EL ALCALDE LLAMA A LA "PRUDENCIA"

Tercer fallecido en San Sebastián en ocho meses víctima de una agresión en la calle

La muerte este lunes del hombre de 61 años que un día antes sufrió una agresión a plena luz del día se suma a los fallecimientos de dos jóvenes en octubre y abril tras ser golpeados de madrugada

Foto: Concentración en San Sebastián en repulsa por la agresión mortal a un joven de 17 años el pasado mes de abril. (EFE)
Concentración en San Sebastián en repulsa por la agresión mortal a un joven de 17 años el pasado mes de abril. (EFE)

La muerte este lunes del hombre de 61 años de edad que se encontraba hospitalizado en estado crítico desde este domingo tras sufrir una agresión en una calle de San Sebastián eleva a tres la cifra de personas que han perdido la vida en ocho meses en la capital guipuzcoana en similares circunstancias, víctimas de los golpes recibidos por otras personas en la calle.

El último suceso mortal llega apenas un mes y medio después del fallecimiento el pasado 26 de abril de un menor de 17 años que recibió una paliza tres días antes en el exterior de una céntrica discoteca de San Sebastián de madrugada. Con anterioridad, en octubre del pasado año, un joven de 28 años de Urnieta, una localidad cercana a la capital guipuzcoana, falleció tras permanecer dos meses en coma a consecuencia de una brutal agresión sufrida en la parte vieja en plenas fiestas de la Semana Grande.

Las circunstancias de los dos anteriores sucesos mortales están esclarecidas, con sus presuntos responsables en prisión, pero no así en relación con el último fallecimiento violento, que está a expensas de que avance la investigación conjunta abierta por la Ertzaintza y la Guardia Municipal de San Sebastián, sin que hasta el momento se haya practicado ninguna detención.

La Guardia Local y la Ertzaintza mantienen abierta una investigación para tratar de esclarecer el último suceso mortal, sin que se registre ningún arresto

De momento, lo que sí se sabe es que la víctima fue golpeada a plena luz del día, momentos antes de las 10:00, por un hombre con el que se cruzó mientras atravesaba un paso de cebra situado en el céntrico barrio de Gros, según el relato de testigos presenciales. Al parecer, el autor de la agresión le propinó varios golpes sin que utilizara algún arma u otro elemento contundente. La víctima, un vecino de la cercana localidad de Rentería, fue evacuado al Hospital de Donostia por los servicios de emergencias, que recogieron al ahora fallecido sangrando en la calle Miracruz. Dos horas después, hacia el mediodía, el hombre entró en estado crítico, de muerte cerebral, a consecuencia de las heridas. Ahora, la investigación policial trata de determinar si la muerte se debió a la agresión o al golpe producido al caer al suelo.

La muerte de este varón de 61 años constituye el tercer fallecimiento en similares circunstancias en apenas ocho meses. Los tres casos, admite el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, guardan "un parecido bastante grande". En todo caso, el primer edil donostiarra apela a la "prudencia" debido a las "diferentes circunstancias" que presenta este último suceso con relación al horario, lugar y edad de la víctima. Los anteriores se produjeron de noche, en puntos cercanos a establecimientos hosteleros y afectaron a jóvenes, y el de este domingo tuvo lugar a primera hora de la mañana, a plena luz del día, en un lugar céntrico y concurrido, y con un varón cercano a la edad de jubilación como víctima. A este respecto, fuentes municipales rechazan relacionar estas tres muertes ocurridas desde octubre con un incremento de la actividad delictiva en la capital guipuzcoana.

El último suceso mortal llega tras la conmoción que causó en la ciudad el fallecimiento el pasado 26 de abril de un joven de 17 años tras recibir una paliza de madrugada en las inmediaciones de una céntrica discoteca donostiarra. Al parecer, la agresión se originó por una discusión por un paquete de tabaco, lo que derivó en una reyerta en la que se vieron implicadas siete personas de entre 18 y 25 años de diferentes nacionalidades (española, rumana y magrebí). A consecuencia de los golpes sufridos, el joven Santi Coca, que residía con su madre en la capital guipuzcoana, donde se crio —su padre es natural de la localidad cántabra de Reocín—, permaneció tres días en coma hasta que falleció. Seis de los detenidos por su presunta implicación en la muerte del joven ingresaron en prisión y el séptimo quedó en libertad con medidas cautelares por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián.

Esta muerte causó gran consternación en la ciudad por las circunstancias en las que se produjo y por los cercanos precedentes, ya que apenas medio año antes otro joven, de 28 años, había fallecido tras permanecer dos meses en coma en el Hospital Donostia a consecuencia de la brutal agresión sufrida en la parte vieja durante las fiestas donostiarras. La agresión se produjo el 12 de agosto sobre las 5:00 en el exterior de un bar, cuando un hombre que fue posteriormente detenido como autor de la agresión mortal golpeó a la víctima, Asier Niebla, que en ese momento se encontraba hablando con una chica. El juez decretó el ingreso en prisión del presunto responsable por un delito de lesiones graves contra el joven, que falleció el 11 de octubre después de permanecer dos meses en coma al no superar las secuelas de la paliza.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios