plan del País Vasco para una alimentación saludable

Mil días para que la mitad de los productos de máquinas vending sean frutas y verduras

El Gobierno de Urkullu se marca el reto de alcanzar este objetivo en poco más de tres años como parte de un "innovador" proyecto encaminado a reducir en un 20% la ingesta de sal y azúcares libres

Foto: Máquina de 'vending' con diferentes snacks. (EC)
Máquina de 'vending' con diferentes snacks. (EC)

El 51,2% de la juventud vasca no consume fruta de forma diaria. El 82% no come verdura. El 90% no cumple la recomendación de cinco piezas de fruta y verdura al día. Uno de cada tres niños presenta sobrepeso u obesidad. El exceso de peso afecta a la mitad de la población de 15 años, siendo mayor en los hombres que en las mujeres. Esta realidad, extraída de la Encuesta de Salud del País Vasco, ha llevado al Gobierno de Iñigo Urkullu ha poner en marcha un “innovador” proyecto para mejorar la salud a través de una alimentación saludable que reduzca la ingesta de sal y azúcares libres.

El ambicioso objetivo es lograr que el 60% de los jóvenes coma fruta y el 22% verdura diariamente

Los objetivos son de peso. En 1.000 días se pretende lograr cuatro retos concretos: aumentar en un 20% el número de niños y jóvenes que consumen fruta y verdura diariamente (esto es, conseguir que el 60% de los jóvenes coma fruta y el 22% verdura), reducir el consumo de sal en un 20% (pasar de 9,6 gr/día, consumo medio por persona, a 7,5 gr/día), rebajar los azúcares libres en la dieta en un 20% (de 100 a 80 gr/día) y lograr que el 50 % de los agentes e iniciativas que trabajan en pro de la alimentación saludable de la población vasca esté trabajando en red y de forma alineada. Lograr estos objetivos, seleccionados desde “una posición realista”, servirá para “avanzar hacia una sociedad vasca con hábitos de alimentación saludables”, según remarca el consejero de Sanidad, Jon Darpón.

Este proyecto se alimenta de varias preguntas que se cuecen a fuego lento. ¿Por qué 1.000 días para alcanzar el punto de ebullición? La “urgencia” que plantea la tendencia al alza de las enfermedades crónicas no transmisibles ha empujado a cocinar “un proceso innovador y adecuado a los tiempos” con la participación de profesionales de “múltiples sectores” implicados en la alimentación, quienes han promovido una “visión pragmática” ideando soluciones concretas realizables a “corto medio plazo”, según refleja el programa ‘Iniciativas para una alimentación saludable en el País Vasco’.

¿Qué platos se deben poner en la carta para obtener resultados positivos en este periodo máximo de 1.000 días? El Gobierno vasco plantea 18 medidas concretas en distintos ámbitos de la sociedad para “enraizar unos hábitos de alimentación más saludables” y que están sustentadas en cinco líneas estratégicas (Sistema pertinente y sólido de información y conocimiento experto, agentes alineados, atención específica a segmentos prioritarios, programa de concienciación y capacitación con impacto social, y sistemas de control y evaluación).

Entre las actuaciones, el Departamento de Salud pretende lograr un vending “inteligente y saludable” que implica lograr que la mitad de los productos ofertados en este tipo de máquinas cumpla con los criterios de la Estrategia NAOS para la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad. O, lo que es lo mismo, que uno de cada dos productos que se oferten en estas máquinas de snacks sean frutas, verduras y otros alimentos saludables.

Se propone actuar en materia de investigación para disponer de "productos saludables con formatos y precios más atractivos y adecuados" al vending

El reto es de tres estrellas, ya que se persigue que el 70% de las organizaciones con máquinas vending asuma este compromiso. En el País Vasco, según refleja el Departamento de Salud, ya existen iniciativas para “dar respuesta a la necesidad de disponer de opciones saludables en formato snack o aperitivo” en estas máquinas pero es necesario ir más allá y consolidar este consumo saludable. Ahora, para potenciar esta vía, el Departamento liderado por Darpón propone actuar en materia de investigación para disponer de “productos saludables con formatos y precios más atractivos y adecuados al canal”, desarrollar soluciones para dar respuesta a problemas logísticos como frecuencia de reposición o vida útil de productos o acometer una interrelación máquina-consumidor mediante “innovaciones tecnológicas para favorecer una compra más reflexionada y menos impulsiva”. Asimismo, se van a crear unas guías prácticas con información y argumentos dirigidas a empresas privadas, organizaciones públicas y operadores de vending con el fin de llegar al 100% de las organizaciones con este tipo de máquinas.

Se plantea crear una app "lúdico-pedagógica" que imite el modelo de aplicación para runners e incorpore "un sistema de clasificaciones que fomente la competición sana" en el consumo de frutas y verduras

El Gobierno vasco también plantea la creación de una app “lúdico-pedagógica” para fomentar hábitos de vida saludable entre la población juvenil. Para ello, apuesta por “imitar” el modelo de aplicación para runners, de modo que la aplicación pueda incorporar “un sistema de clasificaciones que fomente la competición sana entre los jóvenes” en relación al consumo de frutas y verduras. La idea es “propiciar la adhesión de los jóvenes a un estilo de vida saludable con un sistema de juegos y reconocimientos”. También propone crear una cuenta de twitter que “comience a agitar la red y ejerza una labor pedagógica y de impulso mediático de la alimentación saludable”.

Entre las diferentes propuestas, este “novedoso” programa contempla elaborar un “calendario multicanal de frutas y verduras de temporada”, activar “un nodo de dinamización y resonancia”, llevar a cabo una “vigilancia del etiquetado y la composición nutricional de los alimentos” o acometer “una actualización de pliegos de contratación de cocinas centrales” para el cumplimiento de las recomendaciones de presencia de grupos de alimentos de la Estrategia NAOS, especialmente en cuanto a la oferta de frutas, verduras, pescado azul y huevos. En este sentido, se completa la especificación de las formas recomendadas de elaboración y de presentación de platos y la posibilidad de incluir la formación del personal sobre aspectos nutricionales y alimentación saludable.

Participantes en el proyecto por una alimentación saludable, con Jon Darpón el cuarto por la izquierda. (EC)
Participantes en el proyecto por una alimentación saludable, con Jon Darpón el cuarto por la izquierda. (EC)

¿A quién se va a sentar en la mesa? Especialmente a los comedores escolares. En la actualidad la mitad de los escolares de Infantil, Primaria y Secundaria comen cada día en los comedores escolares por lo que influir en el consumo en estos entornos “puede contribuir de forma notable a mejorar los hábitos alimentarios de la población infanto-juvenil”. Así, se pondrá en marcha el proyecto ‘Puesta al día 360º de comedores escolares’ para aumentar el consumo de frutas y verduras desde una doble vía de innovación: en la elaboración y presentación de los menús, haciendo los platos y productos más atractivos, y en los entornos de consumo, tanto en lo que se refiere al aspecto físico, como a la gestión de los ritmos de ingesta.

Con la pretensión de crear un "ecosistema educativo saludable" también se va a actuar en el entorno laboral a la vista de que son muchas las personas que comen cada día en el centro de trabajo, bien porque disponen de servicio de comedor o catering o bien porque llevan su propia comida de casa. A este respecto, se va a impulsar un programa de orientación a las empresas y centros de trabajo para acordar medidas centradas en mejorar no solo el qué se come (alimentos más saludables), sino también el cuándo (horarios laborales, ritmos de ingesta…) y el cómo (elaboración de espacios compartidos destinados a comer).

¿Quiénes han cocinado este proyecto? Liderado por el Departamento de Salud, la iniciativa ha sido elaborada de forma “coordinada, colectiva y cocreativa" con la participación de otras áreas del Gobierno vasco, especialmente Desarrollo Económico e Infraestructuras y Educación, y de diversas instituciones como el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral Osalan, así como más de medio centenar de profesionales, empresas y entidades de “múltiples sectores que influyen de forma activa en las conductas de alimentación de las personas”.

¿Por qué este ‘restaurante’ debe estar las 24 horas abiertas y albergar a los mayores comensales posibles? A día de hoy, el 95% de las enfermedades crónicas en el País Vasco están relacionadas con los hábitos alimentarios, la presencia de sustancias tóxicas en los alimentos, ciertas deficiencias nutricionales o la falta de ejercicio. Además, para un 30% de los casos de cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedad isquémica del corazón y de obesidad determinadas conductas alimentarias pueden suponer un factor de protección o un factor de riesgo. Asimismo, uno de cada tres adultos vascos es hipertenso, el 50% de la población adulta es hipercolesterolémica… Las tendencias, además, llaman a la preocupación. El estilo de vida actual ha hecho que el consumo de platos preparados se haya incrementado en un 51% en los últimos años en el País Vasco, con un consumo además de sal que prácticamente dobla la recomendación de la OMS (9,6 gr/día frente a los 5 gr/día aconsejados).

El consumo de platos preparados ha crecido un 51% en los últimos años y la ingesta de sal dobla prácticamente la recomendación de la OMS

¿Qué condiciona la alimentación saludable en el País Vasco? Existen factores económicos, sociales y culturales. La vulnerabilidad de ciertos sectores sociales se ha acentuado, “mermando su capacidad para acceder económicamente a determinados alimentos necesarios en una dieta saludable, como los productos frescos, o para elaborarlos de forma adecuada”. Además, pese a que en el País Vasco “el comer es cultura y tradición”, la tendencia “hacia un ritmo de vida cada vez más acelerado hace que surjan nuevas modas y corrientes” en las que van ganando terreno “formas de alimentarse menos sanas” como comida rápida, platos precocinados con exceso de grasas, sal o azúcar.

Todos estos factores, según defiende el Gobierno vasco, deben ser considerados a la hora de idear las iniciativas alimenticias para que sean sostenibles desde el punto de vista tanto medioambiental, como económica y socialmente. Pero el Ejecutivo de Vitoria no se pone límites y ha cocinado unos retos ambiciosos. Y para ello alude a una cita de Vincent Van Gogh: “¿Qué sería de la vida si no tuviésemos el valor de intentar algo nuevo?”

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios