DANIEL GARCÍA LES HA OFRECIDO DOS CONCEJALÍAS

El PP desautoriza a su candidato a alcalde en Labastida por negociar con Bildu un acuerdo

Rechaza cualquier tipo de negociación con la antigua Batasuna después de que el aspirante popular les haya ofrecido las concejalías de Deportes y Euskera dentro de un acuerdo de gobierno

Foto: Javier Maroto en un acto político del PP con el joven Daniel García detrás. (PP)
Javier Maroto en un acto político del PP con el joven Daniel García detrás. (PP)

El PP de Álava ha desautorizado a su candidato a alcalde en Labastida, Daniel García, por el encuentro que mantuvo este lunes con el grupo municipal de EH Bildu para ofrecerles un acuerdo de gobierno a cambio de que facilite su investidura como primer edil de este municipio. El aspirante popular, que ganó las elecciones tras imponerse por sorpresa al PNV, que gobierna este municipio de Rioja Alavesa, ha reconocido que ha ofrecido un acuerdo a la coalición 'abertzale' para formar parte del Gobierno municipal que incluye la cesión de dos concejalías ante un previsible pacto entre las dos fuerzas soberanistas que le dejaría fuera de la alcaldía.

El ofrecimiento de García, un joven economista de 22 años, ha sido desvelado esta mañana por la antigua Batasuna a través de la cuenta oficial de Facebook de la agrupación local, que asegura que el candidato del PP les ofreció este lunes una oferta “muy generosa y detallada” que incluye la cesión de las concejalías de Deportes y Euskera durante el transcurso de una “distendida” reunión. Asimismo, ha señalado que el candidato del PP estaría dispuesto a incorporar a su programa de gobierno "muchos" de los contenidos de su programa electoral. La coalición abertzale, que ya ha recibido una propuesta del PNV para gobernar, ha afirmado que va a analizar en “profundidad” el planteamiento del candidato popular de cara a llegar a un posible acuerdo.

"El PP desautoriza cualquier contacto pasado o futuro con Bildu. No habrá ningún tipo de acuerdo, diálogo ni negociación en ayuntamientos alaveses"

En un primer momento, en respuesta a esta información, fuentes del PP de Álava han negado este ofrecimiento en declaraciones a El Confidencial, si bien han reconocido la existencia de una “reunión informal” con la agrupación municipal de EH Bildu para “contrastar” los proyectos municipales. "Sería inaudito ofrecerles un acuerdo de gobierno", han espetado. Sin embargo, el propio García ha reconocido la oferta en declaraciones a la Ser, donde ha justificado que las dos concejalías ofrecidas "nada tienen que ver con la política nacional". A este respecto, ha defendido la necesidad de alcanzar un "gobierno de unidad" en un ayuntamiento donde ningún partido tiene mayoría. "Lo que queremos es hacer una oferta a personas concretas más allá de las siglas para hacer políticas municipales", ha argumentado.

Posteriormente, y a la vista de la situación generada, el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, se ha visto forzado a emitir un comunicado para "desautorizar de manera tajante cualquier contacto con Bildu en los ayuntamientos alaveses para la elección de alcaldes y la conformación de gobiernos locales”, en clara alusión a la actitud mantenida por su aspirante a liderar el ayuntamiento de esta localidad de 1.450 habitantes, y a quien no cita de manera expresa en la nota. "No habrá ningún tipo de acuerdo, diálogo ni negociación con Bildu en los ayuntamientos alaveses", ha subrayado.

Con su comunicado, los populares vienen a desaprobar a García por su intento de garantizarse el apoyo de EH Bildu a su investidura dentro de un acuerdo de gobierno ante el riesgo de que el PNV le arrebate la alcaldía. “Ante las informaciones aparecidas en relación con algún encuentro de carácter informal en el municipio de Labastida, el PP de Álava manifiesta su total rechazo a cualquier tipo de negociación con la coalición independentista y desautoriza cualquier contacto pasado o futuro en relación con este asunto”, asevera de forma clarificadora Oyarzabal, que asegura que la dirección territorial del partido ya ha comunicado esta directriz a sus concejales en esta provincia. “No hay, ni habrá, ningún acuerdo con Bildu ni en Labastida ni en ningún otro municipio alavés”, constata con contundencia para cerrar la puerta a un posible acuerdo con la antigua Batasuna.

El triunfo del joven candidato del PP fue una de las pocas notas positivas del 26-M para los populares vascos, que perdió gran parte de su peso institucional en el País Vasco. En el que era su debut como aspirante a alcalde, este graduado en Administración y Dirección de Empresas natural de La Rioja y que milita en el partido desde hace dos años dio la sorpresa al imponerse al PNV por apenas 20 votos. Sin embargo, los cuatro concejales logrados no le aseguran la alcaldía ante los tres obtenidos por la formación ‘jeltzale’ y los dos de EH Bildu. La unión de las fuerzas soberanistas, la hipótesis más realista, dejaría sin el poder a García, que ha intentado recabar el apoyo de Bildu para cumplir con la pretensión anunciada tras las elecciones municipales de liderar el ayuntamiento.

El Comité Ejecutivo del PP se reunirá esta tarde en la sede del partido en Álava, donde, según ha afirmado Oyarzabal, "ratificará la posición" de cerrar las puertas a cualquier acuerdo con EH Bildu por ser una medida "coherente con la exigencia democrática que siempre ha defendido" la formación liderada en el País Vasco por Alfonso Alonso. "Bildu representa un proyecto antagónico e incompatible con los valores que defiende el PP del País Vasco", ha zanjado el presidente de los populares alaveses.

El PP tiene asumido que no gobernará en Labastida como tampoco en Laguardia, su histórico bastión en Rioja Alavesa, por un acuerdo entre PNV y Bildu

El partido tiene asumido que no gobernará en Labastida por un acuerdo entre el PNV y EH Bildu, como tampoco en Laguardia, el histórico bastión del PP en Rioja Alavesa que no había sucumbido a la debacle de los populares en las pasadas elecciones generales del 28 de abril y que ahora pinta de color nacionalista ante un previsible pacto de las fuerzas soberanistas. Los populares ganaron las elecciones el pasado 26 de mayo por un escaso margen de 24 votos ante el PNV, con quien está empatado a tres escaños, después de perder una parte importante de su apoyo social –pasó de 375 a 294 sufragios–, y ahora la llave la tiene EH Bildu, que obtuvo dos ediles, por uno del PSE. Los populares dan por hecho que la coalición abertzale dará su apoyo al PNV, poniendo fin así a un histórico dominio del PP en la capital del vino de Rioja Alavesa que solo estuvo interrumpido durante la legislatura 2007-2011, cuando el municipio estuvo gobernado por la formación 'jeltzale'.

De confirmarse los peores augurios y perder las alcaldías en favor del PNV, algo que ya se da por hecho en la formación liderada por Andoni Ortuzar, el poder institucional del PP en Álava se limitaría a las pequeñas localidades de Baños de Ebro y Navaridas, de apenas 300 y 200 habitantes, donde los populares lograron mayoría absoluta el 26-M. En el conjunto del País Vasco, el PP apenas obtuvo en las elecciones municipales 55 de los 2.651 concejales en juego, lo que supone el 2,07% del total, frente a los 79 obtenidos hace cuatro años.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios