ETA (banda terrorista): Cartas contra la desmemoria en homenaje a Joseba Pagaza. Noticias de País Vasco
"en el fondo no sabía nada. Y por eso cuando supe, lloré"

Cartas contra la desmemoria en homenaje a Joseba Pagaza

El buzón activo desde hace dos años en memoria del jefe de la Policía Local de Andoain recibe numerosos mensajes ante la llegada del aniversario de su asesinato por ETA

Foto: Ofrenda floral en recuerdo de Joseba Pagaza el año pasado. (EFE)
Ofrenda floral en recuerdo de Joseba Pagaza el año pasado. (EFE)

Uno de los recuerdos más tristes que permanecen en la memoria de Román San Emeterio tiene como escenario la San Sebastián de los años de plomo. No recuerda el año exacto ni si era verano o invierno. Sí es consciente de que llovía y era finales de los 90. Ejercía de cicerone con unos amigos de estudios en Francia y el Reino Unido. Las risas se tornaron en silencio ante esa especie de cortejo fúnebre que conformaba una multitud que avanzaba callada, cabeza abajo. Y del silencio se pasó a la rabia al ver a unos pocos insultando a esos manifestantes que habían cometido el 'delito' de protestar contra ETA. Eran unos pocos en número en comparación con la silenciosa multitud pero "estaban crecidos, actuaban como dueños del lugar, marcaban sus territorio con palabras horrendas que rebotaban en el silencio de sus destinatarios".

San Emeterio se quedó "clavado al suelo". A su lado, esa marea que se manifestaba contra ETA no respondió a los insultos de los fanáticos y radicales más que con pasos hacia adelante. Y se echó a llorar ante semejante escena. Él es muy poco de derramar lágrimas pero aquel día rompió a llorar como un niño porque en aquel momento fue consciente de lo que "solamente desde el ojo del huracán puede captarse: el terrorismo no nublaba únicamente la mente de las personas jóvenes violentas como a mí me habían hecho entender todas las noticias sobre atentados, comandos y 'kale borroka' que los medios de comunicación me ofrecían. No. Las personas que aquel día agredían a unos manifestantes con sus insultos vociferados eran como cualquiera de tus vecinos, de cualquier edad, de cualquier condición y aspecto".

La portavoz de UPyD en el PE, Maite Pagazaurtundua, con Leopoldo Arranz (i) y Román San Emeterio en 2014. (EFE)
La portavoz de UPyD en el PE, Maite Pagazaurtundua, con Leopoldo Arranz (i) y Román San Emeterio en 2014. (EFE)

Lloró al pensar que "aquello no tenía solución". Lloró al imaginarse el día a día de esas gentes, de lo que seguiría pasando cuando regresara a su Santander natal "sano y salvo" tras aquella escapada de ocio con unos amigos. Lloró con "sabor amargo, profundamente triste y desesperanzado". Y todavía hoy se le siguen humedeciendo los ojos cuando el recuerdo le hace revivir aquella tensión (ahora es uno de esos momentos). San Emeterio apenas vivía a unos kilómetros de Euskadi pero era "ajeno a lo que sucedía en el País Vasco". Y lo era "sin saberlo" y a su "pesar". El hecho de tener amigos que eran hijos de militares que estaban en la diana de ETA le hacía pensar que algo sabía, que podía opinar. "Pero en el fondo no sabía nada, nada de nada. Y por eso cuando supe, lloré".

Este cuarentón santanderino es consciente de que su testimonio "nada tiene que ver con los que muchas personas, víctimas directas de ETA, pueden aportar" al relato de la memoria en Euskadi en plena batalla por la verdad. Pero ha querido dejar su conmovedora contribución, escrita con el puño y la letra de "su corazón y su libertad", en homenaje a Joseba Pagazaurtundua en el Buzón de Joseba, el 'arma' instalada por la familia del jefe de la Policía Municipal de Andoain asesinado por ETA en 2003 para luchar contra la desmemoria y para que quien lo desee reflexione sobre "su particular responsabilidad" en éste y otros asesinatos con su prolongado silencio ante la violencia.

Su familia pone en marcha una campaña en redes sociales para "sacudir las conciencias" de los vecinos, a quienes invita a mirar en su memoria

La de San Emeterio es una de las muchas cartas que estos días están llegado al buzón físico y virtual abierto en memoria de Joseba dada la cercanía del aniversario de su asesinato (Joseba fue cosido a tiros en un bar de su localidad natal por un pistolero de ETA). Su desgarrador testimonio por el inhumano silencio ante quienes apoyaban a la banda terrorista que estuvo instalado durante largos años en Euskadi sigue helando la sangre a los allegados de Pagazaurtundua por mucho que este relato sea conocido. Ante este callar, asumido por gran parte de la sociedad en el pasado y que, en cierto modo, sigue imperando hoy en día, busca revelarse la familia del jefe de la Policía Local con un buzón que permanece activo ya dos años.

Y no ha sido fácil mantener activo este instrumento contra la impunidad. La alcaldesa, Ane Carrere, de EH Bildu, quiso silenciar el buzón físico, instalado en un árbol que se levanta junto a la obra 'La casa de Joseba' construida en su memoria por el escultor Agustín Ibarrola. La regidora 'abertzale', que sigue en el poder gracias a que el PNV incumplió en este municipio el acuerdo con el PSE para dotar de estabilidad a las instituciones vascas para no dar la Alcaldía a los socialistas, maniobró a las primeras de cambio para silenciar esta potente arma contra la desmemoria que, 24 meses después, sigue escupiendo a escasos metros del Ayuntamiento testimonios de la barbarie para ganar la lucha abierta por El Relato (con mayúsculas).

Precisamente, a las puertas de que este domingo Joseba reciba un homenaje con motivo del 14 aniversario de su asesinato, la familia ha puesto en marcha una campaña en las redes sociales para "sacudir las conciencias" de los vecinos de este municipio, a quienes invita a "atreverse a mirar en el espejo de su memoria" y llenar de mensajes el buzón, tanto físico como virtual. Apela a "las conciencias de los que participaron o miraron para otro lado en el acoso, vejaciones y muerte" de Joseba. "Tal vez alguno se enfrente a la verdad o supere la resignación, que no es otra cosa que un modo de consentimiento", afirma en un texto dirigido a los 20.000 vecinos de Andoain mayores de 18 años que está siendo difundido bajo el título de 'El asesinato de Joseba Pagaza, un crimen local en el epicentro del odio'. "Algunos de los que miraron hacia otro lado escribieron desde la memoria del pasado, pero jamás ha habido aportaciones de un sólo cómplice de haber señalado o colaborado para matar a sus vecinos o perseguirlos, o de los que corearon pidiendo nuestro asesinato", asevera.

El documento finaliza reproduciendo, a modo de evidencia de las "manifestaciones de odio" que siguen produciéndose en Euskadi, un insultante mensaje de un usuario de Facebook contra la hermana de Pagazaurtundua, la ex presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y actual parlamentaria de UPyD Maite Pagazaurtundua. "Tu hermano era un puto traficante!!! Y tú vives de su muerte!!! Ponte a currar zorra!!!".

Maite Pagazaurtundua, observa el retrato de su hermano. (EFE)
Maite Pagazaurtundua, observa el retrato de su hermano. (EFE)

Precisamente, en respuesta a este comentario firmado por Laura Lanchas Díaz de Cerio, y que testimonia que apenas ha cambiado nada en Euskadi en algunos ámbitos tras el fin de la actividad de ETA, un ciudadano anónimo muestra "su apoyo y el de toda la gente de bien" a la familia en un mensaje depositado en el buzón virtual. "Ya ves el mensaje de Facebook de una descerebrada, es difícil luchar contra eso. Ánimo y que prevalezca la verdad de los hechos que ocurrieron aquí en nuestra tierra", afirma.

Entre las cartas que acaban de ser depositadas en el buzón, María Jiménez lamenta que "el odio ha llevado a algunos a acometer fechorías irreversibles" y pone en valor figuras como la de Joseba, que "dejó ejemplos de comportamientos y de discursos que desarman, todavía hoy, los argumentos de los profesionales del odio". Y como ejemplo actual de "valentía" ante quienes quieren "blanquear el pasado" cita a Conchi Fernández, la mujer de un guardia civil asesinado por ETA que fue uno de los cuatro integrantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, que hicieron frente a los radicales que les increpaban en Alsasua en octubre con motivo de la manifestación en contra de este cuerpo policial.

Entre los recientes relatos, Jesús Manuel López da cuenta del "miedo" que existía a mediados de los 90 entre los profesores de un instituto de enseñanzas medias (hoy Secundaria) de Barakaldo a un grupo de estudiantes "afines a la barbarie" de ETA que campaban a sus anchas por el centro, colocando carteles sin que nadie se atreviera a quitarlos. Hasta que en "un momento determinado algunos pensamos, muy bajo por si acaso, que ya estaba bien de que hicieran algo tan cruel", por lo que hicieron frente a la situación empujados por la secretaria del centro. "El miedo siguió en nuestros cuerpos, máxime cuando a ella le empezaron a llegar anónimos a su coche y al teléfono de su casa, pero fue una evidencia de dignidad y de voluntad por encima de ese miedo que todo lo llenaba de resignación, de pasividad, de ausencia de miradas directas, de oídos sordos, de repliegues y regresiones, de eufemismos... Una feraz evidencia, un paso en el camino de la dignidad de la persona. Nunca más la barbarie. Nunca más la negación de la barbarie", deja constancia.

El miedo siguió en nuestros cuerpos, máxime cuando a ella le empezaron a llegar anónimos a su coche y al teléfono de su casa

También hay escritos de reproche hacia la alcaldesa por su actitud connivente hacia la violencia, como el de José Pérez Sanchís. "Si la alcaldesa de Andoain quiere tiempos nuevos, que empiece ella. Que reconozca la trayectoria vil y asesina de ETA y sus cómplices recogedores de nueces", censura. O el de José Antonio Pascual: "Estimada alcaldesa: He sido educador durante más de 40 años y quisiera decirle que hay que hacer todo lo posible para erradicar los sentimientos de ODIO que los asesinatos han ido implantando en su hermosa Tierra. Esos sentimientos nacen, principalmente,de un sentido nacionalista equivocado, que excluye a los demás, hasta asesinarlos. Una de las consecuencias de este ODIO asesino conduce a la esterilidad para el gran ARTE y la para la indispensable CIENCIA: El gran ARTE y la gran CIENCIA no tienen fronteras ni generan enemigos a los que hay que asesinar.. ¡Cuiden de los programas EDUCATIVOS! Hay que sacar de dentro de los niños y los muchachos todas sus potencialidades para la CREATIVIDAD positiva, no la creatividad para la EXCLUSIÓN, el ODIO y la MUERTE".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios