ELOGIA LA "LEALTAD" DEL PP VASCO A SU PERSONA

Mariano Rajoy como última baza del PP vasco para remontar el vuelo en Vitoria

El expresidente del Gobierno atiende a la petición de Alfonso Alonso y apoya a los candidatos del PP en Álava ante cerca de medio millar de asistentes entregados de cara a movilizar al electorado

Foto: Rajoy junto a Iñaki Oyarzabal, Leticia Comerón y Alfonso Alonso esta tarde en Vitoria. (EFE)
Rajoy junto a Iñaki Oyarzabal, Leticia Comerón y Alfonso Alonso esta tarde en Vitoria. (EFE)

Más importante que el qué (el discurso), lo relevante era el quién (la figura). La presencia del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy esta tarde en Vitoria en una de sus contadas intervenciones en campaña electoral ha cumplido con las pretensiones que había depositado el instigador de su visita, el líder de los populares vascos, Alfonso Alonso. La fotografía del cerca de medio millar de personas entregadas que ha abarrotado una de las estancias del Artium constituye, dadas las actuales circunstancias, la mejor tarjeta de presentación del partido en los últimos coletazos de la campaña de cara a remontar el vuelo en las elecciones municipales de este domingo, donde los populares aspiran a dar un vuelco a las encuestas que vaticinan un mano a mano ajustado entre los candidatos del PNV y EH Bildu en el que es su feudo tradicional.

El PP vasco aspira a disputar el triunfo en la capital alavesa en el peor de los escenarios posibles por la debacle sin precedentes del 28-A, donde por primera vez el partido se quedó sin representación en el Congreso tras perder los dos escaños logrados en las anteriores generales, y por los resultados de las encuestas de cara al 26-M, que prolongan su caída. Por ello, consciente de las dificultades a las que se enfrentan los populares vascos, Rajoy ha atendido la solicitud que le formuló quien fuera su ministro de Sanidad circunstancial y uno de sus hombres de confianza en el Gobierno. Su presencia en Vitoria es una de las últimas bazas a las que se agarra Alonso para movilizar al electorado y revertir la situación.

Rajoy ha reivindicado la "moderación y la sensatez" frente a "la política espectáculo" y ha incidido en la defensa de un partido "abierto a todos"

Y Rajoy ha ejercido de perfecto invitado, con reiterados elogios y mensajes de apoyo al PP vasco, a quien ha agradecido la “lealtad” hacia su persona en todos los momentos, algo que, según ha remarcado, “dignifica” a los populares vascos. Ha habido reconocimientos abiertos con agradecimientos al papel del PP vasco en defensa de las libertades y "el progreso económico y social", y otros implícitos. Como cuando ha reivindicado la “moderación y la sensatez” en la política, discurso que la dirección del PP vasco, abiertamente 'sorayista', abandera de forma pública tras la hecatombe del 28-A en un claro reproche a la estrategia frentista del actual presidente del partido Pablo Casado.

No ha habido por parte de Rajoy alusiones directas a su sucesor al frente del partido, como tampoco en sus anteriores intervenciones en la campaña electoral, pero su constante apelación a reunir a todas las sensibilidades de centroderecha, su defensa a ultranza de “un partido abierto”, han vuelto a ser muy reveladoras. Moderación y sensatez frente al “radicalismo” y la “política espectáculo” basada en "la búsqueda de titulares y de tuits" es la bandera que ha ondeado el hoy registrador de la propiedad, que ha echado mano de la realidad de los datos para dejar constancia de sus logros. Hasta el pasado 28 de abril, según ha remarcado, el PP “ha ganado todas las elecciones celebradas en los últimos diez años”.

El sondeo electoral del Gobierno vasco de cara a las elecciones municipales ahonda en la crisis del PP, que sufre un fuerte retroceso y pasa de ser primera a tercera fuerza al perder cuatro de sus nueve concejales. En todo caso, frente a lo que dicen las encuestas, los populares vascos no arrojan la toalla de cara a recuperar la gobernabilidad de Vitoria, que hace cuatro años les fue arrebatada tras la decisión de EH Bildu de regalar la alcaldía al PNV –tercera fuerza- con tal de impedir que Javier Maroto continuara al frente del ayuntamiento.

Precisamente, el exalcalde de Vitoria, sobre quien recae gran parte de las culpas a nivel interno de la debacle del 28-A en su condición de responsable de la agresiva campaña nacional del PP, ha estado prácticamente desaparecido durante la campaña electoral de cara a esta trascendental cita con las urnas para el PP vasco, que aspira a volver ser el partido más votado en Vitoria con Leticia Comerón como cabeza de lista. La candidata popular ha recibido hoy el apoyo expreso de Rajoy, al igual que el aspirante a diputado general de Álava, Iñaki Oyarzabal, en la que ha sido su quinta presencia de campaña tras pasar con anterioridad por Zamora, Las Palmas, León y Alhaurín de la Torre (Málaga).

De cara al 26-M, el expresidente del Gobierno ha constatado que lo que está en juego es la gestión “de los problemas de la gente", y eso, ha remarcado, "es algo que el PP sabe hacer bien". "Si algo caracteriza nuestro partido, es una seña de identidad del PP, es la eficacia a la hora de abordar los problemas de la gente y la eficacia a la hora de resolverlos", ha subrayado. Una eficacia que, según ha enfatizado, constituye una de las señas de identidad del partido a lo largo de los 40 años de su historia. Una trayectoria que, como ha dejado constancia, no pueden acreditar “los que llevan un cuarto de hora en política”.

Rajoy durante su intervención este jueves en el acto electoral del PP vasco en Vitoria. (EFE)
Rajoy durante su intervención este jueves en el acto electoral del PP vasco en Vitoria. (EFE)

El expresidente, ovacionado por una sala entregada, ha cerrado un acto que ha servido para elevar la moral del equipo liderado por Alfonso Alonso en su intento de movilizar al electorado y recuperar esa fuga de votos que ha ido a parar a Ciudadanos y Vox, a quienes las diferentes encuestas sitúan fuera de las principales instituciones vascas.

En su intervención, el líder del PP vasco le ha devuelto los elogios. "Nos sentimos orgullosos de lo que has hecho por España", le ha agradecido, no sin mostrar sus dudas sobre el hecho de que todos aquellos que ahora afirman querer al expresidente del Gobierno "le quisieron siempre". No es el caso, ha evidenciado, del PP vasco, que está "profundamente orgulloso" del legado de Rajoy, quien, como ha valorado, "siempre ha respaldado nuestra lucha por la libertad" y la "aportación que desde el País Vasco podíamos hacer por España". Este reconocimiento contrasta con el papel secundario que otorga ahora Génova a los populares vascos, que no han dudado en airear sus protestas públicas tanto por la imposición por parte de Casado de las listas al Congreso por Guipúzcoa como por la "errónea" estrategia de escorarse a la derecha seguida durante las pasadas elecciones generales.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios