Es noticia
Menú
El aumento de plantilla encalla la negociación: se mantiene la huelga de atención primaria en Madrid
  1. España
  2. Madrid
crisis sanitaria en Madrid

El aumento de plantilla encalla la negociación: se mantiene la huelga de atención primaria en Madrid

No hay acuerdo entre Amyts y la Consejería de Sanidad. Los sanitarios de los centros de salud reclaman más personal y “un interlocutor con capacidad de resolución”

Foto: Participantes en la concentración convocada por el sindicato Amyts. (EFE/Fernando Villar)
Participantes en la concentración convocada por el sindicato Amyts. (EFE/Fernando Villar)

Dos horas y media de reunión no han sido suficientes para llegar a un acuerdo entre la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el comité de huelga de Amyts. El parón de 5.000 facultativos de Atención Primaria sigue vigente y los sanitarios reclaman un aumento de personal: echan en falta 350 pediatras y 1.200 médicos de familia. El encuentro se produce después de que se acercasen posturas 24 horas antes, pero la nueva cita ha dejado claro que el aumento de la plantilla es el principal escollo. Los profesionales insisten en la necesidad de que haya “más profesionales” y “un presupuesto mayor”. El encuentro de hoy culminó con nuevas discrepancias. La secretaria general del sindicato convocante, Ángela Hernández, ha declarado que a los médicos de los centros de salud "ya no les vale con poner parches" y que "hay un 20% de consultas que no tienen un médico asignado".

Foto: Participantes en la concentración convocada por el sindicato Amyts, mayoritario entre los médicos madrileños. (EFE/Fernando Villar)

Desde la Consejería de Sanidad señalan que "no entienden que, tras los preacuerdos de anoche, se exija ahora una subida salarial de 470 euros al mes solo para los facultativos". Esta semana está marcada por las reuniones y el diálogo. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, anunció el lunes su intención de fijar un máximo de 34 citas por jornada y al menos 10 minutos por paciente, buscando así rebajar la tensión con los casi 5.000 médicos de familia y pediatras de la Comunidad de Madrid en parón indefinido. El principal reclamo sindical es el exceso de consultas diarias y el desgaste de los profesionales, quienes pueden llegar a atender a más de 60 pacientes diarios.

placeholder Sanitarios durante la concentración promovida por el sindicato médico Amyts. (EFE/Daniel González)
Sanitarios durante la concentración promovida por el sindicato médico Amyts. (EFE/Daniel González)

Desde Amyts solicitaban reducir las asistencias a 31 en Familia y 21 en pediatría y volver más atractivas estas especialidades con mejoras retributivas y de horarios, así como facilidades en los procesos selectivos. Isabel Díaz Ayuso también se pronunció solicitando a los médicos que abandonaran la huelga por el aumento de demanda en los hospitales por gripe y bronquiolitis, lo que podría colapsar el sistema.

Urgencias extrahospitalarias

El otro gran frente de la sanidad madrileña es la gestión de los centros de urgencias extrahospitalarios. El pasado jueves, y después de 10 días de huelga, los sanitarios y el equipo de Ruiz Escudero llegaron a un acuerdo que consiguió desconvocar el parón de más de 200 médicos de los Puntos de Atención Continuados. No obstante, el transcurso de esta semana no ha sido el que esperaban. La última reunión de la mesa sindical de este lunes culminó con el desacuerdo, de nuevo, entre el ejecutivo regional y los profesionales. Estos últimos exigen la atención médica presencial en todos los ambulatorios de guardia, mientras que la Consejería mantiene abierta la puerta a las videoconsultas en 29 de los 78. El próximo encuentro se producirá este jueves.

Foto: Vecinos de Madrid se manifiestan contra la destrucción de la sanidad pública. (EFE/Sergio Pérez)

Lo cierto es que estos centros de urgencia están en el ojo del huracán desde antes, incluso, de su reapertura el pasado 27 de octubre. Tras el cierre de los SUAP y los SUAR –nomenclatura anterior de estos ambulatorios– con la pandemia, la Comunidad de Madrid aseguró su puesta en marcha de nuevo con una nueva estructura organizativa. Es precisamente en esta donde se produjeron los encontronazos con los sanitarios, quienes exigían una “dotación multidisciplinar completa” (con personal médico, enfermero y celadores) en todos los centros. Las gotas fueron llenando un vaso que culminó derramándose con una protesta multitudinaria en el centro de la capital en defensa de la sanidad pública a la que asistieron, según Delegación del Gobierno, en torno a 200.000.

Foto: Una protesta de médicos residentes en Valencia. (EFE/Biel Aliño)

Tras el evento, las reuniones entre profesionales y la Consejería de Sanidad han sido constantes. Desde la administración dejaron claro que estaban abiertos a "tender la mano a los sanitarios" y, aunque el conflicto con Atención Primaria se encalló este miércoles —al contrario de lo que parecía 24 horas antes con el acercamiento de posturas—, las comunicaciones son más fluidas entre las partes. La patata caliente de la sanidad continúa marcando la agenda regional y, poco a poco, el fuego sanitario se extiende a otras comuniades del país. Este sábadose ha convocado una manifestación de sanitarios en Sevilla y el sindicato de médicos de Valencia no descarta empezar una huelga.

Dos horas y media de reunión no han sido suficientes para llegar a un acuerdo entre la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el comité de huelga de Amyts. El parón de 5.000 facultativos de Atención Primaria sigue vigente y los sanitarios reclaman un aumento de personal: echan en falta 350 pediatras y 1.200 médicos de familia. El encuentro se produce después de que se acercasen posturas 24 horas antes, pero la nueva cita ha dejado claro que el aumento de la plantilla es el principal escollo. Los profesionales insisten en la necesidad de que haya “más profesionales” y “un presupuesto mayor”. El encuentro de hoy culminó con nuevas discrepancias. La secretaria general del sindicato convocante, Ángela Hernández, ha declarado que a los médicos de los centros de salud "ya no les vale con poner parches" y que "hay un 20% de consultas que no tienen un médico asignado".

Madrid