la ciudad vive este domingo su día grande

Tamborrada de San Sebastián: a desafiar al sonido de la lluvia y al ruido de... los bulos

El ayuntamiento alerta a los ciudadanos sobre las informaciones en las redes sociales tras los precedentes de otros años de noticias falsas de suspensión de actos por riesgo terrorista

Foto: Niños participantes en la tamborrada infantil del pasado año. (EFE)
Niños participantes en la tamborrada infantil del pasado año. (EFE)

Sacando de la ecuación a la fiesta, algo que se da por descontado, a los tres elementos por antonomasia que están asociados al día grande de San Sebastiánpalillos, gorro de cocinero y tambor/barril– se ha unido en estos últimos años un nuevo socio, la lluvia, para conformar un cuarteto indisociable. Y a tenor de lo ocurrido en las ediciones más recientes, el peor ingrediente posible amenaza con integrarse a la fotografía de la Tamborrada: el de los bulos sobre la fiesta y las noticias falsas sobre la suspensión de actos por riesgo de atentados yihadistas.

Hace dos años, una de estas noticias falsas puso en jaque a las autoridades municipales y policiales de San Sebastián a las puertas del 20 de enero al informar sobre la “posible suspensión de la tamborrada infantil por riesgo de atentado yihadista’. Se trataba, sobre el papel, de una pesada broma difundida a través de una web en la que los usuarios crean supuestamente ‘noticias humorísticas’. Pero la noticia corrió como la pólvora en las redes sociales vestida de credibilidad hasta el punto de que numerosos padres, preocupados por la situación, llamaron al Departamento de Fiestas del ayuntamiento y a la Guardia Municipal para informarse y conocer qué debían hacer. Las llamadas también procedieron de los colegios, que sacan la fiesta a las calles con más de 8.000 niños desfilando con sus barriles y tambores por el centro de la capital guipuzcoana.

De hecho, la Ertzaintza llevó a cabo una investigación para tratar de determinar el origen de la ‘broma’ por si se pudieran derivar responsabilidades penales. “Con el terrorismo, bromas las justas”, denunciaron desde el Gobierno municipal.

Se trata de una cuestión de seguridad y, como tal, esta petición para desatender los bulos se refleja en la información sobre el dispositivo de seguridad

El pasado año, la alerta estaba dada, la ciudadanía estaba sobreaviso, pero los bulos que asocian la amenaza yihadista con el día grande de San Sebastián se sumaron nuevamente a la fiesta, volviendo a crear una cierta desazón en las calles que obligó a las autoridades locales a tener que desmentir estas informaciones anónimas que se propagan con rapidez por las redes sociales y a trasladar un mensaje de “tranquilidad” a la población.

Varias mujeres de una tamborrada de adultos. (EFE)
Varias mujeres de una tamborrada de adultos. (EFE)

Conscientes de esta situación, el ayuntamiento donostiarra y el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco han incidido este viernes en pedir a los ciudadanos que “no hagan caso de bulos que puedan hacerse virales a través de las distintas redes sociales” y que únicamente tengan en cuenta las noticias que “se difundan a través de los canales oficiales del consistorio y de la Ertzaintza”. Se trata de una cuestión de seguridad y, como tal, esta petición para desatender este tipo de noticias falsas se refleja en la información para dar cuenta del dispositivo de seguridad que la Guardia Municipal y la Policía vasca han planificado para garantizar que la fiesta transcurra con total normalidad.

Sí que hay una amenaza real contra la tamborrada infantil, la que procede en forma de lluvia ante las intensas precipitaciones previstas para el domingo

Los bulos centran su amenaza en la tamborrada infantil, en la que este año participarán 8.249 niños. Fuera de las redes sociales, sí que hay una amenaza real contra el desfile de los más pequeños, la que procede en forma de lluvia. Antes de que se inicie la fiesta, en la calle ya se especula con la posibilidad de que se suspenda el acto ante las intensas precipitaciones previstas. Además, este año se cuenta con el ‘colchón’ de que el lunes es festivo en la ciudad al caer el día grande en domingo, por lo que la tamborrada infantil, en caso de chubascos abundantes, se podría retrasar 24 horas –y si sigue cayendo agua se trasladaría al siguiente fin de semana, como ya ha sucedido en alguna ocasión–. En todo caso, se confía en que el tiempo dé una tregua –o que los pronósticos no se cumplan– y el desfile se celebre cuando el corresponde.

Las adversas condiciones meteorológicas previstas marcan los prolegómenos de 24 horas ininterrumpidas de fiesta, a la que se sumarán 147 tamborradas de adultos –cuatro más que el pasado año– que darán cobijo a 18.400 personas, de los que 10.718 son hombres y 7.681 mujeres. La fiesta se iniciará con la izada de la bandera de la ciudad a cargo del alcalde, Eneko Goia, a las 00.00 horas desde la Biblioteca municipal. El inicio del desfile infantil, si la lluvia no lo impide, precederá a la entrega del Tambor de Oro de la ciudad, que este año ha recaído en la activista antidesahucios Rosa García tras imponerse en la votación popular a las otras cuatro candidatas finalistas.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios