recomendaciones del instituto de consumo

El Parlamento vasco y Bildu se ocupan de las pistolas... de juguete

La OCU asegura que no hay nada de malo en que a una niña se le regale una cocina, "lo malo es que eliminemos esa posibilidad si se trata de un niño"

Foto: Imagen de una pistola con una pantalla durante la 64ª edición de la Feria Internacional del Juguete de Nuremberg. (EFE)
Imagen de una pistola con una pantalla durante la 64ª edición de la Feria Internacional del Juguete de Nuremberg. (EFE)

Entre la decena de consejos que el Instituto Vasco de Consumo, Kontsumobide, ofrece en su web para unas compras 'responsables' en Navidad figura planificar los gastos, comparar los precios, escalonar las adquisiciones, atender a la seguridad de los juguetes y adornos navideños, tener en consideración la edad del menor a la hora de adquirir los juguetes... y evitar el sexismo al elegirlos. No es una recomendación baladí. Cada vez hay más concienciación social en torno a la necesidad de atender a la igualdad entre hombres y mujeres a la hora de regalar a los niños. Pero ¿se debe dar rango de prioridad a esta cuestión? El debate está ahí y ha llegado al Parlamento vasco, que ha puesto en el punto de mira a los juguetes "bélicos y sexistas". En esta época en que se gasta con mayor alegría, ¿se debe comprar con la mirada puesta en la igualdad? Esta es una cuestión que cada vez ocupa más peso en los camellos de los Reyes Magos.

A día de hoy, según expone el responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Isidro González, "no hemos llegado a ese punto en el que la preocupación por el sexismo sea fundamental a la hora de comprar los juguetes de nuestros hijos". Priman más valores, como el de "la seguridad", si bien "no se puede negar que los padres van teniendo en cuenta el valor de la igualdad cuando compran juguetes, porque son conscientes de que el sexismo tiene cada vez menor cabida en una sociedad moderna". Aunque estas conductas, como todos los cambios culturales, "tardan en producirse", González confía en que "antes o después la sociedad española será capaz de eliminar el sexismo para siempre". Su optimismo descansa en ejemplos como el de la muñeca Barbie, que "después de 57 años en el mercado ha variado sus medidas para evitar ser contemplada como un juguete sexista y adaptarse a la realidad de las mujeres actuales".

El debate llega a raíz de una proposición no de ley orientada a lograr una "campaña educativa navideña" que destierre los juguetes "bélicos y sexistas"

La OCU es consciente de que los juguetes y el uso que se hace de ellos "pueden contribuir a eliminar el sexismo de la sociedad". En todo caso, esta entidad asegura que "más importante que prestar atención al juguete en sí es atender a los valores que transmitimos a los niños cuando se les regalan determinados juguetes". Esto es, no hay nada de malo en que a una niña se le regale una cocina, "lo malo es que eliminemos esa posibilidad si se trata de un niño o que neguemos a la niña la posibilidad de jugar con otros juguetes que tradicionalmente se han asociado a roles masculinos, como una pelota o una espada".

Cada vez hay mayor concienciación social para evitar el sexismo a la hora de elegir los juguetes, pero aún no se ha convertido en factor que determina la elección

El Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, realizó un estudio conyuntural sobre publicidad sexista en la campaña de juguetes de Navidad 2013-2014 que determinó que la publicidad "sigue perpetuando los modelos tradicionales de feminidad y masculinidad, enseñando a las niñas a ser Barbies o princesas y a los niños a ser campeones". El informe, que analizó 45 días en canales de televisión, radios, medios de prensa escrita y digital y diversos catálogos especializados, determinó que las figuras de acción y los vehículos a escala son los productos con mayor presencia en los anuncios protagonizados por niños, constituyendo el 50% del total, mientras que en el caso de las niñas destacan las muñecas, que suponen el 62,7%. Entre las conclusiones, reflejó que los juguetes que son utilizados por niñas tienen en los anuncios un color predominantemente rosa, mientras que en los productos utilizados por niños predominan las tonalidades vivas y neutras. Además, los anuncios protagonizados por niñas se presentan en gran medida en entornos interiores y del hogar (70%), mientras que en el caso de los niños el porcentaje cae al 55%. Asimismo, se apreció una sexualización de las niñas en el 4,4% de los anuncios analizados.

