El fin del terrorismo y la kale borroka relanza el turismo en Euskadi
  1. España
  2. País Vasco
"Venid al país vasco"

El fin del terrorismo y la kale borroka relanza el turismo en Euskadi

La ausencia de violencia constituye un fuerte reclamo para la llegada de visitantes: en junio de este año, se registraron 257.880 entradas de viajeros en el País Vasco

Foto: Unos turistas caminan por el paseo de la Concha de Donostia. (EFE)
Unos turistas caminan por el paseo de la Concha de Donostia. (EFE)

A las puertas del verano, el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, emplazó al lendakari, Íñigo Urkullu, en un encuentro que mantuvieron en Ajuria Enea, a ser “más agresivo” a la hora de promocionar Euskadi por las “potencialidades” y “activos” que posee. “Superado” el pesado lastre de tantos años de terrorismo, la máxima autoridad mundial en materia de turismo instó al Gobierno vasco a “convertir este desafío histórico en una oportunidad” con una “decidida apuesta política para dar al turismo la importancia que se merece”. Para ello, le puso el ejemplo de Berlín, una ciudad que ha “sufrido mucho” por la violencia, pero que ha dado la vuelta a la situación al convertir su historia en un reclamo para los visitantes.

Hablaba Rifai con conocimiento de causa. El escenario en Euskadi, con el fiable indicador de los datos, invita al optimismo. Han pasado casi cinco años desde que ETA anunciara, en octubre de 2011, el cese definitivo de su acción armada y las cifras hablan por sí solas. Sin las pistolas, asesinatos, bombas y tiros en la nuca de la banda terrorista y sin la violencia callejera del entorno radical, el País Vasco cerró el pasado año con cifras récord de entrada de viajeros así como de pernoctaciones, con más de tres millones de visitantes, un 8,8% más que en 2014.

Además, las comparativas dan cuenta de que la ausencia de violencia constituye un fuerte reclamo para la llegada de visitantes. Según los datos más recientes del Instituto Vasco de Estadística (Eustat), en junio de este año se registraron 257.880 entradas de viajeros en Euskadi frente a las 220.414 de este mismo mes en 2011, último junio con ETA todavía operativa, lo que supone un incremento del 16,9%. El aumento en las pernoctaciones es aún mayor, el 23%. De 406.514 se ha pasado a 500.258 en este tiempo.

Si se atiende a las cifras del Eustat, Euskadi lleva encadenando crecimientos continuos de afluencia de turistas desde marzo de 2014 en comparación con los mismos meses del año anterior. En todo caso, hay que tener en cuenta que la Semana Santa de 2013 se celebró en marzo y en 2014 cayó en abril (de ahí el descenso), por lo que hay que ir a enero de 2014 para ver una caída pura de turistas en Euskadi sin condicionantes.

Hace cuatro años, Euskadi registraba descensos del 2,4% en la entrada de visitantes y hoy está en cifras récord. Además, los datos de este 2016 reflejan que continúa con la tendencia alcista. Según los datos facilitados por el Gobierno vasco, en los cinco primeros meses de 2016 se ha registrado un aumento del 12,9% en la entrada de turistas, del 13,6% en las pernoctaciones y del 10,6% en la ocupación. Se han alcanzado los datos anuales acumulados hasta mayo “más elevados de toda la serie histórica: 1.099.271 entradas, 2.085.236 pernoctaciones y 43,2% de ocupación por plazas”.

El fin del terrorismo y la 'kale borroka' (la violencia callejera ha desaparecido, salvo algunos episodios esporádicos de quema de autobuses en defensa de los presos de ETA por parte de un grupo que sigue apostando por las vías de la violencia para conseguir los objetivos políticos) ha derivado en un incremento del turismo procedente del resto del Estado, que había caído de forma notable durante los duros años de terrorismo en Euskadi. La presencia de visitantes de las diferentes comunidades ha aumentado de forma genérica, aunque Madrid y Cataluña siguen siendo el principal foco emisor. Los principales mercados de origen son Madrid, Euskadi, Cataluña, Francia y Andalucía, representando más del 50% del total de entradas de viajeros en los cinco primeros meses del año.

El mercado nacional sigue sustentando el turismo vasco, aunque la distancia con el extranjero se ha acortado en los últimos años. A este respecto, en Gipuzkoa la presencia de visitantes internacionales ya es más numerosa que la afluencia estatal (en junio, supusieron el 53,1%). Este fuerte peso extranjero se sustenta en el mercado francés, que acude al territorio aprovechando su cercanía con la frontera. En términos generales, el 51,4% de los visitantes procede del mercado estatal, el 33,6%, del internacional y el 14,9%, de origen interno, según los datos aportados por el Ejecutivo de Vitoria.

La influencia negativa del terrorismo sobre el sector turístico ha sido una realidad incontestable en Euskadi durante largos años. De hecho, los repuntes turísticos que se registraban solían producirse en las épocas de tregua de la banda terrorista. El turismo ya comenzó a mostrar visos de recuperación en los últimos años operativos de ETA, cuando se encontraba debilitada por la actuación de la Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Ahora, una vez que la banda terrorista ya no mata y la violencia callejera está desactivada, el turismo ha ido batiendo récords de forma continua en Euskadi. Así, de los 2.465.167 visitantes de 2011 se ha pasado a los 3.004.348 de 2015.

El fin de la actividad armada de ETA después de casi medio siglo de terror y 829 asesinatos a sus espaldas ha contribuido “sin duda” a que Euskadi viva en la actualidad un “gran momento” en el ámbito turístico, según coinciden en señalar las instituciones vascas. “Euskadi es ahora mucho más tranquila”, enfatiza el diputado de Turismo de Gipuzkoa, Denis Itxaso. Esta ausencia de violencia no solo está influyendo de forma positiva en la percepción ciudadana de Euskadi como destino a visitar, sino que además facilita a las instituciones vascas su labor a la hora de vender el País Vasco como reclamo en las diferentes ferias, tanto nacionales como internacionales. La banda terrorista ya “no condiciona” al turismo vasco, celebran las instituciones.

La situación geopolítica mundial, con la amenaza del Estado Islámico, ha cambiado los flujos turísticos y ha tenido su repercusión en España, que está atrayendo a un mayor número de turistas extranjeros que buscan la opción de sol y playa. Sin embargo, el Gobierno vasco considera que este nuevo escenario apenas influye en Euskadi, que está atrayendo a un “perfil de turista cada vez más preparado en su viaje” y que se decanta por el País Vasco como un “destino particular” más allá de las circunstancias internacionales. Así, sostiene que el incremento de turistas registrado en los últimos años, al margen del fin del terrorismo de ETA, se sustenta en los “atractivos” de “la singularidad, la calidad, la cultura, la lengua y la gastronomía”.

El turismo en Euskadi tiene un gran peso. Supone casi el 6% del PIB, emplea a 100.000 personas y aporta 4.000 millones a la economía. “Hace solo cuatro años, la fotografía de nuestro sector turístico era muy diferente, peor a la actual. Hemos superado cifras negativas y hemos potenciado el destino Euskadi Basque Country en mercados preferentes de forma medida y ordenada, buscando la competitividad de nuestras empresas turísticas y la aportación del sector a la economía”, destacan desde el Departamento de Turismo del Ejecutivo de Vitoria.

Ahora,el gran mal que tiene en jaque a los agentes turísticos e institucionales es la lucha contra los establecimientos ilegales, que han proliferado estos años, y que están dando cobijo a numerosos visitantes, que buscan una opción más barata. Para acabar con esta amenaza que tiene en lucha al sector hotelero, el Parlamento vasco acaba de aprobar en el último pleno de la legislatura, celebrado el pasado 28 de julio, una Ley de Turismo que regula este tipo de pisos con el apoyo del PNV y EH Bildu, el respaldo “crítico” del PSE y la abstención del PP y UPYD. El texto no ha recibido rechazos, pero los grupos han censurado las “importantes lagunas” o la “falta de ambición” de la normativa, fruto de las “prisas” del Gobierno vasco por sacar adelante la ley, con las elecciones autonómicas en el inminente horizonte (se celebrarán el 25 de septiembre).

Uno de los grandes objetivos de las instituciones vascas es desestacionalizar el turismo para incrementar la llegada de visitantes al margen del verano o los periodos vacacionales. Para ello, el secretario general de la OMT no tiene dudas en la fórmula. Como hay buena materia prima, con la combinación de ciudad-ambiente rural-gastronomía-cultura, la clave radica en lanzarse a la búsqueda de visitantes, no solo en los mercados del entorno. “No hay que desarrollar más el producto, ya lo tenéis. Simplemente hay que enviar un mensaje fuerte y claro al mundo: venid al País Vasco”.

Euskadi Noticias de País Vasco Turismo Terrorismo ETA (banda terrorista)
El redactor recomienda