ORDÓÑEZ REMITE UNA CARTA AL MINISTRO

Covite pide a Marlaska que le aclare la cifra de etarras huidos tras el arresto de Ternera

La presidenta del colectivo de víctimas del País Vasco reclama también información sobre los grupos disidentes de ETA y de los "falsos desarmes" de la banda terrorista ante la "confusión" informativa

Foto: Consuelo Ordóñez. (EFE)
Consuelo Ordóñez. (EFE)

La presidenta del Colectivo de Víctimas del País Vasco (Covite), Consuelo Ordóñez, ha remitido una carta al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que le concrete el número de miembros de ETA que están prófugos de la Justicia en la actualidad y le facilite información sobre los grupos disidentes de la banda terrorista y de los “falsos desarmes” que han llevado a cabo los terroristas a raíz de la “confusión” informativa que existe ante todas estas cuestiones.

La misiva tiene por finalidad que el exjuez de la Audiencia Nacional aclare a las víctimas del terrorismo del País Vasco cuestiones como cuál es el número de etarras que permanecen huidos a día de hoy y la situación actual respecto a las órdenes de busca y captura de los miembros de ETA que “faltan por detener”. Esta solicitud de información se deriva de la “información confusa” que se ha divulgado en torno a la cifra de terroristas que están prófugos de la Justicia a raíz de la detención del histórico etarra ‘Josu Ternera’ en mayo en los Alpes franceses, con “algunos medios que hablan de una treintena y otros de cerca de 50”.

Ordóñez justifica esta aclaración sobre la base de que “el Estado de Derecho todavía nos debe a las víctimas del terrorismo y a la sociedad la verdadera disolución de ETA” con “la detención de todos los terroristas prófugos y con causas pendientes con la Justicia, como ocurre con cualquier otra organización criminal”. A este respecto, felicita y traslada su “más sincero agradecimiento” a Grande-Marlaska por su “contribución” a la detención del exjefe político de ETA dentro de una operación desarrollada por la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad Interior francesa (DGSI), y que “fue, sin duda, un gran logro en aras a la disolución de la banda terrorista”, si bien le traslada que “no quisiera ver cómo las detenciones del resto de miembros de ETA huidos caen en el olvido”.

Asimismo, la presidenta de Covite reclama al ministro de Interior “toda la información” relativa a los grupos disidentes de ETA, “tanto de los que están en la cárcel como de los que están en la calle”, y cita a ATA (Amnistía ta Askatasuna) o Ernai, las juventudes de Sortu. Esta petición se fundamenta en las informaciones de los medios que dicen que estos grupos “pueden disponer de armas y de que, especialmente los que todavía están en la cárcel, están fuertemente ideologizados y fanatizados”, como el es caso de Jon Yurrebaso o Iñaki Bilbao. En este sentido, alude a las manifestaciones que realizó el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco hace dos años en unas jornadas impulsadas por Covite de que “se estaban produciendo encuentros entre etarras encarcelados y personas jóvenes para organizar esta disidencia”. “De qué información disponen al respecto? ¿Cuántos grupos disidentes hay?”, interpela en la misiva, fechada este viernes 5 de julio.

Los “supuestos desarmes” de ETA completan las cuestiones sobre las que requiere información Ordóñez por ser motivo de “gran preocupación” para las víctimas del terrorismo del País Vasco. “Nunca hemos sabido de cuántas armas se deshizo ETA y con cuántas se quedó, por lo que rogamos encarecidamente al Gobierno actual que nos informe de ello”, ruega. En concreto, la presidente de Covite hace alusión a la operación policial que se llevó a cabo en diciembre de 2016 en Louhossoa (Francia), donde los denominados ‘mediadores de ETA’ en el proceso de disolución de la banda terrorista iban a proceder a la destrucción de armas y explosivos, y a los “infames hechos” de abril de 2017 en Bayona, donde ETA procedió “a un desarme que fue puesto en entredicho por la lucha antiterrorista francesa”. Quisieramos disponer de toda la información", asevera a la vista de que "los falsos desarmes afectan de forma muy directa a las víctimas del terrorismo"

En relación a la escenificación de la última entrega de armas, que precedió a la posterior disolución decretada por la banda terrorista, Ordóñez se muestra muy crítica al dejar constancia de la “gran impotencia” que supuso ver “la poca información oficial que se nos proporcionó en su momento por parte del Gobierno de entonces”, que, según denuncia, “se caracterizó por su pasividad y por la falta de investigación para averiguar si estos desarmes habían sido reales". “Confiamos en que pueda proporcionarnos toda esta información que le solicitamos, dada la transparencia que ha demostrado con las víctimas del terrorismo en otros asuntos como la política penitenciaria y por la cual estamos muy agradecidos”, concluye la misiva.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios