un fallecimiento y ocho heridos en los incidentes

Un agente muerto, puñaladas por la espalda, fracturas nasales... Jueves negro en Bilbao

El listado de heridos pudo incrementarse ya que la Ertzaintza incautó puños americanos, porras extensibles, martillos, piedras y bengalas a aficionados del Athletic en el dispositivo de seguridad

Foto: Agentes de la brigada móvil de la Ertzaintza, detienen a un aficionado tras varias cargas momentos antes del partido. (EFE)
Agentes de la brigada móvil de la Ertzaintza, detienen a un aficionado tras varias cargas momentos antes del partido. (EFE)

La alerta estaba activada. Todo el mundo preveía graves incidentes por la presencia en Bilbao de los hinchas radicales del Spartak de Moscú, catalogados como los más peligrosos de Europa, pero nadie podía imaginar que la lista de percances incluyera la muerte de un agente de la Ertzaintza que participaba en el operativo desplegado para evitar altercados. El parte bélico con motivo del encuentro de Europa League entre el Athletic y el club ruso incluye apuñalamientos por la espalda, traumatismos cráneo encefálicos, fracturas nasales…

La crónica de un jueves negro en Bilbao se escribe con la tinta del luto por el fallecimiento de Inocencio Alonso, un agente de 51 años que pertenecía a la novena promoción de la Ertzaintza natural de la localidad vizcaina de Ermua. El ‘ertzaina’ se encontró indispuesto al bajarse de la furgoneta cuando se iniciaba la batalla campal entre las hinchadas del Athletic y el Spartak y sufrió un desvanecimiento, según el relato ofrecido por la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia. El agente, que falleció a consecuencia de una parada cardiorespiratoria en el cercano Hospital de Basurto, a donde fue trasladado, “no estaba actuando” en el momento en el que se desplomó al suelo. En un primer momento fue atendido por sus compañeros, entre los que se encontraba su hermano, también de la Brigada Móvil. “Estuvo con él hasta el último momento”, asevera la responsable de la Policía vasca.

Un agente muerto, puñaladas por la espalda, fracturas nasales... Jueves negro en Bilbao

El parte de heridos por la batalla campal habla de ocho heridos de diversa consideración. El Hospital de Basurto atendió a un varón de nacionalidad rusa que presentaba una puñalada en la espalda con laceración y hematoma muscular, y que fue dado de alta tras ser atendido. También dejaron el hospital un polaco que presentaba fractura nasal, un ciudadano ruso con traumatismo en un brazo con fractura de olecranon y tres personas atendidas en Urgencias por diversos traumatismos. Otro hombre que ingresó con traumatismo cráneo encefálico y herida por scalp en el cráneo dejó el complejo sanitario de forma voluntaria en contra del criterio del médico. Según el último parte médico, la única persona que permanece en estos momentos ingresado es un ciudadano ruso con traumatismo cráneo encefálico.

El listado de heridos contiene ocho nombres pero pudieron ser muchos más. La Ertzaintza incautó puños americanos, porras extensibles, martillos, piedras y bengalas a los aficionados radicales del Athletic durante el dispositivo de seguridad y que había duplicado el número de agentes desplegados con 500 ‘ertzainas’, 100 policías municipales y 200 agentes de seguridad privada del club bilbaino. Durante la batalla campal en los aledaños de San Mamés se lanzaron bengalas y objetos de diversa contundencia y se cruzaron contenedores en un ambiente de gran tensión a la llegada de los aficionados del Spartak al campo bilbaino. Un total de nueve varones, tres rusos, un polaco y cinco vascos, fueron detenidos durante los altercados.

Un agente muerto, puñaladas por la espalda, fracturas nasales... Jueves negro en Bilbao

“La intención era clara, causar daño, causar dolor, enfrentarse”, asevera Beltrán de Heredia, que culpabiliza a las aficiones radicales de ambos equipos. Porque, como expone, no sólo se lanzaron bengalas desde una u otra hinchada. Fue un fuego cruzado. “No puedo decir que exclusivamente fueran personas aficionadas del Athletic, sino también aficionados rusos. En este afán de enfrentarse, de provocar violencia, estaban cruzando ambas partes bengalas”, detalla en declaraciones a Radio Euskadi la consejera, quien arremete contra “los energúmenos que se dicen aficionados” del club bilbaino, y a quienes se les incautó numeroso material para ir a la ‘guerra’.

Críticas sindicales: "responsabilidades políticas"

El día después a esta jornada negra en Bilbao viene marcado por las fuertes críticas de los sindicatos policiales a la ineficacia del dispositivo de seguridad desplegado con motivo del encuentro, que había sido calificado de "alto riesgo". La central mayoritaria en la Ertzaitnza, Erne, asegura que existen “responsabilidades políticas” en los graves incidentes ocurridos en las inmediaciones de San Mamés e insta a la Fiscalía a actuar de oficio contra sus responsables. “Tiene que haber unas responsabilidades y hay que buscarlas”, asevera su portavoz, Roberto Seijo,

Erne reclama que se considere el fallecimiento del agente como "muerte violenta". Según afirma, los 'ertzainas' desplegados en las inmediaciones de San Mamés se vieron en medio de un "fuego cruzado de bengalas" y, para ello, muestra varios vídeos en los que se "puede ver perfectamente ataques a la Ertzaintza con material pirotécnico y que podían haber producido otro tipo de daños también". Por ello, Seijo critica las manifestaciones de la consejera incidiendo en que el fallecimiento no fue a consecuencia de un enfrentamiento directo con los radicales. “Es fácil cerrar los ojos y decir que la muerte se ha producido por un hecho que no es violento”, ha censurado. Frente a las palabras de Beltrán de Heredia, pone de manifiesto que “llevamos ocho años con partidos internacionales en Bilbao produciéndose incidentes y heridos graves" sin que nadie haga nada. "Estos hechos se producen partido tras partido y las instituciones y los responsables políticos no adoptan medidas”, ha denunciado.

Un ertzaina - en la imagen- ha muerto esta noche en el Hospital de Basurto tras sufrir un infarto durante los enfrentamientos. (EFE)
Un ertzaina - en la imagen- ha muerto esta noche en el Hospital de Basurto tras sufrir un infarto durante los enfrentamientos. (EFE)

Por su parte, el sindicato Esan, el segundo con mayor representación, critica que el agente fallecido "permaneció durante más de 14 horas trabajando" hasta su fallecimiento. Según detalla, Inocencio Alonso "entró a trabajar a las 7.00 horas en Iurreta y a las 9.00 horas ya se encontraba en Bilbao en previsión de disturbios". Los incidentes se iniciaron poco antes de las 20.00 horas a la llegada de los hinchas radicales del Spartak a las inmediaciones de San Mamés. Algunas versiones apuntan al lanzamiento de una botella de cristal desde la afición rusa a la hinchada del Athletic como responsable del inicio de la batalla campal durante la cual falleció el agente. Otras, en cambio, señalan a los integrantes de la peña radical del club bilbaino, Herri Norte Taldea, quienes recibieron con botellas y bengalas a los hinchas del Spartak cuando accedían a la explanada de San Mamés escoltados por la Policía vasca. Ante el quién inició las hostilidades, Esan no tiene dudas y culpabiliza de "todos los altercados" a los miembros de la facción radical del Athletic, que "fueron los que provocaron todos los incidentes". "Fueron causantes de todo", asevera con rotundidad. Por ello, exige al Athletic que "de una vez por todas expulse" a los miembros de esta peña del club y del estadio, "tal y como han hecho otros equipos".

El sindicato Esan culpabiliza de los altercados a la peña radical del Athletic, Herri Norte Taldea, y pide al Athletic su expulsión: "Fueron causantes de todo"

No faltan las críticas al dispositivo policial desplegado en Bilbao. La central denuncia la "nefasta gestión" de los responsables del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco al "impedir que los 'ertzainas' podamos utilizar material de lanzapelotas que haga posible que los radicales puedan ser dispersados, lo que nos obliga a actuar en el cuerpo a cuerpo cuando nos triplican en número". Ante la "grave situación" en la que se encuentra la Ertzaintza, este sindicato reclama la dimisión o el cese de la consejera de Seguridad, así como de los principales responsables de la Policía Vasca. Además, insta a los partidos a modificar la legislación para que "estos actos sean tratados como violencia terrorista".También el Sindicato Profesional de la Ertzaintza, Sipe, ha reclamado la dimisión de Beltrán de Heredia a través de su cuenta de Twitter, donde ha publicado varios mensajes muy duros contra la consejera por “enviar a los policías a actuaciones” con “lanzadores de juguetes".

Ante las fuertes críticas sindicales, Beltrán de Heredia replica que "el dispositivo estuvo muy bien organizado: se respondió con gran profesionalidad"

Ante estas críticas, la consejera de Seguridad replica que "el dispositivo estuvo muy bien organizado". Así, pone en valor que la Policía vasca "respondió con gran profesionalidad para neutralizar esos conatos y esas intenciones de romper la normal convivencia" de la ciudad. "Es el trabajo que se ha hecho a lo largo de todas las semanas y que ayer también se desarrolló con mucha normalidad", remarca Beltrán de Heredia, quien deja de manifiesto que cuando dos hinchadas violentas quieren "cruzarse" es difícil evitar el enfrentamiento. En esta línea, el lehendakari Iñigo Urkullu destaca la "actuación profesional y proporcionada" que llevaron a cabo "en todo momento" los agentes que participaron en el dispositivo de seguridad, al tiempo que traslada su "radical condena" ante "unos altercados provocados por unos energúmenos que no tienen más objetivo que atemorizar a las personas de bien"..

"¿Por qué se les dejó viajar a los hinchas rusos?"

La pregunta ya se repetía una y otra vez en Bilbao en los días previos al encuentro de Europa League. ¿Por qué se les deja viajar a los hinchas radicales del Spartak con semejante currículum de altercados? Sus 'hazañas' hablan por sí solas. La lista de incidentes que acumulan en sus salidas por Europa durante los últimos años es muy larga y, pese a ello, unos 2.500 aficionados del club ruso, cerca de un millar de ellos radicales, estuvieron presentes en Bilbao. Ahora, a la vista del trágico 'parte de guerra', la incomprensión ha dado paso a la indignación. "Esto se veía que iba a pasar y nadie hace nada", coincide en denunciar en voz alta una ciudad que ya se había visto obligada a modificar su rutina por la presencia de la hinchada rusa.

La alerta estaba dada, se preveían importantes altercados (los aficionados rusos ya habían provocado incidentes los días previos en Vitoria, donde dieron una paliza al responsable de un negocio) y la ciudad había adoptado medidas preventivas. Algunos colegios suspendieron las actividades extraescolares por la tarde a modo de prevención. Los sindicatos con representación en los centros de enseñanza de iniciativa social habían decidido retrasar al 1 de marzo la manifestación para reivindicar un nuevo convenio "por razones de seguridad". Y muchos negocios del centro de la capital vizcaina bajaron la persiana obligados por experiencias anteriores. "Ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de los clientes y aficionados del Athletic en nuestro establecimiento, y en base a las experiencias que ya vivimos con algunos sectores de las aficiones del Paris Saint Germain y del Olympique en años anteriores, nos vemos obligados, muy a nuestro pesar, a mantener cerrado el local a partir de las 15.00 horas", rezaba un cartel ubicado en un céntrico bar. Fue uno de los muchos carteles de contenido similar que se pudo ver ayer en Bilbao. Algunos establecimientos incluso cerraron durante todo el día y no esperaron a las horas previas al partido.

Se mira en especial a la UEFA y a la FIFA. ¿Por qué no se expulsa de las competiciones internacionales a los clubs cuyos radicales provoquen actos violentos? Nadie lo entiende si no es por los "intereses" que existen. Y el mundial de fútbol de Rusia está a la vuelta de la esquina. ¿Quién se va a atrever a ir a Rusia a presenciar la mayor fiesta mundial del fútbol? Por un lado está la amenaza de los hinchas radicales y, por otro, la del terrorismo yihadista. La UEFA ha mostrado sus condolencias por la muerte del 'ertzaina' pero se le pide más. El fallecimiento del agente ha acrecentado las exigencias al mundo del fútbol a tomar medidas. Entre estas voces está la del alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto. "Es necesario que los estamentos del fútbol piensen seriamente sobre esta cuestión. Hinchadas de equipos que van generando y dejando un reguero de violencia deben ser objeto de análisis por la UEFA para que quizá no vayan a mas sitios a partir de ahora", expone el regidor bilbaino. En este debate, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, afirma que "la solución" para acabar con la violencia en el fútbol "pasa porque la UEFA responsabilice a los clubes" del comportamiento violento de sus seguidores.

País Vasco
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios