reivindicación secesionista

El nacionalismo vasco se vuelca con Mas: "Independencia" y "visca Catalunya"

El expresidente catalán ha sido recibido con un sonoro y prolongado aplauso que ha ganado en decibelios cuando se ha abrazado al exlendakari Juan José Ibarretxe

Foto:  El expresidente de Cataluña Artur Mas (i) y el exlendakari Juan José Ibarretxe. (EFE)
El expresidente de Cataluña Artur Mas (i) y el exlendakari Juan José Ibarretxe. (EFE)

A Artur Mas no le ha hecho falta ni hablar para ganarse la ovación de un entregado auditorio que prácticamente una hora antes de la conferencia había ocupado las 1.806 butacas del 'cubo grande' del Kursaal. El expresidente catalán ha sido recibido con un sonoro y prolongado aplauso que ha ganado en decibelios cuando se ha abrazado al exlendakari Juan José Ibarretxe, el otro protagonista del acto convocado por la plataforma soberanista Gure Esku Dago y la fundación que preside el expresidente vasco, Agirre Lehendakaria Center, para reivindicar el proceso secesionista de Cataluña y defender el derecho a decidir de "los pueblos vasco y catalán". Los gritos de "independencia" y "visca Cataluña" han precedido la intervención de un Mas que no ha ocultado su emoción.

"Ánimo ante la dificultades", le ha espetado la portavoz de Gure Esku Dago, Zelai Nicolás, para encender a un ya de por sí entregado público, entre quien no han faltado dirigentes del PNV y EH Bildu, que se han sumado a un acto convertido desde su origen en una reivindicación secesionista. Cataluña era la excusa, el motivo de la conferencia, pero el fin último era activar el movimiento independentista en Euskadi aprovechando el desafío del Gobierno de Carles Puigdemont al Estado. El auditorio se ha sumado a la causa catalana. "Este pueblo siempre estará con Cataluña", ha proclamado Ibarretxe, defensor de que ambos territorios "sufren las mismas adversidades temporales" pero que "comparten la satisfacción común del triunfo compartido". "Gracias sobre todo a Cataluña", ha destacado el exlendakari. Y los aplausos han vuelto a surgir.

Cataluña era la excusa, pero el fin último era activar el movimiento independentista en Euskadi aprovechando el desafío de Puigdemont al Estado

Ibarretxe ha querido comparar el proceso soberanista con la ascensión al Everest en sentido metafórico. Así, ha relatado que él asentó en 2001 el derecho a decidir en el "campamento base" como "principio democrático para el siglo XXI" con un proyecto bautizado como Plan Ibarretxe con el que llegó al campamento 2. Pero esta expedición se vio obligada a parar ("nevó mucho", ha bromeado) y otra expedición, en alusión a Cataluña, ha "relevado" a Euskadi para instalarse en el campamento 3. Ahora el reto está en llegar a la cima. "Nosotros no lo logramos, esperemos que el resto lo logre", ha expuesto.

Ibarretxe no ha querido lanzar un consejo al Gobierno catalán pero sí una advertencia. "Que no os rompan el tren [en relación a la unidad entre la sociedad civil e institucional] porque eso seria el principio del fin", ha proclamado.

Artur Mas y Juan José Ibarretxe. (EFE)
Artur Mas y Juan José Ibarretxe. (EFE)

Ha sido un discurso para gloria del nacionalismo, que se ha volcado con Mas en apoyo al proceso soberanista catalán. El Gobierno vasco, que discrepa de la vía emprendida por su homólogo catalán para segregarse de España, ha querido cuidar las formas y no ha enviado representación oficial al acto. No han hecho lo propio las instituciones guipuzcoanas, encabezadas por el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, que han reforzado el respaldo institucional y político dado por el PNV, presente con una amplia delegación compuesta por, al menos, cinco representantes de la ejecutiva nacional encabezados por Joseba Egibar (también han estado Joseba Aurrekoetxea, Itxaso Atutxa, María Eugenia Arrizabalaga o Iñaki Txueka). Egibar ha querido marcar discurso independentista en declaraciones a los medios y ha destacado que "la causa catalana es la causa vasca" porque ambos territorios tienen "enfrente al mismo Estado".

Artur Mas une a PNV y EH Bildu

El expresidente catalán ha unido al PNV y a EH Bildu. Representantes de ambos partidos no solo han ocupado las butacas del Auditorio Kursaal sino que además han mantenido un encuentro privado con Mas previo a la conferencia, para trasladarle el apoyo en nombre de sus partidos y para entregarle dos declaraciones, en favor del proceso catalán y en contra de la vía judicial abierta contra la consulta soberanista del 9-N, aprobadas en los últimos meses en el Parlamento vasco.

Mas garantiza la consulta en 2017

El desafío catalán se enfrenta ahora a sus meses trascendentales, con el Gobierno catalán empeñado en seguir adelante en este camino secesionista con la organización de una consulta por el derecho a decidir durante este año. A este respecto, Mas ha sido contundente: "No hemos hecho lo que hemos hecho para tirar la toalla en el último momento". Por ello, ha garantizado que el referéndum soberanista "se va a hacer" a lo largo de este año.

En este escenario, el expresidente ha vaticinado que, "como mínimo", los juicios por la vía penal van a seguir durante este 2017, ya que el Gobierno de Mariano Rajoy "no solo se va a quedar" en la confrontación a través de la Justicia. Así, ha expuesto que se oye hablar del cierre de las escuelas, de la retirada de competencias o de la aplicación del famoso artículo 155 de la Constitución para eliminar la autonomía de Cataluña. En todo caso, ante el camino judicial emprendido por el Estado, Mas ha advertido al Ejecutivo del PP de que "cuantos más políticos soberanistas catalanes lleve a juicio, mayor será la base a favor de la independencia", porque el pretendido ánimo de "amedrentar" a la población se puede convertir en "orgullo y apuesta democrática" en favor de la soberanía por parte de la ciudadanía.

El nacionalismo vasco se vuelca con Mas: "Independencia" y "visca Catalunya"

En todo caso, sea cual sea la actuación del Estado, Mas ha garantizado que de aquí a septiembre el Gobierno catalán va a aprobar algunas leyes que "van a dar cobertura legal y legitimidad" a la consulta y que "van a ser el marco legal para pasar de una legislación española a una catalana", las cuales van a provocar "un alto grado de tensión" con el Estado. A este respecto, ha descartado la posibilidad de llegar a un pacto con el Gobierno de Rajoy, algo que ve "más lejos" que la cima del Everest, en alusión a la metáfora previa de Ibarretxe. Por ello, ha despachado con un "rotundamente no" la posibilidad de pactar con el Estado una Hacienda propia para Cataluña a cambio de renunciar al referéndum soberanista. Ha afirmado que cualquier alternativa tiene que recoger la opción de que la ciudadanía escoja en una consulta entre independencia u oferta del Estado. "Hay que votar", ha aseverado.

Mas, que podría optar a las próximas elecciones catalanas, ha elogiado la actuación de Carles Puigdemont, a quien ha calificado de "gran presidente" por "liderar" un proceso "mirando hacia adelante" sin importarle las repercusiones. Porque, como ha resaltado entre la ovación del público, "en los momentos clave de país, un político tiene que pensar en su país, luego en su partido y luego en su persona". Por ello, en base a esta filosofía, ha remarcado que "volvería a tomar todas las decisiones" que adoptó en su día y que le llevaron a abandonar la Generalitat y a sentarse en el banquillo de los acusados.

Cada intervención de Mas ha sido replicada con aplausos de un público entregado, que ha respaldado al expresidente en su sentencia de que el movimiento soberanista catalán es una "reacción" a la "agresión del Estado español", que "nos está agrediendo en forma de reconquista competencial" desde los tiempos de José María Aznar. Ante esta y otras agresiones, como la "politización descarada de la Justicia" o la "judicialización de la política", Mas ha asegurado que el pueblo catalán tiene que "responder". A este respecto, ha aseverado que actúan "en legítima defensa porque la agresión es muy grande" y "está frenando" su "capacidad de progreso y desarrollo" por vías "al margen de la ley".

Mas ha dedicado su intervención a desglosar las claves y los hitos del proceso soberanista catalán bajo la atención de una amplia representación de la izquierda 'abertzale', entre ellos Arnaldo Otegi. El expresidente no ha pasado por alto la presencia de la antigua Batasuna, a quien ha dado un sonoro zasca al asegurar que todos los avances en el proceso soberanista catalán se han dado "sin quemar un contenedor ni romper un solo cristal". Su aseveración ha suscitado uno de los mayores aplausos del público, que también ha ovacionado al político catalán cuando ha asegurado que el proceso independentista se está llevando con "una pulcritud democrática y una apuesta permanente por la legalidad".

La conferencia de Mas precede al recibimiento oficial que le va a dispensar este jueves en Sabin Etxea el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, para trasladarle su apoyo personal ante el proceso judicial que le sienta en el banquillo de los acusados por un delito de desobediencia y prevaricación por la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014. Asimismo, durante el encuentro, al que también acudirá el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Francesc Homs, el líder 'jeltzale' mostrará su respeto y respaldo al proceso soberanista catalán, a pesar de que la formación nacionalista y el Gobierno vasco liderado por Iñigo Urkullu discrepan abiertamente de la estrategia unilateral emprendida en este territorio, al apostar por la vía de la negociación bilateral con el Estado. De hecho, con el fin de no airear de forma pública las posibles diferencias que separan a ambos partidos, ninguna de las partes realizará declaraciones y solo se permitirá tener acceso a la fotografía.

La visita de Mas a Euskadi busca alcanzar un doble objetivo para el independentismo catalán y el vasco. Por un lado, el soberanismo catalán busca aliados en España para el desafío secesionista, que afronta ahora su etapa decisiva, y, por otro, el vasco busca activar la vía soberanista en un momento en el que la llama independentista está más apagada que nunca, con los partidarios del independentismo que han caído a mínimos históricos y con esta cuestión relegada a un segundo plano en la agenda institucional del Gobierno vasco.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios