Es noticia
Menú
La CAM se planta tras conocer que los médicos querían alargar la huelga hasta la víspera de las elecciones
  1. España
  2. Madrid
crisis madrileña

La CAM se planta tras conocer que los médicos querían alargar la huelga hasta la víspera de las elecciones

La filtración de un audio interno revelaba que el sindicato Amyts barajaba la posibilidad de prolongar el parón hasta abril. La Comunidad lo tacha de "deslealtad"

Foto: Concentración de los sanitarios frente a la Asamblea de Madrid, este jueves. (EFE/Sergio Pérez)
Concentración de los sanitarios frente a la Asamblea de Madrid, este jueves. (EFE/Sergio Pérez)

La filtración del audio de una sindicalista ha dado un giro a la negociación de la huelga de atención primaria. El Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha plantado tras conocer que el sindicato Amyts prevé estirar los paros hasta el mes de abril, a un mes de las elecciones, limitando la protesta a un día semana con manifestaciones en la calle. La negociación entra así en nuevo estadio, con las posturas más enquistadas que nunca. Ninguna de las reuniones hasta la fecha han desbloqueado la situación y tampoco se espera que vaya a cambiar. Al menos no en los próximos días, por lo que la crisis se alargará sine die. Tras conocerse el contenido del audio, y después de una reunión interna del sindicato, Amyts ha asegurado que mantendrá la huelga indefinida como hasta ahora.

Foto: Concentración de médicos frente a la Asamblea de Madrid este jueves. (EFE/Sergio Pérez)

Según la posibilidad que barajaban, la fecha elegida para finalizar el parón se situaría muy próxima a los comicios autonómicos, situando a Isabel Díaz Ayuso en una encrucijada por el problema de la sanidad. Los días elegidos para las protestas, en principio, serían el miércoles o el jueves, descartando toda “tregua” posible en fechas puntuales como Navidad o Semana Santa. Además, se baraja la opción de poner en marcha una ‘huelga de celo’, que consiste en disminuir el ritmo de trabajo, sin avisar. "No se puede hacer huelga de celo diciendo que la estamos haciendo, pero sí podemos informar a los pacientes de que vamos a tomarnos todo el tiempo necesario para atenderlos", señala la sindicalista en el audio, al que ha tenido acceso El Confidencial.

Foto: Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE/CAM).

La primera respuesta oficial del sindicato fue que “no se ha tomado ninguna decisión” y que les habría gustado poder finalizar la huelga este viernes, después de la última reunión mantenida entre la Administración y los médicos. “No somos pesimistas, pero sí prudentes”, declararon tras el encuentro. Los médicos hacen hincapié en que el polémico audio es de una persona del comité de huelga, pero no se trata de una estrategia unilateral que haya terminado de fraguarse.

Por el momento las aguas continúan muy turbias. Lejos queda ya aquel acuerdo entre la Consejería de Sanidad y los médicos de los SUAP y los SAR (actuales PAC), donde parecía que las diferencias entre ambos eran cada vez más estrechas y que Ayuso conseguiría apagar el fuego sanitario antes de las elecciones. Pero lo cierto es que la situación es muy distinta con los profesionales de Atención Primaria.

El Gobierno de Ayuso considera una "deslealtad" los planes del sindicato Amyts, con una estrategia que va más allá de la negociación de la huelga

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, catalogó el contenido del audio como "muy grave", instando a Amyts a desconvocar la huelga y "dar una explicación a los madrileños". Fuentes de la Comunidad de Madrid no ocultan su enfado y consideran la estrategia del sindicato como una "deslealtad" en plena negociación para acabar con la huelga. De hecho, insisten en que se confirma la crítica que han elevado hasta la fecha, con la idea de que la protesta obedece a un interés estrictamente político y electoralista. El titular del ramo incidió en que el comité de huelga trata de poner sobre la mesa cuestiones que están fuera de las reivindicaciones originales que motivaron la convocatoria de los paros, como la subida de la retribución lineal de 470 euros para los facultativos.

Foto: Manifestación en apoyo de los médicos de familia y pediatras. (EFE/Fernando Villar)

La principal demanda sindical –lo que ellos denominan líneas rojas– es el reclamo de un aumento presupuestario, algo a lo que la Consejería de Sanidad se ha negado en varias ocasiones. Pero para paliar el descontento de los profesionales, la líder del Ejecutivo regional anunció este miércoles una batería de medidas en su favor: la reorganización de la agenda –reduciendo así el ratio de pacientes diario, que hasta ahora podían ascender hasta 60–, el incremento de personal en plantilla, con la creación de 1.000 plazas fijas en Atención Primaria en el mes de diciembre y un plan de incentivos para retener a los MIR. "La sanidad es una prioridad de este Gobierno", dijo Ayuso, que trató de pasar a la ofensiva.

Nada de esto fue suficiente para Amyts. Los profesionales tildaron las propuestas como un “batiburrillo” de anuncios que ya se presentaron en 2020 y jamás se pusieron en marcha. Por ello, no solo se prolongó la huelga indefinida, sino que se continuaron convocando protestas de la marea blanca en diferentes puntos de la ciudad. La última, y en la que se fraguó parte del plan que podrían poner en marcha, fue frente a la Asamblea de Madrid mientras se desarrollaba el pleno de este jueves. Así, la brecha sanitaria y la negativa de Vox de aprobar los presupuestos se presentan como los dos grandes frentes a los que se enfrenta la presidenta de la Comunidad de Madrid a solo seis meses para las urnas. Ninguno de los dos tiene, por el momento, fecha final.

La filtración del audio de una sindicalista ha dado un giro a la negociación de la huelga de atención primaria. El Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha plantado tras conocer que el sindicato Amyts prevé estirar los paros hasta el mes de abril, a un mes de las elecciones, limitando la protesta a un día semana con manifestaciones en la calle. La negociación entra así en nuevo estadio, con las posturas más enquistadas que nunca. Ninguna de las reuniones hasta la fecha han desbloqueado la situación y tampoco se espera que vaya a cambiar. Al menos no en los próximos días, por lo que la crisis se alargará sine die. Tras conocerse el contenido del audio, y después de una reunión interna del sindicato, Amyts ha asegurado que mantendrá la huelga indefinida como hasta ahora.

Madrid