LAS FAMILIAS PRIMERIZAS DEBÍAN ESPERAR A 2021

Euskadi ampliará el permiso de paternidad a 16 semanas en otoño para todos los padres

El Gobierno vasco contemplaba aplicar esta medida para los padres que ya tuvieran un hijo, si bien ahora ha decidido dar cobertura también desde el primer momento a las familias primerizas

Foto: El Gobierno vasco equiparará en otoño los permisos de paternidad y maternidad. (Pixabay)
El Gobierno vasco equiparará en otoño los permisos de paternidad y maternidad. (Pixabay)

El Gobierno vasco va a ampliar el permiso de paternidad a 16 semanas a todos los padres ya desde este mismo otoño. La equiparación de los permisos de los dos progenitores para el último trimestre de este 2019 era una medida que contemplaba el Ejecutivo de Vitoria en el caso de los padres de segundos hijos y sucesivos, si bien ahora ha decidido dar cobertura desde el primer momento también a los padres primerizos.

La entrada este lunes en vigor del real decreto ley que amplía a ocho semanas en España el permiso de paternidad ha llevado al Gobierno de Iñigo Urkullu a mejorar su propuesta inicial ante el ahorro económico que supondrá para las arcas vascas la medida aprobada por el Ejecutivo español y, así, ha decidido que el permiso de paternidad de 16 semanas atienda desde el inicio a las familias que tengan su primer hijo.

La entrada en vigor del decreto que amplía a ocho semanas en España el permiso de paternidad lleva al Gobierno vasco a mejorar su propuesta inicial

El Gobierno vasco presentó el pasado año una batería de iniciativas dentro del IV Plan de Apoyo a las Familias para mejorar los permisos de los cónyuges no gestantes y que fijaba para 2021 la entrada en vigor del permiso de paternidad de 16 semanas para las familias primerizas. Se había optado por aplicar la medida en una primera fase a los padres que ya tuvieran un hijo, porque se entendía que en estas situaciones se daban mayores dificultades a la hora de cuidar a los pequeños en el hogar. La propuesta que se elaboró en Ajuria Enea el pasado año se realizó con base en los permisos de paternidad que en aquel momento existían en el Estado, de modo que ahora que han mejorado las condiciones de los permisos en España se ha decidido conceder “mayores beneficios” a los padres vascos en aras a fomentar la natalidad y avanzar en las políticas de conciliación y corresponsabilidad.

Por ello, ahora, a partir de otoño, aquellas familias que tengan su primer hijo van a ver adelantada la aplicación del permiso a los cónyuges no gestantes en lo que se refiere a los planes iniciales. Con su entrada en vigor, el País Vasco se convertirá en el primer territorio del Estado en equiparar los permisos de los dos progenitores.

Para ello, la Hacienda vasca se hará cargo de las ocho semanas extra de excedencia a que se podrá acoger el padre y que no cubrirá la Seguridad Social, que pagará las primeras ocho semanas de permiso este año. El real decreto ley contempla un progresivo incremento del permiso a 12 semanas en 2020, con lo que el próximo año el Gobierno de Urkullu tendrá que abonar cuatro semanas adicionales, mientras que en 2021 no equiparará ningún complemento o semana adicional ya que las 16 semanas correrán a cargo de la Seguridad Social en su integridad.

El permiso consistirá en una prestación económica equivalente a la prestación que se percibió durante el permiso de nacimiento y se deberá disfrutar en los 12 meses posteriores al nacimiento y en un periodo distinto al del disfrute del permiso de maternidad. Con esta obligatoriedad, se persigue que la crianza igualitaria de los hijos sea efectiva. Así, posibilita que el pequeño pueda ser cuidado en casa por uno de los dos progenitores por un mayor periodo de tiempo.

La implantación de las 16 semanas del permiso de paternidad desde otoño se aplicará igualmente a las familias monoparentales en lo que constituye una medida “pionera” en el Estado, “al hilo de las que existen en los países más avanzados de Europa”, según pone de manifiesto la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal. “Vamos a situar al País Vasco entre los países líderes en Europa en la promoción de políticas de apoyo a la familia”, resalta.

La medida se aplicará también a las familias monoparentales en lo que es una decisión "pionera" en el Estado, "al hilo de los países más avanzados"

En todo caso, todavía hay cuestiones pendientes de dilucidar y que se recogerán en el decreto que en estos momentos prepara el Ejecutivo de Vitoria para “introducir una subvención destinada a compensar económicamente la pérdida de ingresos motivada por la excedencia de los cónyuges no gestantes para el cuidado de hijas e hijos”. “Todavía no tenemos los detalles de cómo va a ser el decreto”, reconoce Artolazabal. En materia económica, el Gobierno vasco estima que el coste será de 40 millones de euros hasta 2021, año en el que se equipararán los permisos de paternidad y maternidad en España, según cuantifica la consejera. “Supone un esfuerzo importante”, destaca.

A falta de conocer el desarrollo normativo —se descarta, en todo caso, que la medida tenga efecto retroactivo—, el texto, según avanza el Ejecutivo vasco, incluirá otras medidas para favorecer a las familias numerosas o a aquellas que cuentan con algún miembro con discapacidad superior al 50%, o con alguna persona miembro víctima de violencia de género.

La consejera recuerda que el Gobierno vasco ha aprobado recientemente el decreto regulador de las ayudas económicas a las familias con hijos que amplía y mejora el anterior de 2015, con el objetivo de extender las ayudas por segundo hijo, que se van a cobrar durante tres años. "Se trata de favorecer que las personas jóvenes puedan desarrollar su proyecto de vida independiente, facilitar la inserción laboral en la juventud, desplegar una estrategia de carácter interinstitucional, estable y de largo alcance a través de un pacto de país por la infancia y las familias", resalta Artolazabal.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios