HERRAMIENTA PUESTA EN MARCHA POR OSAKIDETZA

La lucha vasca contra el tabaco: una 'app' dice los días de vida ganados y el dinero ahorrado

Salud desarrolla una aplicación para el teléfono móvil para ayudar a dejar de fumar que se ha habilitado de forma experimental en cuatro centros de salud de cara a su implantación en toda la red

Foto: Una persona fuma un cigarro. (EFE)
Una persona fuma un cigarro. (EFE)

Los fumadores cuentan en el País Vasco con diferentes planes, herramientas y terapias institucionales para dejar este hábito. Están los programas de deshabituación tabáquica, disponibles en todos los centros de salud, a los que recurrieron 2.400 personas el pasado año, y el teléfono gratuito durante las 24 horas del día que ofrece información sobre consumo y tratamientos individuales para abandonar esta práctica… Ahora, al catálogo de alternativas se va a añadir una aplicación para el teléfono móvil que informa a la persona que está intentado dejar de fumar de los días de vida ganados por no consumir tabaco o el dinero ahorrado por la no compra de cigarros para que se conciencie de los beneficios personales.

Es la nueva forma de lucha contra el tabaquismo que ha ideado el Servicio vasco de Salud, Osakidetza. De momento, esta aplicación se está probando de manera experimental en cuatro centros de salud de Álava —Aranbizkarra I y II, Lakuabizkarra y Casco Viejo—, con vistas a su extensión a toda la red a finales de año. El objetivo de este proyecto piloto iniciado en este 2019 es evaluar cómo esta nueva herramienta es aceptada por los pacientes y por los propios profesionales durante un periodo de seis meses a la hora de ayudar a dejar el tabaco y, a partir de los resultados obtenidos, diseñar el despliegue a todos los centros de salud.

Esta 'app' permite hacer consultas 'online', llevar la cuenta del tiempo que se lleva sin fumar, de los días de vida ganados por la ausencia de tabaco en el organismo o del dinero ahorrado, entre otra información. Su puesta en marcha, como precisa la consejera de Salud, Nekane Murga, constituye una herramienta “complementaria” a las diferentes terapias de que en la actualidad disponen los fumadores para abandonar el consumo de tabaco, ya que el personal sanitario “seguirá estando presente para hacer el seguimiento del tratamiento” durante los seis meses de duración. A este respecto, el ciudadano que quiera dejar de fumar podrá descargarse la aplicación una vez que los profesionales sanitarios le den de alta en este programa.

La puesta en servicio de esta aplicación se realiza, en esencia, para “implicar a las personas más jóvenes” en la lucha contra el tabaquismo, ya que están “acostumbradas al uso de las tecnologías” en su quehacer diario. “Creemos que la incorporación de nuevas tecnologías es una herramienta que puede mejorar la adherencia y la concienciación de las personas”, argumenta Murga, que considera que esta “buena” herramienta puede ejercer un papel de “motivación” y “refuerzo” a la hora de dejar de fumar.

La 'app' se pone en servicio para "implicar a las personas más jóvenes" en la lucha contra el tabaquismo: puede mejorar la concienciación social

La iniciativa está en fase experimental, pero Murga no duda ya de sus potencialidades. El proyecto surge de una investigación realizada en BioAraba, cuyos “interesantes” resultados han llevado al Departamento de Salud a pensar en la posibilidad de lanzarlo a todos los centros de salud. “Su eficacia para promover cambios en la conducta está clínicamente probada, por lo que resulta especialmente adecuada en los casos de tabaquismo”, resalta la consejera. “Se está pilotando en varios centros y cuando se disponga de los resultados, dando por supuesto que son de interés, se aplicará al resto de la organización”, apunta, por su parte, el director de Salud Pública y Adicciones, Juan José Aurrekoetxea.

La idea inicial es extender este programa al resto de centros vascos “como pronto” en octubre. Incluso, el Gobierno vasco no descarta que se produzca a principios del próximo año. La fecha del despliegue dependerá de los resultados obtenidos, de la eficacia que tenga la aplicación móvil a la hora de ayudar a abandonar el tabaco durante estos seis meses de proceso experimental supervisado por los profesionales sanitarios.

El País Vasco registra el porcentaje de fumadores habituales más bajo desde que se inició la recogida de datos en 1992: la tasa se sitúa hoy en un 22%

La puesta en marcha de esta aplicación para ayudar a dejar de fumar llega en un momento en el que el País Vasco registra el porcentaje de fumadores habituales más bajo desde que se inició la recogida de datos en 1992. La tasa de personas que consume tabaco de forma habitual se sitúa en el 22%, según refleja la última Encuesta sobre Adicciones en el País Vasco relativa a 2017, cuando en 2008 era del 30%. Además, el porcentaje de población que se declara no fumadora continúa su tendencia al alza y en la actualidad alcanza el 75% —un 50% nunca ha probado un cigarro y el 25% ha abandonado su consumo de forma definitiva—, frente al 61% de cuando comenzaron los registros hace 25 años.

El descenso en el consumo de cigarros se registra en los dos sexos, si bien, entre quienes fuman, sigue habiendo más hombres que mujeres. El número de fumadores varones se sitúa en el 25% frente al 18% en las féminas. Por edades, los hombres fuman más entre los 45 y los 74 años, mientras que las mujeres lo hacen entre los 15 y los 44 años.

A pesar de que el descenso del número de fumadores dibuja un “escenario esperanzador”, Murga llama a no bajar la guardia ya que “aún queda mucho por hacer en la lucha contra el tabaco”. Por ello, dentro de las iniciativas para impulsar al abandono del cigarro, el Departamento de Salud va a llevar a cabo campañas para incitar a los fumadores a que “de forma voluntaria” dejen su hábito en lugares públicos en los que se permite fumar, como, por ejemplo, en las playas. Igualmente, se incidirá en el cumplimiento de la Ley Antitabaco, en especial dentro de los locales de hostelería. A este respecto, el pasado año se impusieron 192 sanciones por permitir fumar en estos espacios, frente a las 183 de 2017 y las 268 del año anterior. En lo que va de año se han impuesto 62 multas.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios