protección de datos avala que se publiquen las imágenes

Conduce bebido haciendo trompos y pide a la Policía retirar el vídeo por 'daños'

Al afectado no se le identifica en las imágenes, pero alega que el coche es conocido por los vecinos del municipio y se le relaciona "fácilmente" con el vehículo y el incidente, lo que le causa "perjuicios"

Foto: Un agente de la Guardia Civil realiza un control de alcoholemia. (EFE)
Un agente de la Guardia Civil realiza un control de alcoholemia. (EFE)

La Agencia Vasca de Protección de Datos (AVPD) ha avalado que la Policía Local de Mungia, en Vizcaya, pueda difundir en las redes sociales el vídeo de un conductor que circula bajo la influencia del alcohol, haciendo trompos y con el maletero de su vehículo abierto para alertar de la peligrosidad de ponerse al volante tras ingerir bebidas con graduación después de que el afectado denunciara que su divulgación afectaba a su privacidad a pesar de que no se identifica su rostro. El afectado aseguraba que el coche es conocido por los vecinos del municipio y que se le relaciona “fácilmente” con el vehículo y con el incidente reseñado, circunstancia que le ocasiona “daños y perjuicios”, por lo que solicitaba la eliminación de las imágenes.

El afectado fue grabado por las cámaras de seguridad del ayuntamiento de esta localidad vizcaína mientras cometía un presunto delito contra la seguridad vial, por lo que la Policía Local abrió diligencias contra el conductor. Este cuerpo estimó conveniente publicar en su cuenta de Twitter parte de las imágenes captadas con “afán divulgativo y preventivo de las peligrosas consecuencias de banalizar la ingesta de alcohol y drogas con la posterior conducción de vehículos a motor”. La grabación estaba acompañaba del mensaje, en euskera y castellano: “Conductor citado a juicio por circular bajo la influencia del alcohol, hacer trompos, llevar el maletero abierto y tratar de darse a la fuga hasta ser interceptado. Este tipo de conductas no solo ponen en peligro tu vida sino la del resto de conductores y peatones. Si vas a conducir no consumas alcohol ni drogas”.

Daba vueltas a una rotonda con el maletero abierto: La Policía publicó en Twitter el vídeo para alertar del riesgo de "banalizar" la mezcla alcohol-vehículo

En las imágenes difundidas por la Policía Local en esta red social el pasado 30 de noviembre se ve cómo el vehículo, que lleva el maletero abierto, da varias vueltas a una rotonda antes de hacer un trompo y abandonar la misma invadiendo el carril en sentido contrario. El conductor puso en entredicho la legalidad de la difusión del vídeo por la revelación de datos de carácter personal y exigió a través de un escrito remitido a la Guardia Municipal la retirada de las mismas, si bien la Agencia Vasca de Protección de Datos ha amparado la actuación de este cuerpo policial.

La AVPD se ha pronunciado ahora a raíz de la consulta formulada por el ayuntamiento de esta localidad, que se dirigió a este organismo con motivo de la queja presentada por el afectado, quien solicitaba la eliminación de esta publicación en la cuenta oficial de Twitter de la Policía Local argumentando que atenta contra su “privacidad” y “afecta de forma negativa a su persona” a pesar de que en ningún momento se le identifica al volante. En concreto, según refleja el consistorio en su escrito, el afectado sostenía que el vehículo "es conocido en la comunidad, así como por los vecinos del ayuntamiento, que es evidente que se relaciona fácilmente al conductor con el vehículo y con el incidente reseñado, y que ello le está ocasionando daños y perjuicios que no tiene por qué soportar”.

La Agencia Vasca de Protección de Datos dice que no se vulnera la normativa: "no se identificaba ni directa ni indirectamente a una persona concreta"

Ante esta reclamación, la Agencia Vasca de Protección de Datos determina que “si bien es cierto que de las imágenes se puede ver el color del vehículo implicado, y se podría llegar a determinar sin dificultad la marca y modelo del mismo, faltaría otra información que pudiese identificar al conductor, ya que no se aprecia en lo publicado ni la imagen del conductor ni tampoco la matrícula del vehículo, ni parece tratarse de un vehículo que podría individualizarse por alguna característica concreta”. Por ello, en su resolución, fechada el 12 de febrero, concluye que la publicación de las imágenes y de los mensajes por la Policía Local en la red social “no vulnera la normativa de protección de datos personales por tratarse del tratamiento de una información que no permite identificar ni directa ni indirectamente a una concreta persona física”.

En la consulta –la AVPD no cita a qué localidad corresponde, pero el contenido de la resolución, en el que se reproducen los mensajes de la Policía Local publicados en Twitter, permite conocer de qué municipio se trata–, el consistorio expone que, dentro de su estrategia de comunicación, la Guardia Municipal valoró en 2014 la conveniencia de “generar aspectos informativos sobre la actividad diaria del servicio que revalorizase la imagen del mismo y al mismo tiempo sirviese para mostrar las conductas y las consecuencias de las conductas delictivas y antisociales, hechos relevantes, consejos de autoprotección, campañas de prevención y alertas meteorológicas entre otras cuestiones”. Dentro de esa estrategia, la Policía Local ha publicado en todo este tiempo un total de “4.913 mensajes” en la cuenta oficial de Twitter “sin que se haya registrado queja alguna por la vulneración de los datos de carácter personal”, según deja constancia el ayuntamiento.

En este caso concreto, la Policía Local estimó conveniente publicar en la red social parte de las imágenes captadas –según defiende el consistorio– “con afán divulgativo y preventivo de las peligrosas consecuencias de banalizar la ingesta de alcohol y drogas con la posterior conducción de vehículos a motor”, junto a los mensajes antes citados en euskera y castellano.

Ante la denuncia del afectado, la Policía Local argumentaba que, del estudio de las imágenes y del texto, se podía considerar que “no se ha aportado ningún dato de carácter privado de la persona o personas implicadas en el hecho”, como tampoco se ha facilitado “dato alguno que pueda presuponer la identidad de ninguna persona”. Además, alegaba que “no se ha aportado ningún dato sobre la marca, modelo e identificación del vehículo, ni es posible distinguirlo desde la observación de las imágenes ni de quien o quienes pudieran ocupar su interior”. Igualmente, constataba que el domicilio del afectado se encuentra “al menos a 3,5 kilómetros de distancia del lugar de la captura y en una urbanización lejana del centro urbano” de una localidad que “supera los 17.000 habitantes” y cuenta “con un parque móvil de cerca de 11.000 vehículos censados”. Sus argumentos han recibido ahora el aval de la AVPD, que determina que no se ha vulnerado la normativa de protección de datos personales: "No se aprecia información que identifique o haga identificable a una persona física”, asevera.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios