REUNIÓN DE LOS POPULARES EUROPEOS EN DONOSTIA

El Grupo del Partido Popular Europeo muestra su apoyo público a Casado

El presidente del Grupo PPE, Manfred Weber, sitúa al líder de los populares dentro de la nómina de jóvenes valores para afrontar los retos de futuro por su "visión, ambición, enfoque y motivación"

Foto: Casado junto a Manfred Weber (izq), Antonio Tajani y Alfonso Alonso (derecha) en el homenaje a las víctimas del terrorismo. (EFE)
Casado junto a Manfred Weber (izq), Antonio Tajani y Alfonso Alonso (derecha) en el homenaje a las víctimas del terrorismo. (EFE)

Resulta hasta en cierto modo paradóiico que en el lugar que simboliza la debacle del PP en las pasadas elecciones generales del 28 de abril, el País Vasco, donde los populares se quedaron por primera vez en la historia sin representación en el Congreso de los Diputados, haya encontrado Pablo Casado el apoyo que no le dieron las urnas. El presidente del PP ha obtenido en San Sebastián el respaldo público del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) que desde este martes celebra en el Kursaal una reunión para debatir sus prioridades para la próxima legislatura con la presencia, entre otros, del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el responsable del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, o el líder del Grupo PPE Manfred Weber.

En un momento vital para Pablo Casado, con lo que pueda ocurrir en las próximas horas en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid como epicentro de la capacidad de negociación y respuesta de Génova tras las elecciones del 26 de mayo, el presidente de los populares ha visto cómo el PPE ha puesto en valor la "labor que está realizando en España" más allá de los resultados de las recientes citas con las urnas y que han limitado el poder institucional del PP. Quien ha puesto voz pública a las alabanzas ha sido Weber, quien se postula como favorito para sustituir a Juncker al frente de la Comisión Europea, y que ha reconocido la "visión, ambición, enfoque y motivación" del dirigente popular, cualidades que, según ha ensalzado, le sitúan en esa nómina de jóvenes valores del Grupo Popular que le va a permitir afrontar los retos del futuro con garantías.

Ha habido alabanzas de puertas para afuera y poco más. Porque poco ha trascendido del resultado de la cumbre en la que el PPE debate sus líneas de actuación para los próximos cinco años más allá de algún mensaje público. El apagón informativo ha llegado incluso al turno de preguntas de la sala a Casado tras su discurso oficial nada más surgir a escena las preocupaciones de los socios europeos por las posibles alianzas en España, en alusión a Ciudadanos y especialmente a Vox. De repente, plasma oscuro y micrófonos apagados.

Sí ha aludido a esta cuestión Weber a la hora de dar paso a la conferencia abierta de Casado, aunque de forma genérica. En un momento de "grandes retos", con los posibles acuerdos con estas dos formaciones como telón de fondo, el presidente del Grupo PPE ha incidido en la necesidad de "ofrecer respuestas adecuadas" y "modernizar las estructuras del partido". Algo que, como ha advertido, sólo se logrará "si hay un liderazgo claro".

El presidente del Grupo PPE reclama un "liderazgo claro" a Pablo Casado para "ofrecer respuestas adecuadas y modernizar las estructuras del partido"

Y, a tenor de sus palabras, Casado reúne este perfil. Así lo constató, según ha puesto de manifiesto, en el congreso del PP de hace un año donde los populares le dieron la nave del partido en pugna con Soraya Sáenz de Santamaría para suceder a Mariano Rajoy. Entonces, Weber, según ha expuesto, pudo comprobar in situ las capacidades del hoy presidente para liderar "los retos del futuro del PP y de España" y de estar a la "vanguardia" de las políticas europeas. No han faltado tampoco en su presentación las alabanzas a Rajoy, que "salvó" a España con sus reformas, e incluso a José María Aznar por "activar el compromiso proeuropeo". Son, como ha remarcado, dos de los nombres que dan cuerpo a "la historia de éxito del PP".

Casado conversa con Jean-Claude Juncker este miércoles en el Kursaal.
Casado conversa con Jean-Claude Juncker este miércoles en el Kursaal.

Ha sido un día ajetreado para Casado, que ha participado este miércoles en la reunión del PPE que se clausura mañana. Su agenda ha incluido diversos encuentros con algunos de los líderes europeos y una ofrenda floral en homenaje a las víctimas del terrorismo ante el monolito ubicado en los jardines de Alderdi Eder, frente al ayuntamiento, y en la que han participado los principales responsables del PPE y de las instituciones comunitarias. En este acto, al que ha acudido tras dar un paseo desde el Kursaal, ha coincidido con el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que ha encabezado una nutrida delegación de los populares vascos y que posteriormente, durante el transcurso de una comida, le ha trasladado la necesidad de marcar ciertas distancias con Génova y definir una "personalidad propia".

Por la tarde, en su discurso, Casado ha reclamado al PPE que sea "tremendamente firme" en su lucha contra el nacionalismo y el populismo, y "no permita" que dirigentes independentistas catalanes estén en las instituciones europeas para "alentar procesos rupturistas" en lo social, económico y constitucional. Según ha advertido, los diputados soberanistas catalanes van a pretender "instrumentalizar" las instituciones comunitarias "al servicio de una causa xenófoba, supremacista y excluyente". Sus palabras llegan en respuesta a la decisión de la Abogacía del Estado de respaldar que Oriol Junqueras pueda recoger su acta de eurodiputado en contra de la opinión de la Fiscalía. Ya por la mañana el líder del PP se había mostrado crítico con este criterio en una breve comparecencia pública ante los medios en el Kursaal sin preguntas para pedir al Gobierno español que no se alinee con las tesis de la Abogacía del Estado.

Juncker asegura que "no existe un plan B" en caso de que Manfred Weber no sea designado su sucesor al frente de la Comisión Europea

Casado ha aseverado que el "problema" del nacionalismo en España "no es nacional, sino internacional", porque, como ha remarcado ante los miembros del PPE, "si hay una aceptación de las tesis de ruptura territorial y de fractura legal que pregonizan los independentistas en España, después vendrá Italia, Francia, Rumanía y Alemania". Por ello, ha afirmado que se trata de "un problema que nos concierne a todos". La jornada ha finalizado con una sesión cerrada con Juncker, quien, con posterioridad, en una brevísima intervención ante la prensa ha asegurado que "no existe un plan B" en caso de que Weber no sea designado su sucesor al frente de la Comisión Europea ya que es la única opción plausible.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios