Podemos se da un baño de realidad: pierde gran parte de apoyo por el 'efecto Otegi'
  1. España
  2. País Vasco
Caería al tercer puesto tras arrasar el 26-J

Podemos se da un baño de realidad: pierde gran parte de apoyo por el 'efecto Otegi'

Los resultados supondrían un retroceso para Iglesias, que había hecho de Euskadi y Cataluña sus dos grandes bastiones electorales ante la pérdida de apoyo en el Estado

placeholder Foto: La candidata a lendakari de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala (d), junto a la secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba. (EFE)
La candidata a lendakari de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala (d), junto a la secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba. (EFE)

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha bajado a la tierra a Podemos. La encuesta sobre intención de voto de cara a las elecciones generales del 25 de septiembre dibuja un escenario muy complicado para la formación de Pablo Iglesias, a quien las urnas pueden dar un severo baño de realidad: de aspirar hace apenas unos meses a tutear al PNV a verse a considerable distancia de los 'jeltzales' y tener que pelear por la segunda plaza con EH Bildu.

El CIS pronostica victoria para PNV y mayoría absoluta para Núñez Feijóo

El sondeo vaticina un importante retroceso de Podemos en relación a las generales del 20-D y el 26-J, cuando fue la fuerza más votada en Euskadi, fundamentado en la recuperación de EH Bildu, principalmente en el que es histórico bastión 'abertzale', Guipúzcoa. Podemos había teñido de morado este territorio, pero ahora pierde gran parte de su fuerza al no ser capaz de retener al electorado 'abertzale'.

Foto: Iñigo Urkullu, lendakari y candidato a la reelección por el PNV, el pasado 5 de septiembre en un acto con militantes y simpatizantes en Bilbao. (EFE)

En su conjunto, Podemos obtendría entre 15 y 16 escaños en el Parlamento vasco, a una considerable distancia del PNV, que mantiene su fuerza y ganaría las elecciones con 27-28 representantes (en 2012, obtuvo 27 asientos). Demasiada distancia para la formación morada, que ni hace dos meses confiaba en alcanzar Ajuria Enea. Las previsiones menos optimistas que maneja a nivel interno el partido de Iglesias para el 25-S, a las que concurre en coalición con IU y Equo, apuntan a un mínimo de 18 escaños (seis por cada territorio).

La pérdida de votos viene auspiciada por el fuerte crecimiento de EH Bildu, que rentabiliza la polémica suscitada por el veto electoral y judicial a su candidato a lendakari, Arnaldo Otegi, para coger impulso y situarse como segunda fuerza, con 16 escaños. La coalición 'abertzale', según las previsiones el CIS, se recuperaría así del descalabro sufrido en las dos elecciones generales, cuando cayó hasta la cuarta posición en Euskadi, a muy poca distancia del PP.

El CIS le da 15-16 escaños: de aspirar hace unos meses a tutear al PNV a verse a considerable distancia y tener que pelear por la segunda plaza con EH Bildu

La realidad es que EH Bildu experimentaría un fuerte retroceso con respecto a 2012, al perder cinco escaños (esta legislatura ha contado con 21), pero, dadas las actuales circunstancias, este resultado supondría un gran éxito para la izquierda 'abertzale'. Con la fuerte irrupción de Podemos en el panorama político vasco, constatado en las últimas citas electorales, que habían hecho de Euskadi y Cataluña los grandes bastiones del partido de Iglesias, la antigua Batasuna había comenzado a asumir que la presencia de Arnaldo Otegi no iba a tener el efecto deseado con su salida de prisión tras permanecer seis años y medio por la condena del caso Bateragune. A nivel interno, nadie dudaba que se va a crecer con respecto a las generales, si bien se veía impensable superar a Podemos, a quien el PNV ha fijado como su principal rival a batir en las urnas. De hecho, el gran beneficiado de los resultados del CIS es la formación de Andoni Ortuzar, que no solo aleja los fantasmas de Podemos sino que además cuela entre medio a EH Bildu, lo que allanaría más aún si cabe su continuidad en Ajuria Enea. En Sabin Etxea respiran más tranquilos.

Podemos cae 10 puntos en tres meses

Y es que Podemos perdería más de 10 puntos de apoyo en tres meses. Pasaría del 29,2% de respaldo logrado el 26 de junio al 18,9% que pronostica el CIS. Según esta encuesta, EH Bildu le supera en porcentaje (un 20,2%), cuando el 26-J la formación de Iglesias le dobló en votos (335.740 frente a 153.339). Podemos sufriría una fuerte caída en Guipúzcoa, de gran simbolismo para la formación morada, al obtener un 17,9% de apoyo frente al 28,8% de las generales. En esa cita, Iglesias y los suyos arrasaron en este territorio y obtuvieron 104.566 votos, mientras que EH Bildu logró 69.828 (el 19,2%). Ahora, en el que es el terreno de Otegi, la coalición 'abertzale' se recuperaría hasta situarse a la par de Podemos, obteniendo cada uno cuatro escaños, si bien el CIS amplía a cinco la horquilla para esta última fuerza. De esta 'pugna guipuzcoana' se aprovecharía el PNV, que podría obtener hasta 11-12 escaños. También es significativa la fuerte caída que experimenta Podemos en Vizcaya, donde el 26-J había logrado desplazar al PNV en el que es su histórico feudo. Del 29% baja hasta el 17,9%, para obtener entre cuatro y cinco asientos. En Álava, por su parte, desciende del 31,1% al 23%, y lograría seis escaños.

Guipúzcoa marca el freno a la formación de Pablo Iglesias, que no logra retener al electorado 'abertzale' en el que es territorio del líder de Batasuna

El fuerte efecto que logra la izquierda 'abertzale' al explotar su victimismo por el veto electoral a Otegi no solo marca el freno electoral a Podemos sino que además supone un retroceso para el proyecto de Pablo Iglesias, que había hecho de Euskadi y Cataluña sus dos grandes focos sociales ante la pérdida de apoyo en el Estado. Son las dos comunidades que no se habían dejado arrastrar el 26-J por la caída generalizada de votos en España. Por ello, de confirmarse, estos malos resultados supondrían un fuerte varapalo para el líder de Podemos, que perdería peso en el tablero político que se va a conformar para dirimir la gobernabilidad de España tras las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre.

Pese a la contundencia de este primer sondeo, realizado con una muestra de 3.007 entrevistas entre el 27 de agosto y el 2 de septiembre, la formación liderada por Nagua Alba en Euskadi sigue confiando en hacer historia en sus primeras elecciones vascas y lograr más representación en el Parlamento que EH Bildu, PP o PSOE en su historia. El techo está en los 21 escaños de la coalición 'abertzale' en 2012, mientras que socialistas y populares tienen su máximo en 19 asientos, aunque con la excepción de los 25 representantes que obtuvo el PSE en 2009, y que sirvieron para investir a Patxi López lendakari, si bien en estas elecciones no pudo concurrir la izquierda 'abertzale' por efecto de la Ley de Partidos.

Nula preocupación por la independencia

Más allá del resultado de las elecciones, la encuesta del CIS también interpela por otras cuestiones, como los principales problemas que tiene el País Vasco en la actualidad. A este respecto, el sondeo deja de manifiesto que la consecución de la independencia de Euskadi, la resolución del denominado ‘conflicto’ y el acercamiento de los presos de ETA apenas suscitan preocupación entre la población. Así, las que son tres de las grandes reivindicaciones políticas del nacionalismo no aparecen entre los primeros 16 problemas que percibe la población. La “falta de autonomía” o “demanda de independencia” ocupa el puesto 17º, ya que solo el 6,4% de la sociedad sitúa esta cuestión como primer o segundo problema. Por su parte, la resolución del ‘conflicto’ se sitúa en el número 20º, con el 2%, justo por delante del acercamiento de los presos de la banda terrorista (1%).

Resultados elecciones vascas Barómetro del CIS Pablo Iglesias Arnaldo Otegi PNV Resultados Elecciones País Vasco 2016 Noticias de Podemos
El redactor recomienda