Bildu se preocupa por las pistolas

Este debate ha llegado ahora al Parlamento vasco a raíz de una proposición no de ley impulsada por EH Bildu, encaminada a lograr una "campaña educativa navideña" que destierre los juguetes "bélicos y sexistas" para "construir una sociedad pacífica y paritaria". Ante el "consumo desmedido" que se "fomenta" en esta época, la formación 'abertzale' reclama el diseño y la puesta en marcha de una campaña con contenidos que "favorezcan el tipo de juegos que fomentan valores positivos", y reclama al Gobierno vasco compartir esta campaña con los centros educativos, las asociaciones de madres y padres, los colectivos de consumidores y los comerciantes.

EH Bildu se muestra muy crítico y denuncia que los juguetes "se producen y se comercializan obedeciendo a unos intereses concretos", los de imponer con "antelación los roles de mujer y hombre" en los niños "a fin de construir modelos de vida", lo que, según advierte, puede originar desde edad temprana desequilibrios y diferentes niveles entre las personas". Según censura la parlamentaria Rebeka Ubera, la "mayoría" de los juegos "impulsan el modelo de una sociedad sexista en la que se pretende educar a las niñas como objetos para el cuidado y para estar guapas, y a los niños como sujetos activos y violentos".

En este debate, PNV y PSE, partidos que sustentan el Gobierno vasco, apuestan por incidir en la promoción de "campañas periódicas de consumo responsable" en las que estén presentes las políticas encaminadas a conseguir la igualdad efectiva de hombres y mujeres". Pero no se quedan en esta cuestión y abogan por ampliar el radio de acción con el impulso en este periodo navideño de campañas que tengan en cuenta "la especial atención a los colectivos protegidos, con necesidades específicas," e incidan en "la educación de la juventud en los hábitos de consumo responsable". A este respecto, reclaman fomentar el consumo "social y ecológicamente sostenible" con productos "provenientes del comercio justo y solidario".

Estas propuestas se recogen en la enmienda a la totalidad que ambos partidos han registrado en la Cámara de Vitoria y que apuesta por extender estas campañas de concienciación también a todas las administraciones públicas, a "las organizaciones empresariales y profesionales más representativas de cada sector de actividad económica" y a "los organismos competentes en la adopción de programas de educación en los distintos grados de enseñanza".

Podemos, preocupado por la libertad de culto...

Podemos comparte los planteamientos de EH Bildu al respaldar su proposición no de ley, si bien la parlamentaria Cristina Macazaga ha planteado dos enmiendas de adicción con vistas a que el Parlamento vasco llame de forma específica a la ciudadanía a "no utilizar juegos y juguetes sexistas en estas fiestas navideñas". También se dirige por esta cuestión al Departamento de Educación del Gobierno vasco con una propuesta que sorprende por el trasfondo del asunto a debate, ya que le pide elaborar un "protocolo dirigido al principio de aconfesionalidad del Estado y la libertad de culto del alumnado, familia y trabajadores de la enseñanza pública".

Por su parte, desde el PP, la parlamentaria Carmen López de Ocariz tercia en el debate sobre el sexismo en los juguetes con una propuesta que aboga por "intensificar la coordinación con la Agencia Española de Consumo y los organismos de consumo de las comunidades autónomas con el objetivo de establecer criterios comunes y homogeneizar la información ofrecida a los consumidores". Además, plantea que el Gobierno vasco "adecúe el material de difusión de la información al consumidor en función de necesidades y nuevas tendencias".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios