TEXTO CONSENSUADO POR PNV, PSE Y PP

El País Vasco agradece las donaciones contra el cáncer... pero 'borra' a Amancio Ortega

El Parlamento aprueba una moción para reconocer las contribuciones en la lucha contra el cáncer, aunque no cita al dueño de Inditex, pese a que el objetivo inicial era reconocer su aportación de 14,7M

Foto: Un acelerador para la lucha contra el cáncer donado por la Fundación Amancio Ortega al Servicio Vasco de Salud. (E. C.)
Un acelerador para la lucha contra el cáncer donado por la Fundación Amancio Ortega al Servicio Vasco de Salud. (E. C.)

La proposición inicial era agradecer la donación dada por la Fundación Amancio Ortega al Servicio Vasco de Salud para la compra de equipos de alta tecnología para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, en respuesta a las duras críticas lanzadas desde Podemos por —según denunció esta formación— estar sustentadas este tipo de contribuciones en la elusión de impuestos. Sin embargo, la resolución aprobada finalmente en el Parlamento vasco elimina nombres y apellidos y se limita a reconocer de forma genérica las ayudas económicas aportadas para combatir el cáncer.

No hay reconocimiento expreso a la fundación puesta en marcha por Amancio Ortega en la moción que han consensuado el PNV, el PSE y el PP en la Cámara de Vitoria, a pesar de que la moción original planteada por los populares tenía como objetivo agradecer de forma particular a la fundación del dueño de Inditex la donación de 14,7 millones de euros al Servicio Vasco de Salud para la compra de equipos de alta tecnología para avanzar en la lucha contra el cáncer. El PP ha pactado un texto alternativo con los dos partidos que sustentan el Ejecutivo de Iñigo Urkullu que borra la mención específica a Amancio Ortega.

La propuesta inicial del PP buscaba "agradecer y apoyar la decisión de la Fundación Amancio Ortega de donar importante y costoso material sanitario"

La propuesta inicial planteada por el PP estaba encaminada a que el Parlamento vasco agradeciese y apoyara "la decisión de la Fundación Amancio Ortega de donar a nuestro Servicio Vasco de Salud-Osakidetza importante y costoso material sanitario para la detección y tratamiento oncológico, lo que ha supuesto una mejora en los niveles de salud”. Ahora, de esta pretensión original se ha pasado a que la Cámara de Vitoria “reconoce y agradece el compromiso y esfuerzo de todas aquellas personas y entidades que deciden colaborar con el objetivo común de seguir avanzando en la lucha contra el cáncer”, sin citar explícitamente a la fundación que ha motivado la presentación de la iniciativa.

La Fundación Amancio Ortega firmó el 24 de abril de 2017 con el Gobierno vasco un acuerdo de colaboración para permitir a Osakidetza la adquisición de nuevos equipos de última generación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas a cargo de la entidad del dueño de Inditex. El 23 de octubre del pasado año, ambas instituciones firmaron la segunda parte del convenio para la instalación de tres nuevos aceleradores en los hospitales de Cruces, Basurto y el HUA (Txagorritxu) por valor de 7,5 millones de euros, cantidad con la que se completaba el compromiso inicial de 14,7 millones.

Las duras acusaciones de Podemos contra Amancio Ortega motivaron el pasado 31 de mayo una primera interpelación del PP en el Parlamento vasco a la consejera de Salud, Nekane Murga, quien valoró que la “importante suma” aportada por la fundación ha permitido a Osakidetza “la renovación en un menor tiempo del previsto presupuestariamente de cinco aceleradores lineales para radioterapia y de un mamógrafo, equipos todos ellos de última generación, para mejorar los resultados en salud en la calidad de vida de las personas que padecen cáncer en el País Vasco”. La titular del Departamento de Salud incluyó la aportación económica de Amancio Ortega dentro de una "larga tradición de legados testamentarios y donaciones al sistema sanitario" vasco. "Hoy en día, sigue habiendo personas que, queriendo mostrar su agradecimiento al sistema sanitario público vasco y a sus profesionales, siguen donando bienes y cantidades económicas a Osakidetza", resaltó.

Tras las palabras de Murga, el PP presentó una moción para que la Cámara agradeciera de forma expresa esta contribución. Pero, finalmente, los populares se han limitado a consensuar junto con el PNV y el PSE un posicionamiento genérico en reconocimiento a “todas aquellas personas y entidades” que deciden colaborar de forma económica en la lucha contra el cáncer dentro de un texto que ha contado con el rechazo de Podemos y EH Bildu. A falta de reconocimiento explícito en el pronunciamiento oficial, sí ha habido agradecimientos a la Fundación Amancio Ortega desde el estrado por parte de los representantes de los tres grupos firmantes de la moción. A este respecto, el parlamentario del PP Carmelo Barrio ha remarcado que sus donaciones han sido “muy beneficiosas para la salud de los vascos y para el perfeccionamiento de nuestro sistema sanitario”.

Amancio Ortega. (Getty)
Amancio Ortega. (Getty)

Sus contribuciones, según ha enfatizado, son muy “relevantes” y “permiten seguir avanzando en salud para todos los vascos”. A este respecto, ha puesto en valor que la Fundación Amancio Ortega ha anunciado que mantendrá su política de donaciones en materia sanitaria, oncológica o en otras materias, al tiempo que ha censurado las "descalificaciones e insultos vertidos" contra el dueño de Inditex con acusaciones sobre un presunto fraude fiscal que "nada tienen que ver" con sus donaciones para "avanzar en calidad asistencial". Desde el PNV, Kerman Orbegozo ha expresado el agradecimiento de su partido a la donación, que no solo ha contribuido a mejorar la atención oncológica sino que también ha posibilitado llevar a cabo otras inversiones sanitarias. Natalia Rojo (PSE) ha destacado la "gran noticia" que supone que Amancio Ortega "se haya implicado en ese esfuerzo" y, ante las críticas por sus aportaciones económicas, ha recordado que Ximo Puig aceptó la donación del dueño de Zara al frente de la Generalitat valenciana.

Entre los partidos que han votado en contra de la moción, el parlamentario de Podemos Juan Luis Uria ha denunciado que se defienda la máxima de "a caballo regalado, no le mires el diente", y, al respecto, ha constatado que, de los 309 millones de euros donados por la fundación, "estamos hablando de entre 108 y 123 millones de euros de desgravación fiscal". En este sentido, ha censurado que "las donaciones han sido condicionadas, no colaborativas", de modo que "los intereses del donante han predominado en los convenios firmados en las 15 comunidades autónomas" de España. "No se han considerado los intereses generales del sistema sanitario, ni las necesidades de salud más apremiantes de la población, no es cierto", ha afirmado Uria, quien ha defendido que "la sanidad pública debe de tener una financiación suficiente", lo que "significa impuestos suficientes y una recaudación progresiva", una situación que "no se da en nuestro país". Por su parte, desde EH Bildu, la parlamentaria Leire Pinedo ha asegurado que es necesario "hacer una reflexión sobre las donaciones" y sus "jugosas desgravaciones fiscales", ya que en la actualidad constituyen "un modelo de paraíso fiscal".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios