Es noticia
Menú
Ayuso y Vox se enfrascan en una guerra cultural por abanderar la hispanidad
  1. España
  2. Madrid
Batalla de las ideas

Ayuso y Vox se enfrascan en una guerra cultural por abanderar la hispanidad

La Comunidad de Madrid celebrará entre el 4 y el 12 de octubre su Festival de la Hispanidad, mientras que los de Abascal harán lo propio el 8 y el 9 del mismo mes con el Viva 22, enfocado en la Historia de España

Foto: Isabel Díaz Ayuso, junto a Santiago Abascal y Rocío Monasterio. (EFE/Mariscal)
Isabel Díaz Ayuso, junto a Santiago Abascal y Rocío Monasterio. (EFE/Mariscal)

Isabel Díaz Ayuso y Vox han mostrado su sintonía durante toda la legislatura. Por un lado, con acuerdos importantes en la Comunidad de Madrid; por otro, con la presidenta popular defendiendo, incluso contra el criterio de su partido, la necesidad de alcanzar pactos en la derecha. Y tan cerca están en algunas cuestiones, que también pelean por arrogarse las mismas banderas ideológicas. La denominada guerra cultural contra la izquierda es una de ellas y la defensa de la hispanidad, una de sus principales expresiones. La dirigente del PP madrileño y los de Santiago Abascal libran una batalla por liderar y reivindicar el legado del español en todo el mundo. Una estrategia muy relacionada con la economía o el turismo, pero también con fuertes connotaciones políticas y electorales.

Las próximas semanas llegará la escenificación de esta pelea. Mientras que la Comunidad de Madrid ultima ya la segunda edición del Festival de la Hispanidad, entre el 4 y el 12 de octubre, Vox hará lo propio el fin de semana del 8 y 9 del mismo mes con la celebración del Viva 22, el macroevento que celebran cada año, esta vez dedicado a la Historia de España con una óptica múltiple.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, durante su visita a Washington en septiembre. (EFE/Lenin Nolly)

La presidenta regional no va a renunciar a la batalla de las ideas, un extremo que para nada preocupa a Alberto Núñez Feijóo. De hecho, como ha venido informando El Confidencial, Ayuso también prevé celebrar este otoño una convención "ideológica" como antesala a las elecciones autonómicas y municipales. Y aunque cuenta con el aval de Génova, su jefe de filas prefiere centrarse en lo económico para hacer oposición a Pedro Sánchez. Ella quiere ir más allá.

Fuentes del equipo de Ayuso destacan que la hispanidad es una de las prioridades de su mandato. "Es un tema fundamental y muy importante desde la campaña de 2019; la apuesta por el festival es el resultado. El objetivo es reivindicar nuestro legado y potenciar los nexos con Hispanoamérica", explican. Desde el Ejecutivo autonómico trabajan para convertir la Comunidad de Madrid en una especie de faro del español en todo el mundo, un referente a todos los niveles. La pretensión atiende a cuestiones culturales, económicas y sociales, pero también políticas. Así lo dejó claro la propia presidenta durante la presentación del festival en 2021.

"Gobiernos populistas"

"Mientras hay gobiernos populistas que están negando a sus ciudadanos su mejor legado cultural y violentando su derecho constitucional a conocer y dominar el español, la Comunidad de Madrid sigue trabajando en beneficio de todos: sumando, incluyendo, acogiendo", declaró. En esta edición, defienden en Sol, se ha mejorado el programa del año pasado y prevén más de un centenar de actividades de todo tipo. El espíritu será el mismo. Uno de los primeros eventos anunciados es un concierto gratuito de Camilo en la Puerta de Alcalá para el 9 de octubre. En el Gobierno madrileño, tratan de poner en valor este trabajo por encima de las polémicas de la Oficina del Español, señalada desde hace un año como un 'chiringuito' por la presencia de Toni Cantó, y remarcan la importancia que la región tiene ya en el sector musical y audiovisual, con la organización en España de los Grammy Latino Acoustic Sessions por primera vez como ejemplo.

Foto: Santiago Abascal, durante una visita reciente a Brasil. (EFE/Rogerio Florentino)

Isabel Díaz Ayuso aborda la hispanidad desde un punto de vista amplio e integrador, en la línea del discurso de que la Comunidad de Madrid es "la casa de todos". El lema del festival no deja lugar a las dudas: 'Todos los acentos caben en Madrid'. Una puesta en escena que también apunta a las próximas elecciones autonómicas y municipales. Y enfrente está Vox, con quien, a pesar de las buenas relaciones, ha tenido algunos enganchones en la Asamblea de Madrid por la inmigración y su supuesta relación con la inseguridad. Rocío Monasterio ha buscado el cuerpo a cuerpo en la Cámara madrileña sobre esta cuestión. "¿Cómo va a defender usted la hispanidad si con la Agenda 2030 se niegan la identidad, las raíces culturales, la tradición?", espetó.

El partido de Santiago Abascal apela estrictamente a la hispanidad como símbolo de la grandeza de siglos pasados. El Viva 22, que se celebrará en el recinto MadCool de Valdebebas, será una oda a la Historia de España a través de 52 personajes. "Los asistentes podrán conocer a los escritores, científicos, guerreros y reyes que forjaron España, bajo el eslogan 'La Historia que hicimos juntos", anuncia el partido. "Nunca dejaremos que manipulen, inventen o pongan fin a la HISTORIA de España", publicó el líder de la formación en su cuenta de Twitter, con un vídeo promocional del acto.

La formación apela así a una idea más romántica y sentimental que programática en un momento de cierta debilidad. Con las elecciones de Andalucía como punto de inflexión, Vox atraviesa su primera crisis desde la irrupción en el tablero político, con un desplome significativo de sus expectativas electorales. También a nivel interno, con Macarena Olona como un dolor de muelas.

Red internacional de Vox

El mitin multitudinario del año pasado, que giró en torno a las tradiciones de las 52 provincias españolas, sirvió para sacar músculo y marcar distancias con Pablo Casado, a quien atacó sin matices. Santiago Abascal exhibió el ideario más duro de Vox (patria, familia, soberanía, tradición) y se lanzó con fuerza contra el líder del PP, con la advertencia de que no contara con su partido en ningún caso. "No llegará a ningún gobierno", dijo Abascal. Entonces estuvo acompañado por líderes de la ultraderecha europea, como Giorgia Meloni, que posiblemente también repita este año. Y, cómo no, América Latina tuvo una importancia capital.

El domingo 9 de octubre, Vox organizará un gran acto político con la participación de esas formaciones 'hermanas'. Si hace un año presentaron la Agenda España, la respuesta a la Agenda 2030, en esta ocasión harán lo propio bajo el lema 'España decide', un plan basado en consultas populares sobre cuestiones como la soberanía energética, el control de las fronteras, la inmigración irregular o la recuperación de competencias por parte del Estado.

Foto: Imagen de EC Diseño.

Representantes políticos de Bolivia, Argentina o Perú, como Keiko Fujimori, intervinieron de forma telemática en el Viva 21. Todos lo hicieron en el marco de la denominada Carta de Madrid, una declaración impulsada por Vox a través de la Fundación Disenso para tender puentes con Iberoamérica y tejer una enorme alianza de derechas a nivel internacional. Esta es una de las prioridades de Abascal, presidente de la fundación. La plataforma, precisamente, surge para defender la hispanidad al otro lado del Atlántico, contraria a la llamada leyenda negra y el revisionismo histórico de la izquierda, representado en el Grupo de Pueblo o el Foro de São Paulo, donde destacan figuras como Lula da Silvia, Evo Morales o los españoles José Luis Rodríguez Zapatero e Irene Montero, entre otros.

Las similitudes con el discurso de Isabel Díaz Ayuso en este aspecto son inevitables, aunque la presidenta madrileña no participa en esta iniciativa y cultiva un perfil propio. Pero esta no es la única previsión internacional con América Latina de fondo. Apenas unos días después del Viva 22, el 10 y 11 de este mes, Hermann Tertsch asistirá a la Segunda Cumbre Iberoamericana del grupo de acción de política de los conservadores europeos. El propio eurodiputado ya advirtió tras anunciar su presencia de que se ha convocado con motivo de la Fiesta de la Hispanidad.

Isabel Díaz Ayuso y Vox han mostrado su sintonía durante toda la legislatura. Por un lado, con acuerdos importantes en la Comunidad de Madrid; por otro, con la presidenta popular defendiendo, incluso contra el criterio de su partido, la necesidad de alcanzar pactos en la derecha. Y tan cerca están en algunas cuestiones, que también pelean por arrogarse las mismas banderas ideológicas. La denominada guerra cultural contra la izquierda es una de ellas y la defensa de la hispanidad, una de sus principales expresiones. La dirigente del PP madrileño y los de Santiago Abascal libran una batalla por liderar y reivindicar el legado del español en todo el mundo. Una estrategia muy relacionada con la economía o el turismo, pero también con fuertes connotaciones políticas y electorales.

Vox Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP)
El redactor recomienda