AHORA DEBEN DECIDIR SI RECURREN AL SUPREMO

Nuevo revés judicial para exsocios de Fagor en su demanda de 48 millones a Mondragón

La Audiencia de Guipúzcoa ratifica la resolución del juzgado de Bergara que desestimó la petición de 957 exsocios de Fagor y Edesa por las aportaciones voluntarias a las cooperativas quebradas

Foto: Afectados por la quiebra de Fagor y Edesa, en una protesta contra la Corporación Mondragón. (EFE)
Afectados por la quiebra de Fagor y Edesa, en una protesta contra la Corporación Mondragón. (EFE)

El cerca de un millar de exsocios de Fagor Electrodomésticos y Edesa que mantienen una batalla judicial desde finales de 2015 contra la Corporación Mondragón por la reclamación de 47,8 millones de euros por las aportaciones voluntarias a las dos cooperativas quebradas han recibido un nuevo revés judicial después de que la Audiencia de Guipúzcoa haya ratificado la decisión inicial del Juzgado de Primera Instancia de Bergara de desestimar esta petición al considerar que la acción judicial había prescrito.

El tribunal ha desestimado el recurso presentado por los afectados, integrados en las asociaciones Ordaindu y Eskuratu, contra la resolución inicial, que confirma "íntegramente", de modo que exonera a la Corporación Mondragón de cualquier responsabilidad por la pérdida del dinero depositado en las dos cooperativas por los demandantes, que denunciaban haber sido "engañados". Ahora, a los 957 antiguos cooperativistas que se unieron para emprender esta batalla judicial contra el grupo en defensa de las aportaciones realizadas les queda la vía del Supremo en su reclamación para obtener los 47,8 millones de euros que aportaron en su día.

Las dos asociaciones, según han anunciado, celebrarán en los próximos días sendas asambleas para decidir si se opta por prolongar la batalla judicial y presentar un recurso ante el Supremo. No obstante, en primera instancia, contra la resolución de la Sección Segunda de la Audiencia de Guipúzcoa, de 68 páginas y fechada este lunes 1 de julio, cabe un recurso de casación ante la misma sala en el plazo de diez días, aunque es muy difícil que esta vía prospere.

De momento, a la espera de acordar los próximos pasos a dar, los demandantes han denunciado que la sentencia de la Audiencia Provincial "ignora toda la prueba documental que avalaba que la acción judicial no estaba prescrita", ya que, según señalan, la demanda se presentó cuando la administración concursal de Fagor Electrodomésticos y Edesa "todavía no había emitido su informe definitivo" y los afectados "se habían dirigido miles de veces contra Mondragón para que se hiciera cargo de los ahorros que tenían en las dos cooperativas".

Los afectados muestran su "malestar e indignación" por la "nula sensibilidad" de los tribunales hacia un colectivo "engañado" por la Corporación Mondragón

"No se puede entender que se haya rechazado por ese motivo [que los supuestos hechos están prescritos]", han censurado las dos entidades, que, a través de un duro comunicado, han mostrado su "malestar e indignación" por la "nula sensibilidad" de los tribunales hacia un colectivo "engañado" por la Corporación Mondragón.

El grupo cooperativo vasco, por su parte, ha celebrado una sentencia que, más allá del argumento de que los hechos están prescritos, "confirma todos los argumentos que ha defendido desde el primer momento" del proceso judicial, esto es, que "no se engañó a los demandantes, que las cooperativas son autónomas y soberanas y que la responsabilidad de las decisiones sobre su futuro es exclusivamente suya e indelegable a cualquier otra instancia". A este respecto, ha subrayado que, en una "extensa relación" de los hechos, la resolución "analiza el fondo de la cuestión y declara que los demandantes disponían de información previa sobre la situación financiera de la cooperativa haciendo hincapié en los múltiples canales de información que disponían en sus respectivas cooperativas".

Mondragón celebra que la sentencia constata que los demandantes "disponían de información previa sobre la situación financiera de la cooperativa"

Hace ahora casi un año, el 27 de julio de 2018, el Juzgado de Primera Instancia de Bergara ni siquiera consideró necesario abordar el fondo del asunto al sostener que la demanda sobre el presunto engaño del grupo a los antiguos cooperativistas de Fagor Electrodomésticos y Edesa se había presentado fuera de plazo, ya que había transcurrido más de un año desde que los demandantes "fueron conscientes de la realidad del daño". Fue el primer varapalo judicial para los 957 exsocios de ambas cooperativas que iniciaron la batalla judicial y que ahora han vuelto a ver cómo les tribunales se pronuncian en su contra al desestimar su petición.

Las dos asociaciones que agrupan a los demandantes insisten en su argumento de que los responsables de la Corporación Mondragón "orquestaron la prórroga de las aportaciones voluntarias y organizaron un concurso de acreedores ordenado, dirigido a que los principales activos de las empresas quebradas quedaran en manos del conglomerado empresarial" de Mondragón.

A la espera de que los afectados aprueben acudir al Supremo, la Audiencia de Guipúzcoa ha puesto fin a un proceso que se ha prolongado casi cuatro años

De momento, a la espera de que los afectados aprueben recorrer la vía del Supremo —en su día, tras el primer revés judicial, se optó por continuar la batalla judicial por mayoría—, la Audiencia de Guipúzcoa ha puesto fin a un proceso que se ha prolongado casi cuatro años —algunos de los demandantes han fallecido en este tiempo—, desde que el juzgado de Bergara abriera a finales de 2015 el procedimiento contra la Corporación Mondragon. "Todos nos dejamos la vida por la Corporación Mondragón y ahora nos ha dejado tirados, amparada por un sistema judicial que ha ignorado una realidad incontestable: que fuimos engañados para mantener nuestros ahorros en las dos empresas mientras que los directivos sacaban sus inversiones sin ninguna pega", han arremetido los dos colectivos.

Sin embargo, ante estas acusaciones, el grupo cooperativista vasco ha resaltado que la sentencia "destaca el esfuerzo de solidaridad desarrollado por las cooperativas de la Corporación Mondragón para apoyar a Fagor Electrodomésticos —el que fuera emblema del grupo— y Edesa tras su quiebra a finales de 2013.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios