Es noticia
Menú
Objetivo preservar la Plaza Mayor: Madrid licitará el Plan Director antes de fin de año
  1. España
  2. Madrid
CONSERVACIÓN DEL MONUMENTO

Objetivo preservar la Plaza Mayor: Madrid licitará el Plan Director antes de fin de año

La herramienta servirá para definir las guías que marcarán la conservación del espacio, entre ellas, la armonización de elementos. Los vecinos apuntan que también se deben resolver los problemas del día a día

Foto: La Plaza Mayor de Madrid. (iStock)
La Plaza Mayor de Madrid. (iStock)

El Ayuntamiento de Madrid se comprometió a principios de año a redactar un Plan Director para la Plaza Mayor, una herramienta que servirá de guía para todas las acciones futuras en el monumento. Se trata de un estudio para conocer en profundidad la realidad del conjunto arquitectónico y un elemento clave que ayudará a conservar la zona. El proyecto busca el "bienestar" del enclave para el largo plazo, con el principal objetivo de conservar uno de los lugares de referencia de la capital, con diferentes puntos esenciales y otros que aún quedan por desarrollar. Desde el Ayuntamiento avanzan que "la licitación para la restauración de la Plaza Mayor debería estar lista para el último trimestre del año".

Foto: Turismo en el centro de Madrid durante la OTAN (EFE/Luis Millán)

Esta iniciativa surge porque, desde hace tiempo, uno de los monumentos principales de Madrid lleva acarreando algunos problemas, hay cables colgando de los techos, falta iluminación en algunas zonas, hay escasos espacios verdes y los vecinos se han organizado para pedir arreglos y mejoras en lo que no deja de ser un barrio más de la capital. La demanda ha concitado el respaldo de todos los partidos políticos. Entre ellas, hacen especial hincapié en la necesidad de la ordenación de las azoteas por la cantidad de antenas y aires acondicionados que desvirtúan el lugar, la excesiva ocupación del espacio público por parte de las terrazas de algunos locales y, otros, que deberían adaptar sus fachadas a las originales para armonizar todo el patrimonio.

El plan servirá como referencia para todas las acciones que se ejecuten en la plaza, tanto por los particulares como por las administraciones públicas para conseguir una mejora palpable en su conservación e imagen del patrimonio. Una de las indicaciones previstas es que los locales y terrazas sigan una pauta concreta, que todos los elementos que componen la plaza, en definitiva, sean armónicos, por lo que representa el monumento para la capital. Algunos puntos clave que apuntan los vecinos, con los que el Ayuntamiento trabaja para sacar adelante el proyecto, son los de establecer un régimen de obras, la eliminación visual de las antenas que están sobre la plaza, ocultar el cableado, mejorar los soportales o la eliminación de impactos tanto visuales como comerciales, es decir, publicidad o locales que ocupan demasiado espacio en la acera y restan valor monumental a la zona.

placeholder La Plaza Mayor con coches en durante la cumbre de la OTAN. (Reuters/Nacho Doce)
La Plaza Mayor con coches en durante la cumbre de la OTAN. (Reuters/Nacho Doce)

"Todo lo que sea beneficioso para la plaza es bienvenido, por supuesto, pero con cautela, porque hemos tenido experiencias bastante malas. En 2015 nos levantaron todo el suelo de los soportales y no lo hicieron nada bien. De los años setenta hasta ahora se ha mejorado, claro, pero hace falta más y lo que se haga que sea correctamente", señala una vecina y comerciante de la zona.

El plan ha sido acordado con la asociación Residentes de la Plaza Mayor de Madrid y aledaños (VPMMAD) y como apunta el presidente de la entidad, Ricardo Bustos, "lo original es que es la asociación la que se plantea el problema de la conservación. Históricamente, fueron las administraciones o especialistas de la restauración, pero ahora la generación que vive dentro del monumento se preocupa, por ello pedimos y estaremos en todas las fases del plan". El proceso está ligado en primera instancia a la conservación de la Plaza Mayor, pero también quieren cuidar la calidad de vida de sus vecinos.

Desde el Colegio de Arquitectos destacan que "lo que no se puede hacer es dejar pasar 30 años sin actuar sobre un monumento tan preciado como la Plaza Mayor, la fecha correcta sería cada 10 años, pero esto es demasiado", declara el decano de la entidad, Sigfrido Herráez. Apunta, además, que los encargados de ejecutar este plan deberían ser los propios arquitectos, que son los especialistas. Herráez además recuerda que la unificación de las antenas ya se intentó hace tiempo. "En el 95 nosotros ya intentamos unificar las antenas, pero no hubo éxito, se han hecho cosas menores, sí, pero hay que ser más contundentes en temas como la eliminación de la cartelería o iluminación de algunos locales que no encajan con la estética del lugar".

Actuaciones ya hechas

No obstante, a la espera de la licitación y redacción del plan, el Ayuntamiento de Madrid ya ha impulsado una serie de actuaciones en la plaza para su preservación. Entre ellas, la regularización del Mercado de Filatelia y Numismática, además de prohibir cualquier tipo de evento en el espacio histórico, a no ser que tengan una consideración "muy singular" y sea de carácter cultural. A la batería de medidas se suma un Plan de Disciplina Urbanística para aquellos locales que infringen la normativa y un plan de limpieza de las columnas.

placeholder Una persona disfrazada de oso intenta conseguir alguna propina. (Reuters/I. Infantes)
Una persona disfrazada de oso intenta conseguir alguna propina. (Reuters/I. Infantes)

Aún así, los vecinos señalan que unos de los principales problemas a los que se enfrentan es la limpieza. En las zonas próximas a la plaza se acumula "la suciedad, orina y malos olores", señala Rafael Molina, un comerciante del barrio. "Antes pasaba prácticamente todos los días un camión cisterna para limpiar con agua a presión y detergente, después empezaron a venir solo una vez al mes, ahora, si le soy sincero, si veo alguno, me sorprende", añade.

Otro de los puntos clave de las demandas de los vecinos es la calle del Arco del Triunfo, un acceso a la plaza desde la calle Mayor, que según denuncian está "totalmente desatendido y con un aspecto pésimo". Además, es la entrada al parking de residentes (180€/mes) y los turistas, con lo que el flujo de personas es considerablemente alto. "Ambas cosas son compatibles, un plan que busque la mejora de la zona en un futuro y medidas que se centren en los problemas actuales, que no pueden esperar", pide otra vecina. El consenso general entre los vecinos es precisamente ese: la importancia del Plan Director para la conservación del espacio, priorizando la armonización de todos sus elementos y asegurando la calidad de vida de sus habitantes, pero también dar una solución a los problemas del día a día.

El Ayuntamiento de Madrid se comprometió a principios de año a redactar un Plan Director para la Plaza Mayor, una herramienta que servirá de guía para todas las acciones futuras en el monumento. Se trata de un estudio para conocer en profundidad la realidad del conjunto arquitectónico y un elemento clave que ayudará a conservar la zona. El proyecto busca el "bienestar" del enclave para el largo plazo, con el principal objetivo de conservar uno de los lugares de referencia de la capital, con diferentes puntos esenciales y otros que aún quedan por desarrollar. Desde el Ayuntamiento avanzan que "la licitación para la restauración de la Plaza Mayor debería estar lista para el último trimestre del año".

Ayuntamiento de Madrid Administraciones Públicas Patrimonio
El redactor recomienda