todo se inició por una denuncia en las redes sociales

Investigan a un tatuador por supuestos abusos sexuales: ya hay cuatro denuncias

La Policía de San Sebastián no descarta más denuncias contra el estudio, que aparece 'tatuado' con pintadas que tildan a su responsable de "cerdo" y "acosador" y le exigen que se marche de la ciudad

Foto: Pintadas en el estudio de tatuaje de San Sebastián que ha sido objeto de denuncias por supuesto acoso sexual. (EC)
Pintadas en el estudio de tatuaje de San Sebastián que ha sido objeto de denuncias por supuesto acoso sexual. (EC)

La Guardia Municipal de San Sebastián ha abierto una investigación por supuestos abusos sexuales cometidos en un establecimiento de tatuajes tras la presentación de cuatro denuncias por este motivo contra el responsable del estudio.

La Unidad de Investigación de la Policía Local está recabando ahora datos para elaborar un informe que remitirá al juez y no descarta que pueda haber más personas afectadas por supuestos abusos sexuales a raíz de las denuncias que están aflorando en las redes sociales en torno a la supuesta actitud acosadora de este tatuador. De hecho, el exterior del local afectado, Factor Tattoo, ha aparecido 'tatuado' con pintadas que tildan a su responsable de "cerdo" y "acosador" y le exigen que se marche de San Sebastián.

"Ahora tengo en la piel un tatuaje que me recordará siempre cómo he sido tratada hoy", denuncia la joven en un mensaje viral en las redes sociales

El origen de la polémica está en la denuncia que hizo pública el pasado martes una joven en las redes sociales, donde aseguró que había sido "acosada sexualmente" por su tatuador, quien "me ha agarrado el culo, me ha hecho desabrocharme el botón del pantalón cuando me iba a hacer un tatuaje pequeño en el brazo y me ha agarrado de la cadera desnuda". "Acabo de llegar a casa tras venir llorando en el tren porque hoy he sido acosada sexualmente por mi tatuador", iniciaba su relato la afectada, que reclamaba "difusión" a su mensaje para que "ninguna más pase por esto".

La denuncia en las redes sociales suscitó las acusaciones de otras presuntas víctimas o de personas que aseguraban conocer a otras chicas objeto de supuestos abusos

"Desde que he visto esa actitud no he hecho más que temblar y estar callada en todo el tiempo que me hacía el tatuaje. Estaba aterrorizada, me quería ir pero estaba en 'shock' total", aseguraba la joven, quien tuvo que escuchar "comentarios sexuales desde el minuto uno" por boca del tatuador. Y concluía su mensaje: "Por favor, chicas, no vayáis, no tengáis que pasar por lo mismo. Yo ahora tengo en la piel un tatuaje que me recordará siempre cómo he sido tratada hoy".

El mensaje pronto se hizo viral y no solo provocó una cascada de apoyos a la denunciante en apenas unas horas, sino que además desató las acusaciones de otras personas que se presentaban como víctimas del tatuador o aseguraban conocer a otras chicas que habían sido objeto de supuestos acosos o abusos. Incluso, usuarios de las redes sociales reproducían fotografías de Instagram del estudio de tatuajes con mujeres "casi o completamente desnudas" para mostrar tatuajes en los que "no hace ninguna falta" enseñar todo el cuerpo.

La polémica suscitada en las redes sociales no pasó desapercibida para la Guardia Municipal, que inició una investigación de oficio para comprobar la veracidad de las denuncias vertidas dentro de la "cautela" exigida ya que no se había presentado ninguna denuncia en este cuerpo o en la Ertzaintza. Así, se contactó con posibles víctimas y, al parecer, alguna de ellas reconoció haber sido objeto de tocamientos. Pero no se quería presentar la correspondiente denuncia. Y la primera llegó la tarde del jueves a las dependencias de la Guardia Municipal, que a lo largo de este viernes ha recibido tres nuevas denuncias por supuestos abusos sexuales contra este estudio de tatuajes ubicado en la Parte Vieja donostiarra a raíz del eco que ha suscitado este caso en los medios y las redes sociales. En todo caso, la Policía donostiarra no confirma si una de las cuatro denuncias ha sido presentada por la joven que subió a las redes sociales el mensaje viral contra el tatuador. La Ertzaintza, por su parte, no ha recibido a día de hoy ninguna denuncia, según apuntan desde el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha habilitado un número de teléfono para recibir testimonios de supuestas víctimas o de testigos de posibles casos

Ahora, en base a las denuncias recibidas, la Policía Local está recabando datos para elaborar un informe que remitirá al juez por si existe base jurídica para poder actuar contra el supuesto acosador, según señala el concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martín Ibabe. De cara a obtener una mayor información que ayude al desarrollo de la investigación el Ayuntamiento donostiarra ha habilitado un número de teléfono (94 348 13 13) para recibir testimonios de supuestas víctimas o de personas que conocen a posibles afectadas.

No es la primera vez que el Ayuntamiento pide la colaboración ciudadana ante unos supuestos hechos delictivos. Recientemente hizo un llamamiento a los vecinos para conocer la dimensión de la supuesta estafa que llevó a cabo un falso 'chapuzas' que prestaba sus servicios profesionales de reparación y reforma de viviendas, y que dejaba en la estacada a los clientes tras cobrar un adelanto y dejando destrozadas las casas. Su llamamiento tuvo efecto ya que, como sostienen fuentes municipales, permitieron aflorar numerosas denuncias.

Pintadas en el estudio de tatuaje de San Sebastián contra el que se han presentado varias denuncias. (EC)
Pintadas en el estudio de tatuaje de San Sebastián contra el que se han presentado varias denuncias. (EC)

De momento, a la espera del desarrollo de la investigación y de lo que, en su caso, pueda determinar el juez, ya hay 'sentencia social'. El exterior del establecimiento está repleto de pintadas en las que se tilda al responsable del negocio de "acosador", "cerdo", "baboso" o "escoria". "Esto fue lo que pasó: Nos desvistió, nos sexualizó. ¿Dónde está nuestra dignidad? Devuélvenosla", reza un mensaje escrito en el cristal. "Alde hemendik (fuera de aquí)", reclama una pintada de trazo grueso. También hay otros descalificativos contra el responsable del negocio que solo son perceptibles si uno se aproxima a los cristales. Ya antes de las pintadas habían sido colocados varios carteles en las lunas del local que clamaban contra los "agresores".

El establecimiento se encuentra cerrado al público. Las pintadas en su exterior llaman la atención de los transeúntes, que, sorprendidos, se paran ante la fachada para visualizar las diferentes denuncias vertidas sobre el dueño del negocio. Las acusaciones llegan incluso a las calles de la Parte Vieja, donde ha aparecido alguna pancarta en contra del tatuador, que ha negado las acusaciones a través de las redes sociales. Por su parte, algunos usuarios ponen de manifiesto que el presunto acosador ha borrado fotos de Instagram que le podían dejar en evidencia.

Fuentes municipales hacen un llamamiento a las supuestas víctimas para que relaten sus experiencias y, en su caso, den el paso de presentar la denuncia. A este respecto, la Guardia Municipal no descarta que en las próximas horas pueda incrementarse el número de denuncias al albur del amplio eco que está teniendo en las redes sociales esta polémica y por los comentarios vertidos contra el responsable del estudio de tatuajes en las mismas. "Si es realmente como lo cuentan en las redes sociales…", afirman.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios