Ley Mordaza: Guerra entre Ertzaintza y Gobierno vasco: Urkullu aplicará la ley mordaza a los agentes
por la concentración sindical ante el parlamento

'Guerra' entre Ertzaintza y Gobierno vasco: Urkullu aplicará la 'ley mordaza' a los agentes

Se sancionará a los sindicatos organizadores de la tensa movilización del jueves en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana por ser "intolerable": La Brigada Movil ha amenazado con una huelga encubierta

Foto: Agentes de la Ertzaintza reciben con gritos a la consejera de Seguridad este jueves ante el Parlamento Vasco en defensa de sus reivindicaciones laborales. (EFE)
Agentes de la Ertzaintza reciben con gritos a la consejera de Seguridad este jueves ante el Parlamento Vasco en defensa de sus reivindicaciones laborales. (EFE)

El conflicto entre las bases de la Ertzaintza y el Gobierno vasco por las condiciones laborales o el modelo policial ha llegado al extremo tras la muerte del agente Inocencio Alonso que participaba en el operativo policial desplegado para evitar incidentes en el partido de Europa League entre el Athletic y el Spartak de Moscú a consecuencia de un infarto durante la batalla campal entre ambas hinchadas en las inmediaciones de San Mamés.

En 24 horas se ha decretado la 'guerra total' entre ambos bandos. Los sindicatos policiales prendieron la mecha ayer con su ruidosa y polémica concentración a las puertas del Parlamento Vasco, en la que los participantes llegaron a desbordar el cordón policial para recibir entre gritos a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y su amenaza con una huelga encubierta coincidiendo con la llegada de los ultras del Olympique de Marsella a Bilbao. Y hoy la situación ha acabado por explotar con la comparecencia de la responsable de la Policía vasca en la Cámara de Vitoria, donde ha anunciado que impondrá sanciones por la movilización del día anterior en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada por el PP.

La consejera de Seguridad tenía que dar explicaciones en el pleno de control de este viernes a instancias del PP sobre el operativo policial desplegado el pasado 22 de febrero con motivo del encuentro de Europa League que deparó graves incidentes y causó la muerte de un ertzaina, y ha ido al ataque desde el primer momento, nada más subir al estrado. Sus primeras palabras han sido para arremeter contra la “intolerable, denunciable y sancionable” actitud de los cerca de 250 agentes de la Policía vasca que participaron en la concentración a las puertas del Parlamento Vasco por “obstaculizar gravemente” el acceso de los parlamentarios y de los miembros del Gobierno, y el paso de los ciudadanos.

La consejera de Seguridad censura la "intolerable, denunciable y sancionable" actitud de los cerca de 250 'ertzainas' que le increparon ante el Parlamento

Este comportamiento, según ha anunciado, tendrá “consecuencias”, de modo que el Departamento de Seguridad aplicará la conocida como 'ley mordaza' a los convocantes de la movilización, los sindicatos Erne, Ela y Sipe, con las “sanciones administrativas que correspondan” por “sobrepasar el cordón de seguridad” que se aplica en este tipo de concentraciones. Según ha aseverado con contundencia, los participantes “incumplieron las normas más básicas de respeto a la convivencia y a las leyes y normas que la Ertzaintza debe hacer cumplir en este tipo de concentraciones y manifestaciones públicas”.

“Los sindicatos [de la Ertzaintza] no son una excepción frente a la ley”, ha afirmado para incidir en que la aplicación de la ‘ley mordaza’ queda justificada por la “inaceptable e intolerable” actitud de un “grupo limitado” de agentes de la Policía vasca, cuya plantilla la componen 8.000 efectivos. “Espero que tomen nota de ello”, ha advertido. En todo caso, Beltrán de Heredia no ha concretado qué artículos de la Ley de Seguridad Ciudadana serán aplicados o el tipo de sanción que se impondrá. Serán, se ha limitado a señalar, las sanciones que “correspondan”.

Estefanía Beltrán de Heredia llega al Parlamento Vasco protegida por Iñigo Urkullu y miembros del Gobierno ante las protestas de agentes de la Ertzaintza. (EFE)
Estefanía Beltrán de Heredia llega al Parlamento Vasco protegida por Iñigo Urkullu y miembros del Gobierno ante las protestas de agentes de la Ertzaintza. (EFE)

La concentración de ayer estaba convocada por Erne, el sindicato mayoritario, y ELA y Sipe, las dos centrales con menor representación en el cuerpo. Esan, sindicato al que pertenecía el agente fallecido, había dado libertad a sus afiliados para acudir a la movilización. Los agentes que se manifestaron recibieron en medio de un gran ambiente hostil a la consejera, que estuvo arropada por el lehendakari Iñigo Urkullu y por todos los consejeros del Gobierno del PNV en previsión de lo que iba a suceder. Pero todo se desbordó. Los concentrados empujaron el cordón de seguridad que conformaban apenas unos agentes uniformados de la Ertzaintza, dando lugar a momentos de tensión que obligaron a intervenir a los servicios de seguridad privada del Ejecutivo de Vitoria. La protesta obligó al corte del tráfico de vehículos o a la circulación del tranvía.

A la sonada protesta se une el ultimátum que han lanzado los sindicatos al Departamento de Seguridad: o se adoptan medidas ya para mejorar las condiciones laborales de la plantilla y reforzar los “precarios” e “ineficientes” dispositivos de seguridad o la Brigada Móvil, el cuerpo de élite de la Policía vasca, emprenderá una huelga encubierta coincidiendo con la presencia en Bilbao de los ultras del Olympique de Marsella, quienes ya crearon numerosos incidentes hace dos años en la capital vizcaina.

Los sindicatos amenazan con una huelga encubierta coincidiendo con la llegada de los ultras del Olympique con bajas laborales generalizadas

El ejercicio de la huelga, prohibida expresamente para los integrantes de la Ertzaintza, se camuflará bajo el paraguas de lo que se denomina ‘semana de salud laboral’, que llevará a los agentes de la Brigada Móvil a acudir al médico para pedir bajas laborales de forma generalizada entre el 12 y 18 de marzo, justo cuando el Athletic se enfrentará al conjunto francés en la Europa League (el 15 de marzo). Los integrantes de esta unidad de élite han votado de forma mayoritaria a favor de esta medida ante el "hartazgo" generalizado que existe en la plantilla de la Policía vasca por las condiciones laborales y por la “precariedad” y la “falta de previsión” en operativos especiales.

Los sindicatos han puesto un límite temporal a la consejera de Seguridad para que se atienda a sus peticiones: el próximo viernes 9 de marzo como fecha tope. La respuesta de Estefanía Beltrán de Heredia ha llegado en forma de interpelación a las centrales, a quien ha pedido que aclaren “qué normas legales y de convivencia, y qué reglas de juego democrático más están dispuestas a infringir”. “Estamos obligados a saber qué garantías de seguridad están dispuestos a darnos quienes hablan en nombre de la representación sindical de la Ertzaintza, que nos indiquen con pelos y señales qué quieren decir con que van a promover que haya 'ertzainas' que cojan baja por enfermedad sin causa objetiva porque no quieren participar en los operativos de seguridad del partido entre el Athletic y el Olympique”, ha señalado. La consejera ha insistido en que el dispositivo policial desplegado con motivo de la presencia de los ultras del Spartak de Moscu, que dobló el número de agentes, estuvo “bien organizado y planificado”.

Ante el ultimátum dado, Beltrán de Heredia ha recordado que Erne y Esan, como firmantes del acuerdo regulador de las condiciones laborales de la Ertzaintza, ya saben desde la semana pasada que el lunes estaba convocada la Mesa Paritaria para abordar la mejora de las condiciones salariales y de horario. Asimismo, ha explicado que todos los sindicatos conocen que el próximo martes está convocado el Consejo de la Ertzaintza. Precisamente, en esta cita se presentará el expendiente para la declaración de acto de servicio y concesión de la medalla al reconocimiento a la labor policial con distintivo rojo para el agente fallecido, de 51 años.

Seguridad propondrá la medalla al reconocimiento a la labor policial con distintivo rojo para el agente fallecido, pero los sindicatos lo ven insuficiente

Pero los sindicatos no se conforman. Esan pide que se considere el fallecimiento del agente como “muerte violenta”. Erne secunda esta postura. “Hay un modelo policial que mata ertzainas”, ha censurado su secretario general, Roberto Seijo. Las centrales denuncian las maratonianas jornadas de los agentes. Inocencio Arias falleció tras trabajar 13 horas de forma consecutiva.

El divorcio entre los sindicatos y el Departamento de Seguridad es total. El conflicto por las condiciones laborales lleva latente desde hace mucho tiempo y las continuas protestas policiales llevaron incluso al propio lehendakari a enfrentarse a los participantes en una de las habituales protestas de los sindicatos de la Ertzaintza a las puertas del Parlamento Vasco en los momentos previos a los plenos de los jueves. Las centrales elevaron la tensión en la última protesta, en la que increparon a los miembros del Gobierno de Urkullu, entre las fuertes críticas del PNV. Su presidente, Andoni Ortuzar, señaló que es “un bochorno” y una “vergüenza” que “quienes tienen encomendada la tarea de proteger al conjunto de la ciudadanía vasca se dediquen a acosar a sus legítimos representantes”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios