pide "espacios de diálogo sin exclusiones"

Iglesias cierra con Urkullu la ronda de PGE: "Hay que cuidar la mayoría que echó al PP"

Se reúne con el lehendakari en Vitoria tras la cita con Junqueras en Lledoners y la conversación teléfónica con Puigdemont, y lanza a Sánchez el mensaje de que hay que negociar con todos

Foto: Pablo Iglesias e Iñigo Urkullu momentos antes de reunirse en la Lehendakaritza en Vitoria. (EFE)
Pablo Iglesias e Iñigo Urkullu momentos antes de reunirse en la Lehendakaritza en Vitoria. (EFE)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha reunido esta tarde con el lehendakari Iñigo Urkullu en Vitoria para tantear el apoyo de los nacionalistas de cara a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que, como efecto secundario, podría derivar en el apoyo de la formación morada a las cuentas del Gobierno vasco, que necesita de su apoyo o del de EH Bildu para sacar adelante su hoja de ruta económica una vez que el PP ha cerrado la vía al acuerdo por la "deriva soberanista" del PNV con la izquierda 'abertzale'.

La reunión mantenida hoy en la sede del Ejecutivo vasco de Vitoria viene a cerrar el ciclo de contactos que ha mantenido estos últimos días Iglesias de cara a sondear el apoyo de las fuerzas nacionalistas catalanas y vascas a los PGE, y que le ha llevado a mantener un encuentro con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners el pasado viernes y a conversar por teléfono con el expresidente catalán Carles Puigdemont este domingo. En el encuentro, que se ha celebrado tras dos semanas de discretas conversaciones para cerrar la fecha, ambos dirigentes han abordado la negociación de los PGE, según ha reconocido el líder de Podemos, que ha asumido una especie de papel de emisario del Gobierno para captar los apoyos necesarios que permitan sacar adelante los presupuestos pese a insistir en que no es un "delegado" del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Aboga por "espacios de diálogo sin exclusiones" entre las fuerzas que desalojaron a Rajoy: "Los acuerdos serán posibles, también el de los PGE"

Al término de la primera reunión que mantienen ambos dirigentes, y que se ha prolongado por espacio de dos horas, Iglesias ha comparecido en la sede del Gobierno vasco para defender la necesidad de "cuidar la mayoría que hizo posible la moción de censura y desalojar al PP del Gobierno" en lo que ha sido un claro mensaje dirigido a Sánchez. En su discurso, ha abogado por crear "espacios de diálogo sin exclusiones" entre las fuerzas que desalojaron a Mariano Rajoy de la Moncloa que posibiliten acuerdos, entre ellos el presupuestario. "Estoy convencido de que si cuidamos esa mayoría de la moción de censura, trabajando, reuniéndonos, dialogando, los acuerdos serán posibles, también el de presupuestos", ha afirmado.

En todo caso, el secretario general de Podemos ha asumido que aún no se está "en este escenario" que posibilite la aprobación de los PGE. Todavía, según ha advertido, falta "trabajar mucho". Por ello, ha pedido "responsabilidad" a todas las fuerzas que propiciaron el cambio en Madrid. "Si todos somos responsables con los retos de Estado, los acuerdos vendrán después", ha remarcado. En esta línea, ha apostado por articular "vías de diálogo que pongan fin a la excepcionalidad" y asumir que "los conflictos se tienen que resolver, o al menos gestionar, por vías democráticas". Y para ello, según ha enfatizado, será necesario "hacer muchas reuniones" y "trabajar mucho y hablar poco". "Nosotros podemos hacer nuestra parte, el Gobierno tiene que hacer la suya", ha aseverado al respecto.

Urkullu, Iglesias y Martínez, en la reunión de esta tarde en Lehendakaritza. (EFE)
Urkullu, Iglesias y Martínez, en la reunión de esta tarde en Lehendakaritza. (EFE)

Su mensaje en torno a la necesidad de "cuidar a la mayoría" es algo con lo que coincide el lehendakari, que está "muy de acuerdo" en que hay que llegar a acuerdos entre las diferentes formaciones que auparon a Sánchez al poder para garantizar la continuidad de la legislatura, según ha celebrado Iglesias. Este entendimiento con las fuerzas nacionalistas catalanas y vascas -ha remarcado- es "la condición" para "evitar la posibilidad de un giro autoritario, reaccionario a la situación política de España". Por su parte, el lehendakari, a quien Iglesias ha calificado de persona "muy inteligente y muy sensata", no ha hecho ninguna valoración del encuentro, al que también ha acudido el responsable de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

Durante la reunión se han abordado "los diferentes retos que afronta el Estado español" en los próximos años, en especial el proceso soberanista catalán, con ambos dirigentes coincidiendo en la necesidad de "acabar con la judicialización" y la situación de "excepcionalidad" que se vive en Cataluña mediante la consecución de acuerdos. A este respecto, Iglesias ha puesto en valor la frase que le ha trasladado el lehendakari de que "seguramente los acuerdos a los que haya que llegar sean insatisfactorios para todo el mundo", ya que "demuestra mucha madurez política". "Revela que en política todos tenemos que ceder si queremos buscar un acuerdo", ha resaltado el líder de Podemos, que ha constatado una gran sintonía con Urkullu.

Iglesias advierte a Urkullu de que la negociación de los presupuestos generales no va a ser en ningún caso "una moneda de cambio" en el País Vasco

De cara a la aprobación de los PGE, el PNV ha mostrado su clara predisposición a llegar a un acuerdo que, en todo caso, como ha advertido su presidente, Andoni Ortuzar, "no va a ser gratis". Por lo pronto, exige al Gobierno de Sánchez cumplir con los compromisos presupuestarios que pactó con el PP antes de la moción de censura contra Rajoy. Más difícil, por contra, se antoja el apoyo de Podemos a las cuentas de Urkullu. La formación morada en el País Vasco ha planteado de cara a la negociación un conjunto de 15 propuestas que tienen recorrido económico por el mayor margen de gasto público que otorga la previsión de recaudación del Consejo Vasco de Finanzas, si bien el Ejecutivo vasco ve inasumible esta propuesta al sumar un importe de 1.500 millones de euros. Además, censura que Podemos plantee medidas que corresponden al Gobierno español y que, incluso, no están recogidas en el proyecto de cuentas estatal, como el rescate a La Naval de Sestao o las pensiones mínimas de 1.080 euros. A este respecto, Urkullu ha reclamado a la formación morada en el País Vasco el mismo "respeto, realismo y responsabilidad que ha demostrado Unidos Podemos para acordar un proyecto de presupuestos generales" .

El posible apoyo a las cuentas vascas ha sido abordado en la reunión con Iglesias, si bien el líder de Podemos ha advertido de que la negociación de los PGE no va a ser en ningún caso "una moneda de cambio" en el País Vasco, de modo que será la dirección vasca del partido la que decida el sentido del voto con total libertad. Por lo pronto, la reunión entre Iglesias y Urkullu ha suscitado los recelos de EH Bildu. Su líder, Arnaldo Otegi, ha considerado "curioso" que el lehendakari se reúna con la "tercera fuerza" en España para abordar el apoyo a las cuentas vascas cuando tiene sobre la mesa una propuesta concreta de la coalición 'abertzale', que ha garantizado su aval a los presupuestos si se incluyen 420 millones de euros, de los que 350 se destinarían a complementar las pensiones más bajas, en especial las de viudedad, y los 70 restantes a programas para crear empleo de calidad. A este respecto, delegaciones del PNV y EH Bildu se reunirán este viernes para abordar la propuesta de la coalición 'abertzale'.

Reunión con la plantilla de La Naval

Horas antes de mantener el encuentro con Urkullu en Lehendakaritza Iglesias se ha reunido con los trabajadores de La Naval de Sestao, que está agonizando a punto de certificar su defunción a raíz del ERE de extinción para toda la plantilla, compuesta por cerca de 180 trabajadores. El secretario general de Podemos ha asegurado que se puede evitar el cierre del astillero ya que aún "queda tiempo" para incorporar su rescate a los PGE si bien ha reclamado al Gobierno vasco que "se moje también" en la viabilidad de la empresa, que está abocada al cierre ante la imposibilidad de encontrar un inversor que garantice el futuro de un astillero de más de un siglo de historia. "Tenemos tiempo para que en los Presupuestos Generales del Estado, o en su negociación, se pueda contemplar el rescate de La Naval. Es muy importante que el Gobierno vasco se moje también", ha manifestado para defender un rescate público que es "una cuestión de justicia" tras el "fracaso de las privatizaciones".

País Vasco
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios