DEFENDERÁ LA "NACIÓN VASCA" EN MADRID

El programa del PNV: derecho a decidir, eutanasia y fin de la inviolabilidad del Rey

Se compromete con "el desarrollo de las capacidades forales" de Navarra, donde "impulsará la obtención de un mayor autogobierno", y demanda la "urgente" transferencia de Prisiones

Foto: Aitor Esteban y los demás candidatos del PNV presentan el programa electoral de cara al 28-A. (EFE)
Aitor Esteban y los demás candidatos del PNV presentan el programa electoral de cara al 28-A. (EFE)

El PNV se presenta a los comicios generales del 28 de abril con la apuesta por el desarrollo del autogobierno como bandera electoral en un momento en el que la “tentación recentralizadora” que existe en las fuerzas de la derecha puede suponer un freno al proceso de transferencia de competencias iniciado con el Gobierno de Pedro Sánchez y que, sobre el papel, incluye la anhelada gestión de Prisiones dentro de las últimas cesiones. El gran reclamo de cara a la cita con las urnas es más soberanía, si bien el portavoz de la formación 'jeltzale' en el Congreso y cabeza de lista a la Cámara Baja por Vizcaya, Aitor Esteban, asume que será “difícil” lograr avances en esta materia en la próxima legislatura, donde se prevén cuatro años "complicados".

En todo caso, la defensa del “derecho a decidir nuestro futuro” se incluye dentro del programa electoral de la formación ‘jeltzale’ para las elecciones del próximo día 28, a las que concurre con grandes expectativas a tenor de los resultados de las encuestas. "Seguiremos defendiendo el País Vasco en Madrid. Planteando el derecho a decidir nuestro futuro (...)", refleja el documento de propuestas electorales. En su conjunto, son más de 130 medidas las que alberga el programa, que recoge el compromiso del PNV con "el desarrollo de las capacidades forales navarras", la reivindicación “urgente” de la competencia de Prisiones, la despenalización de la ayuda médica a morir y de la eutanasia, y la supresión de los aforamientos y de la inviolabilidad del Rey, entre otras apuestas.

El PNV se compromete con "el desarrollo de las capacidades forales navarras" por estar "limitadas enormemente" por los gobiernos de UPN y España

El PNV extiende la reivindicación de un mayor autogobierno a territorio navarro. Así, según se refleja en el programa electoral, el partido de Andoni Ortuzar se “compromete a desarrollar una defensa férrea del Estatuto y el amejoramiento, así como del concierto y convenio económico como instrumentos de desarrollo económico social y político de la CAV y Navarra, respectivamente”. En este sentido, “impulsará la obtención de mayor autogobierno” en ambos territorios.

La actuación en defensa de las "capacidades forales" de Navarra se sustenta en el hecho de que su desarrollo está “limitado enormemente por los gobiernos de UPN y centrales”, y a este respecto, pone de relieve el “reciente incumplimiento” por parte del Ejecutivo de Sánchez de transferir durante esta legislatura la transferencia de Tráfico a Navarra, un compromiso que arrancó la propia formación ‘jeltzale’ al presidente del Gobierno y que con posterioridad, una vez se conoció la mediación del PNV, desató las críticas de la oposición en Navarra, que denunció esta "injerencia" del partido de Ortuzar.

De cara a la defensa y el desarrollo del autogobierno, el PNV teme un posible acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos tras las elecciones, porque puede suponer un freno al traspaso de competencias recogidas en el Estatuto de Gernika, a las que se opone de forma radical el partido de Albert Rivera por considerar que se trata de “concesiones” al nacionalismo vasco. Ante este “riesgo cierto de involución en términos de arquitectura autonómica”, el PNV recoge el compromiso electoral de “defender con convicción y determinación” el Estatuto de Gernika, el concierto económico y la “nación vasca”, actuando como “un dique de contención ante el riesgo de involución del marco competencial actual”. En este sentido, el programa defiende el “reconocimiento nacional” del País Vasco dentro de una “relación de bilateralidad” con el Estado a través de “un ejercicio compartido de la soberanía”, descartando de este modo la actuación unilateral de desafío al Estado del independentismo catalán, con el que el lendakari Iñigo Urkullu siempre ha marcado distancias.

El nuevo estatus que defiende el PNV a través de una reforma del Estatuto de Gernika no se incluye en el programa electoral porque, como defiende Esteban, los trabajos para elaborar un nuevo texto normativo aún continúan en el Parlamento vasco, que ha encargado a diferentes expertos jurídicos el trabajo de articular una propuesta a partir del documento consensuado por la formación 'jeltzale' y EH Bildu de marcado acento soberanista. No obstante, a la espera de que concluyan los trabajos —"puede que sea esta legislatura o que no lo sea, no sé cuáles van a ser los ritmos en el Parlamento vasco ni los números", apunta—, el portavoz nacionalista en el Congreso deja constancia de que, de aprobarse un texto en la Cámara de Vitoria, "va a ser un mandato para el PNV y lo defenderemos con uñas y dientes".

El programa del PNV reclama la transferencia “urgente” de Prisiones a fin de “asumir la gestión de los centros penitenciarios radicados en el País Vasco y las facultades correspondientes para la ejecución de la legislación penitenciaria”. Según deja constancia, esta demanda en materia penitenciaria se ha “solicitado reiteradamente en los últimos 40 años” para atender a lo que “queda reflejado en el Estatuto de Gernika”. También reclama la transferencia de las competencias en materia de gestión del régimen económico de la Seguridad Social “con pleno respeto al marco jurídico actual”, si bien el Gobierno de Sánchez ha dejado esta materia fuera del listado de las competencias a dejar en manos del País Vasco.

Junto al avance del autogobierno, el “desarrollo sostenible” y la “defensa de los derechos y las libertades de todas las personas” son los otros ejes sobre los que pivota el programa electoral del PNV, según resalta la formación ‘jeltzale’. En este último aspecto, el partido de Ortuzar considera “imprescindible abordar social y jurídicamente un debate serio y profundo” sobre la cuestión de la dignidad en el final de la vida. Por ello, apuesta por “acometer un debate clarificador que conlleve la despenalización tanto de la ayuda médica a morir como de la eutanasia”. En concreto, ve necesaria “una ley integral que regule con absoluta claridad las condiciones concretas y las salvaguardas de todo tipo que deberán ser estrictamente contempladas antes de su puesta en práctica”.

El programa del PNV recoge la reforma del Código Penal para "evitar sentencias como la de La Manada" y rechaza la prisión permanente revisable

Asimismo, en materia de derechos y libertades, el programa aboga por la “plena aplicación” de la Ley de la Memoria Histórica de cara a “garantizar el ejercicio efectivo de los derechos a la verdad, memoria, justicia y la reparación de las víctimas de crímenes de derecho internacional humanitario cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo”. Asimismo, defiende acabar con las “legislaciones excepcionales”, toda vez que “el terrorismo internacional no puede convertirse en excusa para la regresión de los derechos y libertades que constituyen los valores sobre los que se sustentan nuestras sociedades”. A este respecto, señala que “es necesario disponer de legislación adecuada para enfrentar el fenómeno, con la proporcionalidad necesaria para conjugarla con el pleno respeto a aquellos derechos y libertades, y sin consentir aplicaciones expansivas”.

En esta línea, defiende la “prevención, persecución y reparación de malos tratos y torturas”, con la apuesta por “investigar a fondo las denuncias que pudieran producirse y las que en el pasado se formularon a fin de que en estas últimas, sin perjuicio de la prescripción del ilícito —si es que este llegó a producirse—, pueda procederse al reconocimiento y reparación de la víctima”. La pasada semana, cabe recordar, el Parlamento vasco aprobó a impulsos del Gobierno en coalición del PNV y el PSE la polémica Ley de Abusos Policiales, que previsiblemente llegará a manos de la Justicia —se han anunciado recursos ante los tribunales—, que deberá dirimir en última instancia la legalidad de la norma.

En materia de Justicia, el PNV recoge la reforma del Código Penal en lo relativo a los delitos sexuales para “evitar sentencias como la de La Manada”. Para ello, considera “absolutamente necesario adecuar los ordenamientos jurídicos internos para garantizar la aplicación, en su integridad, del convenio sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer (Convenio de Estambul) y cumplimiento, en su integridad, de las medias suscritas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género”. Por su parte, la formación ‘jeltzale’ recoge en el programa un “rechazo frontal” a la prisión permanente revisable, que “supone la instauración de hecho de la cadena perpetua”.

Dentro del apartado ‘Ética y transparencia en la acción política e institucional’, el programa ‘jeltzale’ recoge la apuesta por una nueva Ley de Secretos Oficiales que “acabe con la actual opacidad, que no solo impide una exigible transparencia en el actuar de los poderes públicos sino que también dificulta incomprensiblemente la labor de los historiadores y, lo que es más grave, limita el acceso a información para prevenir, reducir o investigar abusos y violaciones de derechos humanos”. Asimismo, recoge la “regulación de los 'lobbies”, la implantación de cambios legislativos para una “tolerancia cero ante la corrupción política” y la “supresión de los aforamientos y de la inviolabilidad del Rey”. “En cuanto a la eliminación de aforamientos, y en línea con la mayoría de los países de nuestro entorno, entendemos que deberían ser eliminados, incluida la inviolabilidad del Rey en actos no institucionales”, refleja el programa.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios