Es noticia
Menú
La paradoja de los incendios: 200.000 hectáreas arrasadas, pero no es una emergencia extrema
  1. España
  2. Madrid
cambiaría la dirección operativa

La paradoja de los incendios: 200.000 hectáreas arrasadas, pero no es una emergencia extrema

Ni los fuegos forestales, ni la nevada Filomena, ni el volcán de la Palma han conseguido que en España se ascienda al nivel 3 de peligrosidad. Los expertos explican el por qué

Foto: Un bombero en el incendio de Castrelo de Miño, en Ourense. (EFE/Brais Lorenzo)
Un bombero en el incendio de Castrelo de Miño, en Ourense. (EFE/Brais Lorenzo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La fuerte ola de calor, los cambios de viento y el secano de los montes y el cambio climático han hecho mella en el territorio español. En las últimas semanas, han ardido más de 200.000 hectáreas de terreno, se han desalojado más de una treintena de localidades y se han registrado desperfectos en infraestructuras, casas, otras propiedades y en el medio ambiente. Los fuegos fueron catalogados, como máximo, con un nivel 2 de peligrosidad, un escenario en el que cada comunidad mantiene sus competencias pero con la posibilidad de solicitar refuerzos al Ministerio del Interior.

Ningún incendio forestal ha subido jamás a nivel 3 en España, aun tratándose del país de la Unión Europea con más terreno calcinado a causa de los fuegos este año. Durante las últimas semanas, algunos vecinos, profesionales y miembros de las Administraciones públicas se han preguntado qué más tiene que pasar para que estas situaciones sean consideradas como emergencias nacionales. La nevada de Filomena en Madrid y la erupción del volcán de La Palma, dos de los fenómenos más llamativos de los dos últimos años, tampoco llegaron a pasar nunca del estadio 2.

Foto: Un bombero en el incendio de Valdeorras (Ourense). (EFE/Brais Lorenzo)

En el caso de La Palma se pasó de nivel 1 (competencia del cabildo) a 2 (competencia autonómica) para poder pedir refuerzos a Interior, especialmente a "la UME e hidroaviones", según fuentes del Gobierno canario. Solicitar el segundo escalón, por tanto, es el camino más sencillo para conseguir esos recursos del Estado que el nivel 1 no permite sin tener la necesidad de ceder las competencias.

Pero para algunos estas explicaciones no son suficientes. El fuego de Cebreros de la semana pasada, en la provincia de Ávila, fue catalogado por el director técnico de Extinción, Ángel Iglesias, como "absolutamente impredecible". El alcalde de la localidad, Pedro José Muñoz González, considera que "cuando un incendio pasa a considerarse como inabarcable, estás declarando tu incapacidad y asumes que es inabordable para ti". Pero ningún episodio de Castilla y León fue declarado nivel 3, a pesar de que en lugares como Losacio, en Zamora, ardieron más de 30.000 hectáreas. Muñoz también argumenta que "las Comunidades Autónomas con amplios espacios forestales deberían contar con medios anfibios".

Foto: Vista de la zona del monte calcinada en Cebreros. (A. F.)

Un bombero forestal de Castilla y León que, según relata a este periódico, casi es alcanzado por las llamas por un fuerte cambio de viento durante su intervención en el incendio de Cebreros, ya controlado, mantiene que "tendría que haber sido un nivel tres desde el lunes por la tarde" porque "era una locura".

A propósito del caos de las últimas semanas, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, solicitó el pasado martes que se convocase una Conferencia de Presidentes monográfica para que se hiciese "una reflexión nacional de lo ocurrido", según fuentes de su gabinete.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno. (EFE/Mariscal)

De hecho, en la reunión del pasado jueves en Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los barones del PP de Castilla y León, Galicia y Andalucía, este fue uno de los temas a debate y puntos calientes de la cita. Pedro Sánchez aprovechó para recriminar a Alfonso Fernández Mañueco la ausencia de un plan anual de prevención de incendios, mientras que el presidente regional mantuvo que algunos de los fuegos de la península se han tratado como consecuencia de cambio climático, mientras que los ocurridos en Castilla y León se achacan a una mala gestión de los recursos.

Los niveles de emergencia a nivel nacional y su peligrosidad se establecen en el artículo 28 de la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil, que dicta lo siguiente: [son emergencias de nivel nacional] "1. Las que requieran para la protección de personas y bienes la aplicación de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, reguladora de los estados de alarma, excepción y sitio. 2. Aquellas en las que sea necesario prever la coordinación de Administraciones diversas porque afecten a varias Comunidades Autónomas y exijan una aportación de recursos a nivel supra autonómico. 3. Las que por sus dimensiones efectivas o previsibles requieran una dirección de carácter nacional".

placeholder Un bombero de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) en Tábara y Losacio, en Zamora. (Reuters/Isabel Infantes)
Un bombero de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) en Tábara y Losacio, en Zamora. (Reuters/Isabel Infantes)

Fuentes del Ministerio de Interior aseguran que para iniciar el protocolo de actuación de emergencia extrema las Comunidades Autónomas deberán de solicitar su intervención previamente. De ser así, las competencias pasarían a formar parte del Gobierno central con sus propios servicios de emergencia en la dirección operativa. Si esto ocurriese, la Unidad Militar de Emergencias (UME) cuenta con su propio 'modus operandi' "de más de 200 páginas".

Existen multitud de variables a la hora de catalogar la peligrosidad de un incendio; no solo cuentan las hectáreas

Esto también queda reflejado en el Plan General de Emergencias de Protección Civil, donde se explica que "la situación operativa tres se activará con la declaración de interés nacional de una emergencia. En las emergencias de interés nacional, la Dirección Operativa de la Emergencia se encomendará por la persona titular del Ministerio del Interior a la persona titular de la jefatura de la Unidad Militar de Emergencias, salvo que la misma no fuera desplegada en atención a la naturaleza de la emergencia".

Un técnico de la Junta de Castilla y León explica a este diario que, a efectos prácticos, lo que cambiaría sería la "dirección" operativa, pero no la operativa en sí misma. "Los bomberos, el helicóptero, las mangueras… seguiríamos todos aquí", señala. Además, explica que hay que tener en cuenta que existen multitud de variables a la hora de catalogar la peligrosidad de un incendio; no solo cuentan las hectáreas. Por ejemplo, un fuego puede parecer pequeño, pero al propagarse sobre pasto, puede extenderse mucho más.

placeholder Una bombera en el incendio de Castrelo de Miño, en Ourense. (EFE/Brais Lorenzo)
Una bombera en el incendio de Castrelo de Miño, en Ourense. (EFE/Brais Lorenzo)

También hay que tener en cuenta las infraestructuras de alrededor. "Un incendio puede tener grandes dimensiones, pero no estar cerca de personas, bienes e infraestructuras", continua, "un fuego pequeño se considera más peligroso que uno más extenso si se desarrolla cerca de un campamento infantil, por ejemplo".

Montse Román, jefa del servicio Protección Civil y Atención de Emergencias del Gobierno de Canarias, explica que "el hecho de que ardan 200.000 hectáreas no tiene que ver con que la gestión de la emergencia sea estatal, sino que se declare zona catastrófica y recuperación como zona afectada 'a posteriori'. Para que una emergencia sea considerada nivel 3 se tiene que declarar como una emergencia de interés nacional".

Foto: Incendio en Artesa de Segre, en Lleida, el pasado día 15. (EFE/Ramón Gabriel)

En el año 2017, se declararon en solo dos días 19 incendios que ascendieron a nivel 2 en Galicia. Hace dos semanas, la situación en Extremadura mantenía a medio país en vilo y desde la Junta aseguran a El Confidencial que nunca barajaron ascender de rango. Nada de esto sorprende a Román, que apunta que "para que la competencia sea estatal debe existir un riesgo nuclear o bélico o que afecte a varias Comunidades Autónomas o no se dispongan de los medios necesarios. En los incendios de Cataluña muchas veces participan bomberos franceses por solidaridad, y nunca se ha declarado nivel 3".

"El peligro es el incendio, que multiplicado por la vulnerabilidad, te da el riesgo", detalla. Por eso la extensión no es la única variable en juego. "La única vez que he visto un nivel 3 ha sido en simulacros de accidentes nucleares. Si ocurriese una emergencia en la Central Nuclear de Ascó (Tarragona), sí se pondría la UME al frente".

La fuerte ola de calor, los cambios de viento y el secano de los montes y el cambio climático han hecho mella en el territorio español. En las últimas semanas, han ardido más de 200.000 hectáreas de terreno, se han desalojado más de una treintena de localidades y se han registrado desperfectos en infraestructuras, casas, otras propiedades y en el medio ambiente. Los fuegos fueron catalogados, como máximo, con un nivel 2 de peligrosidad, un escenario en el que cada comunidad mantiene sus competencias pero con la posibilidad de solicitar refuerzos al Ministerio del Interior.

Incendios Castilla y León Cambio climático
El redactor recomienda