por Bujanda, quien, no obstante, tendrá más arriba en la cadena de mando al director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo.

El puesto que deja Bujanda será asumido por Alfonso Garaikoetxea (Pamplona, 1962), quien hasta ahora ostentaba el cargo de jefe territorial de Álava, según ha informado el Departamento de Seguridad. Asimismo, el viceconsejero de Seguridad ha ratificado en su cargo como jefe de División de Investigación Criminal y Policía Judicial al superintendente José Mari Yurrebaso (Bedia, Vizcaya, 1959), que ostenta dicha función desde el 30 de julio de 2015. Los tres responsables de la Ertzaintza pertenecen a la tercera promoción de la policía vasca.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios