Ya no habrá más concentraciones

Los "nuevos tiempos" en el País Vasco acaban con el homenaje anual a Joxe Mari Korta

La Fundación en memoria del empresario asesinado por ETA en 2000 acuerda dejar de celebrar el acto público que cada 8 de agosto reunía a numerosos representantes de todos los partidos

Foto: Familiares y amigos de Korta homenajean al empresario asesinado por ETA en uno de los aniversarios de su muerte ante el monolito en su memoria en Zumaia. (EFE)
Familiares y amigos de Korta homenajean al empresario asesinado por ETA en uno de los aniversarios de su muerte ante el monolito en su memoria en Zumaia. (EFE)

Por primera vez en los últimos 17 años este 8 de agosto no habrá una concentración ante el monolito en recuerdo a Joxe Mari Korta situado a las puertas de la que era su empresa en Zumaia (Guipúzcoa), donde fue asesinado por ETA en el año 2000 con una bomba lapa adosada a su vehículo. La Fundación creada para preservar sus valores ha decidido dejar de convocar los homenajes anuales en su memoria, y al que acudían todas las fuerzas políticas, incluida Sortu. El “nuevo tiempo” abierto en el País Vasco por la ausencia del terrorismo ha llevado a la Fundación Joxemari Kortaren Bidetik a dar por finalizados los homenajes públicos que tenían lugar con cada aniversario de su asesinato.

La Fundación desvincula esta medida de la fuerte polémica política tras los homenajes a Miguel Ángel Blanco: la decisión se acordó en diciembre

La Fundación ha desvinculado esta decisión de la fuerte polémica política que han generado las recientes concentraciones celebradas con motivo del 20 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. En el homenaje dispensado al concejal del PP en su localidad natal de Ermua, el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, denunció con palabras muy gruesas la presencia del parlamentario ‘abertzale’ Iker Casanova, quien “aplaudió” su asesinato y "sigue defendiendo la causa de ETA". Por su parte, el resto de formaciones políticas acusaron al PP de “instrumentalizar” los diferentes homenajes, entre ellos el que tuvo lugar en Madrid, donde fue abucheada la alcaldesa Manuela Carmena por no colgar una pancarta en la fachada del Ayuntamiento para rendir tributo a Blanco.

La decisión de acabar con las concentraciones anuales en memoria de Korta estaba adoptada desde hace meses, ya que fue aprobada por la asamblea general de socios de la fundación en diciembre, si bien no ha sido hasta este viernes, a las puertas del homenaje, cuando se ha dado a conocer. Ha sido su hijo Andoitz Korta el encargado de comunicar esta medida. “El fin del terrorismo ha traído consigo un nuevo panorama a nuestro país”, ha argumentado.

Andoitz Korta saluda a Martín Garitano con motivo de la asistencia por primera vez al homenaje del entonces diputado general de Guipúzcoa, en 2012. (EFE)
Andoitz Korta saluda a Martín Garitano con motivo de la asistencia por primera vez al homenaje del entonces diputado general de Guipúzcoa, en 2012. (EFE)

Las concentraciones silenciosas por espacio de 15 minutos que se celebraban cada 8 de agosto ante las puertas de la empresa de Korta, y que reunían a numerosos representantes políticos, económicos e institucionales, familiares y amigos del asesinado, tampoco han estado exentas de polémica. El que fuera diputado general de Guipúzcoa por EH Bildu en la pasada legislatura, Martín Garitano, acudió en 2012 a la concentración en la que fue la primera vez que estaba presente en un acto en memoria de una víctima específica de ETA entre la contundente denuncia del delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, que negó toda credibilidad al gesto del dirigente ‘abertzale’ por ser “uno de los muchos responsables políticos de su asesinato”. El representante del Estado fue muy duro y acusó a Garitano de ejercer de “comisario político” de ETA durante su anterior labor como periodista en los diarios 'abertzales' 'Egin' y 'Gara'. Ante la tensión existente, la familia se vio obligada a trasladar el mensaje de que el “verdadero protagonista” del acto era el propio homenajeado.

El tributo a Korta supuso el estreno del ex diputado general de Guipuzkoa, el 'abertzale' Martín Garitano, en un homenaje específico a una víctima de ETA

La decisión de acabar con los homenajes a Korta no implica que la Fundación deje de asistir a actos en memoria de las víctimas, ya sean institucionales o de reconocimiento a otros asesinados por ETA, a los que acudirá para seguir trabajando en aras de la “convivencia y la reconciliación” en el País Vasco. “Nuestra Fundación se esforzará con honestidad y ahínco en el proceso de pacificación y en el logro de una convivencia justa, aun cuando los sentimientos chirríen y, desde luego, todos los componentes actuaremos unidos”, ha querido dejar claro a modo de conclusión añadida en el decálogo sobre la convivencia y la reconciliación aprobado en 2013.

En este texto se deja constancia de la necesidad de que las víctimas actúen sin “objetivos políticos partidistas” con mensajes que sean “universalmente aceptables”. “Las víctimas tienen todo el derecho a construir su relato, a expresar su dolor y enfado, a ser escuchados. Lo que a estas se les debe exigir es que su relato sea prepolítico en el sentido de prepartidista”, señala.

La Fundación no pedirá ni el arrepentimiento ni el perdón, pero no aceptará que las víctimas "sean presentadas como sucesos tristes pero inevitables"

Asimismo, critica, en alusión a la izquierda ‘abertzale’, que se siga justificando el pasado violento de ETA. Aunque la Fundación no exigirá “los máximos éticos” en el proceso de pacificación, ya sea el arrepentimiento o la petición de perdón, sí advierte de que “tampoco aceptaremos nunca ninguna declaración o planteamiento en el que las muertes de Joxemari y de todas las víctimas sean presentadas, directa o indirectamente, como sucesos tristes pero inevitables”. “Exigiremos siempre, además de considerar que fueron actos políticamente nocivos para nuestro país, el reconocimiento de que fueron asesinatos injustos”, afirma para remarcar que la sociedad vasca debe “interiorizar de forma rápida y contundente que no se puede aceptar ninguna justificación política de la violencia y que quien no toma postura ante ella y se calla se convierte en cómplice de la misma”.

De cara al futuro, la Fundación Joxemari Kortaren Bidetik continuará con el "impulso a la formación teórica y práctica de los jóvenes, los proyectos de innovación y educación integral, y a la mejora de los recursos humanos, al emprendimiento, al deporte y salud de la juventud". Todo ello estará "impregnado" con "los valores que Joxemari practicó, como la honestidad, el esfuerzo personal, el diálogo constructivo, un humanismo solidario y comprometido, así como el amor al país".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios